Mundo Indómito: Glen and Tyler, la saga gay de John Sanders


Por Antonio Capurro

Se llama John Sanders, tiene 48 años, es autor de "Glen and Tyler" una saga en la misma línea de las clásicas novelas románticas, con la única diferencia en que los protagonistas son dos hombres. J.B, nombre con el que ha firmado sus libros, no es un escritor famoso aunque le encantaría serlo y vivir de sus novelas. Y no pensar en que mañana será otro día de trabajo en la oficina de informática de la universidad. Nada que ver con su verdadera pasión: la literatura.

La inspiración para escribir Glen and Tyler apareció en el año 2009 cuando leyó un libro que tenía eso que él llama “La maldición gay", es decir mostrar las relaciones del mismo sexo como una tragedia. Nada que ver con él, ya estaba harto de ver que las parejas gay no podían ser felices. John quería mostrar felicidad no drama.

De niño ya imaginaba historias con dos chicos, fantasías con las cuales soñar un poco en medio de tanto ambiente conservador. Y es que vivir en un pueblo rural no fue nada fácil, ¿dónde podría encontrar otros chicos como él? Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que llegó a la universidad. Lo irónico fue que años después al reconectarse con sus compañeros de colegio supo que sí había más gays en el salón de clase. 


Por Antonio Capurro

Con Glen and Tyler encontró un gran público gay dispuesto a leer sus libros, pero también un grupo heterosexual de mente abierta con los cuales logró mucha empatía. Y eso que todavía no ha realizado una firma de autógrafos para que sus fans puedan conocerlo en persona y conversar con él en vivo, mientras tanto goza de las buenas reseñas que han sido más que positivas por parte de los medios de temática LGBT.

“Pienso que a la gente le gusta ese tono suave y el humor de Glen y Tyler, en mi estilo trato de hacer que los diálogos sean concisos. Además la construcción de los personajes es positiva. El primero de los libros tiene 321 páginas, el segundo 295 y el tercero 197. Glen and Tyler tienen mucho de las películas de James Bond, espías, viajes, suspenso, romance y cosas como esas, y por supuesto un poco del genero de las novelas inglesas de misterio que a mí me encantan. El primer libro gira en torno a su luna de miel, en el segundo se enteran que Tyler es millonario y dueño de un castillo en Londres y el tercero la historia se desarrolla en la romántica París”.

Cada libro le tomó alrededor de un año. Primero escribe las escenas que se le vienen a la mente, posteriormente trata de conectarlas y eso le toma un poco más de tiempo. Una vez que tiene el borrador su grupo de amigos editores hacen la corrección. En Glen and Tyler la aventura y el romance son dos aspectos muy presentes en la trama donde la pareja muestra un rol positivo, monógamo y feliz.



“Mi intención es mostrar un buen retrato de una pareja gay, que es una de las principales razones por las cuales escribí estos libros, que sea un ejemplo que otros puedan seguir, y me atrevo a pensar que estoy ayudando a desterrar las etiquetas que siempre nos han enganchado. Pienso que la mejor forma de saber si alguien es gay o bisexual es mirarle directamente a los ojos, así puedes descubrir lo que realmente le atrae por cómo mira”.


A John le gusta el tema erótico y siendo un fiel admirador del ilustrador Michael Broderick, cuyo arte influyó en sus novelas, no dudó en hacer una colaboración. Así hicieron Glen and Tyler vs. Gay Kamasutra y Just Married, que contienen textos y dibujos solo para adultos. 

El sueño de John es que en la saga pueda convertirse en una serie de HBO en donde Matt Bomer, el mismo de Magic Mike XXL haga deTyler. El que la sigue la consigue, dicen.

Acaba de terminar el cuatro libro de la saga titulado High Seas y se encuentra explorando ideas para la quinta entrega. Entretanto sigue dándose tiempo para leer un montón, en especial Tolkien, disfrutar juegos de mesa con sus amigos, pasar el rato en la computadora o viendo películas de misterio de la BBC de Londres, que su rutina para él es todo menos aburrida. De hecho que tendremos Glen and Tyler por un largo tiempo, hasta que John se canse de escribirla, lo cual esperamos que nunca suceda.

Comentarios

Entradas populares