El regreso de JimmyHitch: Sexo a media luz

Lo he leído en los libros, lo he visto en algunas escenas de películas y también lo he escuchado en comentarios de amigos. ¿A qué se debe el placer de tener sexo a oscuras? ¿Es más tentador? ¿Se liberan mucho mejor los deseos y la imaginación? ¿Hay una mejor respuesta sexual o estimulación? 

Claro si estamos en verano no desearemos más luces sino un ventildador, pero es bien cierto que en los tiempos de nuestros abuelitos las parejas heterosexuales solían apagar las luces debido al miedo a observar sus cuerpos, allí no existía lo de colocar un espejo sobre la cama o examinarse de pies a cabeza, la tradición pesaba mucho y la religión enseñaba a no mostrar porque era pecado exhibirse. Así que todo tenía que ser en silencio y cero luces. Vaya que sabían del ahorro de energía.

Entonce ¿somos los gay más liberales? No se puede negar que hoy en día ya no queda mucho a la imaginación porque lo visual pesa más y queremos ver no ocultar, no queremos cerrar las cortinas queremos que nos vean; sin embargo en medio de tanto derroche no sería una mala idea tratar de provocar nuestros sentidos con algo diferente y excitante como friccionar, palpar, rozar, oler, saborear y escuchar a nuestra pareja. Cuando estés con él en la cama, cierra los ojos por un rato y explora todo sin miedos ni excusas. 

Quizá esto introduzca cambios en tus relaciones sexuales para mejor y eso es bueno. Así puedes ir a la zona de lo desconocido, lo misterioso, lo animal. Siéntete puramente sexual, deja que salgan tus fantasís. Entre las sábanas vas a estar en contacto con sus formas, le oíras gemir o jadear, saborearás el olor de su piel lamiendo o succionando, y todo eso será un festín. Tampoco es que todo esté a oscuras, puedes comprar velas aromáticas y lograr un ambiente romántico de esencias; puede que funcione quitarle las ropas una a una de a pocos o de forma audaz arrancándolas. 

Sin embargo, no deben olvidar tener a la mano los condones y el lubricante. O de repente este juego de a media luz sea propicio para jugar con el bondage o las vendas, atarlo o que te aten a la cama, si es que son de los que les gusta hacer algo más audaz.

Estoy seguro que encontrarán mucha diversión y nuevas formas de mantener el fuego sexual, solo imagínense estar tendidos boca arriba o boca abajo a la espera de lo que te haga tu pareja; aunque para llegar a este nivel deberán tener una confianza plena y en la que todo sea previamente consentido. Porque de lo contrario no es un juego limpio.

Ahora a apagar las luces y listos para la acción.

Comentarios

Entradas populares