EL CLOSET ABIERTO: El deporte fuera del closet con Juan Pablo Morino


Por Antonio Capurro


Los días 25 y 26 de marzo Lima será la sede de un encuentro con el deporte y la diversidad cuando se dé inicio a la I Copa Integración de Fútbol, un encuentro de fútbol internacional con equipos gay de Argentina, Chile y Perú, conversamos con Juan Pablo Morino, uno de los entusiasta organizadores del evento, arquitecto, activista gay argentino, CEO en GLISA CSA Latinoamérica (Asociación Internacional de Deportistas Gays y Lesbianas) y Secretario General en GAPEF (Gays apasionados por el fútbol) que promueve la diversidad mediante el deporte y la cultura.

¿Cómo va el evento, cuándo se realiza, quiénes son los organizadores y cómo así decidieron hacerlo en nuestro país? 

Sí, GLISA auspicia y ayuda en la organización de la Copa Integración, que la lleva a cabo una comisión compuesta por los referentes de los equipos gays de Lima. Hasta el momento confirmaron su participación equipos de Chile (3), de Argentina (2), 6 equipos de Perú y es posible que se sume un equipo colombiano, completando así las 12 plazas. El evento ya tiene fecha, 25 y 26 de Marzo, la modalidad es fútbol 7 y las canchas, ubicadas en el barrio de Lince, serán de césped sintético. Hasta 2014 sólo Argentina, Chile y Uruguay habían tenido eventos deportivos latinoamericanos. Desde entonces, fue mi prioridad el contacto con organizaciones deportivas de otros países para ampliar ese abanico de visibilización y es así que en la reunión de Buenos Aires de noviembre de ese año se propuso a México y en Junio de 2015 a Lima y Florianópolis para ser sedes de futuros torneos, y está sucediendo: Copa DiverMex 2015, Copa Integración 2016 y Floripa Diversity Games 2016.



El grupo de Gays Apasionados por el fútbol se fundó el 17 de julio de 2010, sólo dos días después de haberse aprobado en el Congreso argentino la ley de matrimonio igualitario, desde ese año a la fecha ¿cuál ha sido la acogida del público gay, crees que ayudó a crearse un eje vinculante para las personas del movimiento LGBT argentino a partir del deporte? 

GAPEF, organización por la cual ingresé al activismo LGBT hace casi 4 años atrás, ha sido de excepcional acogida, no sólo en el ámbito gay, sino también en el lésbico, trans e incluso heterosexual. Hasta 2010 en Argentina existían otras asociaciones, como Dogos, SAFG y ADAPLI, que promovían el deporte gay, pero el salto cuantitativo y cualitativo se dio con el nacimiento de GAPEF, que se inició con 9 miembros y hoy llegan a superar los 250, sólo en Buenos Aires, ya que tiene filiales en Rosario (Arg) y Bogotá (Col). Junto a Cóndores Chile y Uruguay Celeste Deporte y Diversidad, ambas fundadas en 2006, llevó a cabo los primeros eventos deportivos latinoamericanos. El deporte incluye, crea lazos de compañerismo, de responsabilidad, de defensa de derechos elementales. Hace tres torneos que en GAPEF juega un equipo de chicos en situación de calle, en calidad de invitados. ESTO ES INCLUSIÓN.

Sin lugar a dudas Argentina es pionera no solo en el tema del logro por la igualdad de derechos sino también en el deporte la diversidad, siendo así que en el año 1997 nace el primer equipo deportivo gay argentino llamado Los Dogos, que sigue en vigencia y fue el primer ganador del mundial de fútbol gay del 2007. A partir de allí surgen otros como el SAFG (Selección Argentina de Fútbol Gay), ¿cómo se han integrado los jugadores de los diferentes equipos?


Claro, Los Dogos nace en 1997 y fue por muchos años el único equipo gay argentino. Diez años después de su creación, IGLFA le da la responsabilidad de organizar el mundial de fútbol en Buenos Aires. Allí logran vencer a Inglaterra en la final y conseguir el campeonato. Como desprendimiento de Los Dogos, mejor dicho de la DAG (Deportistas Argentinos Gays), nace la SAFG, como segundo equipo representativo argentino a nivel mundial. Y tres años después, GAPEF. Cabe aclarar que Dogos y SAFG son equipos, mientras que GAPEF es una liga en la que participan 20 equipos LGBT, como Morena Boys, Pink Rage, Sónicos o Cóndores, entre otros, y también varios jugadores de Dogos y SAFG.

En el GAPEF ¿cuál es el proceso de acompañamiento que llevan los jugadores que desean formar parte de la asociación? ¿existen algunos requisitos? No hay requisitos. No se le pregunta al jugador cuáles son sus preferencias sexuales o la identidad con la que se identifica, no hay límite de edad, todos pueden ser parte, en cualquiera de sus deportes, ya sea fútbol, vóley o pádel. Se pueden acercar individualmente a los recreativos o presentar equipo armado. GAPEF ya ha organizado en su corta vida, torneos locales, nacionales y latinoamericanos.

¿Alguna vez han tenido o tienen miembros heterosexuales, que se han acercado para ser parte del equipo? 


Sí, amigos o hermanos de jugadores gays han llegado primero. Y éstos han invitado a otros, que se han sentido cómodos, y siguen participando, incluso vienen sus esposas a acompañarlos.

Además de las actividades propiamente deportivas también realizan otras de carácter social y activismo como la marcha del orgullo o el I encuentro de Diversidad e Inclusión, ¿cómo se vivió la transición de reunirse para jugar al fútbol entre gays, a convertirse en una asociación que impulsa actividades inclusivas tendientes a 

defender el derecho a la libre orientación sexual, a qué se debió el cambio? 

Se dio naturalmente. Al principio, terminaban los partidos, y cada uno se iba para su casa. Eran pocos. Pero el crecimiento exponencial generó vínculos de amistad que desembocaron en fiestas, viajes y desde hace 2 años la participación activa en la comisión organizadora de la Marcha del Orgullo. El Encuentro de la Diversidad y el Torneo Nacional por la Inclusión se desarrollaron conjuntamente con organizaciones de DDHH que nos ayudaron mucho en nuestros inicios, como 100% Diversidad y Derechos, la FALGBT y el INADI.

¿Piensas que el deporte en Argentina es menos homofóbico que haca diez años y específicamente en los camerinos de fútbol un jugador tienen más chance de ser
quien verdaderamente es o todo lo contrario? 

El fútbol es extremadamente machista, todavía no ha cambiado mucho en las tribunas. Sigue habiendo cánticos discriminatorios, y también xenófogos. Sí hay campañas o multas a los clubes por estas actitudes, pero todavía no han sido significativas. En los camerinos los jugadores no ocultan sus preferencias sexuales, pero sí lo hacen ante el público.

¿Las asociaciones deportivas argentinas o de fútbol se han aproximado para hacer algún tipo de sinergias con ustedes? 


Asociaciones deportivas no LGBT, sólo hemos tenido contacto con Hecho Club Social, y el INADI nos está gestionando un partido contra River Plate, pero no se ha concretado nada todavía. Repito, la sociedad futbolística es machista por naturaleza y va a costar mucho entrar.

En estos tiempos de crisis, ¿cómo han hecho para la obtención de fondos y recursos para los eventos? 


Afortunadamente en Argentina, tanto el gobierno municipal de Buenos Aires, como el gobierno nacional y el INADI, siempre han colaborado con nosotros.

Después de seis temporadas y haber participado en torneos nacionales e internacionales, ¿cuál es tu diagnóstico sobre la inclusión a través del deporte, hay más avances que retrocesos? 


Todo es avance. En poco menos de 6 años, GAPEF ya ha organizado 11 torneos locales, 2 nacionales y 3 latinoamericanos. El 5 de marzo arranca el 12do. Hemos tenido buena acogida en lo clubes de barrio, en las redes sociales, y en las familias.


¿Cómo va la formación de equipos con respecto a la demanda de otros deportes como rugby, hockey, padel o vóley? 

En vóley hay 4 organizaciones LGBT porteñas que lo practican, pádel sólo GAPEF, rugby y hockey sólo ADAPLI. En Argentina el fútbol es la vedette, pero ha habido demanda de otros deportes, incluso natación y tenis, que se están canalizando con vistas a los Juegos Mundiales de Miami 2017.

¿De qué forma manejan la discriminación dentro de los propios equipos gay, se da
mucho? 

La discriminación no es excluyente al heterosexual. Dentro de la comunidad LGBT también la hay, se cuestiona de manera peyorativa la femineidad de las lesbianas, el rol sexual de los gays y trans, todo... Se recomienda no incentivar esto pero a veces, en momentos calientes del partido, se hace incontrolable.

Háblanos acerca de ti ¿cómo surge este gusto o afición por el deporte?


De chiquito mi papá me llevaba a la cancha a ver a Gimnasia, en mi La Plata natal, lo que me hizo amar al deporte. Durante 3 años practiqué básquet en el Club Universal, pero a los 10 años, y con una altura baja para esa disciplina, opté por el fútbol. Jugué en Brandsen, un equipo del barrio donde nací, y por supuesto en el parque Castelli. Después hice natación, jugué tenis, pádel y recalé nuevamente en el fútbol y de ahí no me fui. Me desempeño mejor en cancha grande, soy lateral izquierdo, no tengo tanta habilidad como para fútbol 5. Por eso mis medallas las conseguí en fútbol 7 (3er puesto, Copa DiverMex, México) y en fútbol 11 (campeón, Copa Perla del Norte, en Antofagasta, Chile).

¿Cómo has logrado conjugar tu profesión de arquitecto con tu pasión por el fútbol y el activismo? 


Trabajo hace casi 7 años para la misma empresa. Ellos me dan muchas libertades, no sólo para participar en eventos en el exterior segmentado indefinidamente mi período vacacional, sino también con salidas tempranas o ausencias circunstanciales. Eso sí, el día primero les dije que era gay, y así me quisieron.

¿Tuviste problemas al salir del closet, de qué manera viviste ese proceso, fue difícil aceptarlo por parte de tu familia? ¿Alguna vez fuiste víctima de discriminación o fuiste testigo de ello? 


A los 17 años, en febrero de 1995, tuve mi primera experiencia homosexual, pero a escondidas, sólo él y yo lo sabíamos. Empecé a salir a bailar a discos gays, pero también lo hacía a escondidas, mintiendo, incluso en épocas donde la policía efectuaba "razias". A los 21 años empecé a salir a lugares nocturnos de Buenos Aires, a solo 50km de mi casa, y sólo 11 meses después conocí a mi primera pareja. Con él nos veíamos sólo los fines de semana, y yo le seguía mintiendo a mi familia, les decía que estaba saliendo con una mujer. Hasta que un día me envalentoné y le conté a mi mamá. Sólo a ella. Pero mi pareja era maquillador, muy abierto y fuera del closet y ya no quería esconderse, por lo que un día lo citó a mi papá y le contó. Yo casi "lo mato", no podía creer lo que había hecho. Al tiempo me di cuenta que me había facilitado la vida. Mis amigos seguían sin saber, hasta que un 31 de diciembre, en pleno festejo de fin de año, y yo ya en pareja con otro pibe, me animé y les conté. Ahí saqué mi último pie del closet.

¿Cuándo no estas en cuestiones del GAPEF, qué otras actividades o hobbies te llaman la atención? 


Me dedico 100% al activismo LGBT, tanto a nivel local, como latinoamericano. Pero mi segunda actividad es viajar. Me encanta conocer nuevas ciudades y culturas.

Argentina es un país donde la igualdad LGTB se ha dado en forma casi completa, ¿qué otros logros o luchas dentro de la agenda todavía quedan? Qué es lo mejor de la movida gay en Argentina, ¿qué le recomiendas a los peruanos?
 


Sí, hubo muchos avances, como el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género, la ley de fertilización asistida, la triple filiación, pero falta todavía, principalmente para la comunidad trans. Ellxs son los que precisan más contención del estado. Falta eliminar el machismo, el sexismo, la xenofobia, y ante todo SEPARAR AL ESTADO DE LA IGLESIA VATICANA. A los peruanos (en Perú, ya que hay muchos acá viviendo, y varios son amigos) les recomiendo experimentar la libertad que brinda una ciudad gay friendly como Buenos Aires. No sólo la vida nocturna, sino la diurna, la cartelera cultural, la historia, los parques, la amistad y mate.

¿Qué jugador del fútbol argentino y a nivel mundial te parecen los más sexy o atractivos? 


Recuerdo que hace unos años atrás se hizo una encuesta, y la ganó un jugador del equipo del que simpatizo: Franco Niell. Y estuve de acuerdo, pero realmente hay muchos lindos. Yo prefiero la rusticidad, no me gustan los metrosexuales como Beckam o Ronaldo, prefiero al Kun Agüero o Ezequiel Lavezzi, y si tengo que elegir de otro país, me quedo con los griegos.

¿Qué expectativas para el evento en Perú? 

Las mejores. Es plena campaña presidencial y espero que se difunda (no uso la palabra "viralice" porque es estigmatizante) y visibilice de tal manera el torneo y la reunión de organizaciones culturales y LGBT programada, que los candidatos deban expresarse al respecto. 

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, muy linda entrevista, interesante... Nos vemos en 20 días... Juan Pablo Morino

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares