De miembros y tamaños, engrosamiento peneano en el Perú

¿Acaso nunca te has preguntando y si la tuviera más gruesa? ¿No me sentiría mejor? ¿No atraería más a otros hombres? Todo hombre desea verse mejor cuando está desnudo o rendir mejor en la cama, razón por la cual en los últimos tres años se ha triplicado el número de hombres que recurre a la cirugía para aumentar el tamaño de su pene o lo que se denomina engrosamiento peneano, un procedimiento que ya se hace en el Perú felizmente.

El hombre peruano no posee bajo sus pantalones un pene de grandes dimensiones como si es el caso de hombres europeos o americanos, aunque 90% de los que llegan al quirófano tiene un miembro normal (llámese uno que tenga en promedio entre 10 y 14 centímetros de largo, y 10 centímetros de circunferencia), debemos recordar que todo miembro viril posee un tamaño variable según sea su estado de reposo o erección. El engrosamiento peneano se hace por razones estéticas como parte de la urología estética masculina.

Según el Dr. Saldaña, urólogo especialista en el tema se considera perfectamente funcional un pene que mida más de 11 centímetros de longitud en erección y llegue a los 7.5 centímetros de circunferencia. Afirma que los riesgos que corre el paciente en una cirugía de aumento de pene van en relación directa con la capacidad de su cuerpo de no rechazar el material, el cuidado posoperatorio y la habilidad del cirujano. “Durante el 2015 se realizaron 80 cirugías de este tipo en Urozen, con una tasa de complicaciones del 1.5%. La mayoría de cirugías de engrosamiento fueron hechas con productos laminares, que permiten que el efecto sea duradero en el tiempo. Se suelen practicar cirugías de largo y ancho en un solo acto operatorio”.

Saldaña Gallo agrega también que la mayoría de veces el problema está en la percepción que el varón tiene de él: desea esta cirugía para mejorar su confianza en sí mismo. Hay que tener mucho cuidado en estos casos, ya que muchos pacientes sufren de dismorfia, enfermedad donde el varón siempre tiene la percepción de que su pene es pequeño por más que se le aumente.

RECUERDA: La mayoría de penes solo pueden aspirar a un aumento quirúrgico de 3 cm de longitud en erección y 2 cm en la circunferencia. Aumentos mayores son peligrosos y no se recomiendan.

Hay pacientes que nacen con un pene pequeño, por fallas de la naturaleza y por penes pequeños llamamos a aquellos que por su extensión están por debajo de los nueve centímetros, que genera un trauma sicológico a los hombres para poder manejarse frente a una eventual relación y satisfacer a su pareja, nadie que desea llevarse al otro a la cama dirá que la tiene chica.

¿Cómo lo hacen? Esta operación requiere ponerse en manos de expertos. Hay técnicas distintas para el engrosamiento peneano: los renegadores dérmicos donde se inserta un material líquido (grasa licuada de liposucción, metacrilato o ácido hialurónico); laminado (como un vendaje); con un injerto de la grasa corporal en bloque, alloderm y belladerm, también colocan sustancias de relleno por debajo de todas las capas de la piel del pene, para no alterar su sensibilidad.

Existe otro procedimiento quirúrgico que consiste en colocar partes de piel orgánica de entre 10 a 12 centímetros, las cuales se cortan en tiras para poder ser incorporadas al miembro en un proceso donde luego el organismo las hace propias absorbiéndolas sin provocar ningún tipo de rechazo. Lo primero que se hace es abrir el pene, se corre el prepucio, se forra con esta piel orgánica a base de colágeno, se le coloca unos puntos, se corre de nuevo el prepucio quedando el paciente inhábil por treinta días para tener relaciones sexuales, aunque al término de 40 minutos el pene lucirá más grueso, ¿estás listo?

¿Qué etapas debes pasar antes del engrosamiento peneano? Porque no se trata de abrir, poner y cerrar, lo primero es una inspección física del miembro para determinar el tamaño y las condiciones en que éste llega, el paciente tiene tres razones para hacerse esta operación, por razones congénitas (nació así), una mala praxis (mejor no pensemos en el aceite de avión) que haya dejado a tu pene con jorobas (que Dios nos coja confesados) o que no obstante de jugar en las ligas intermedias considere que su pene no tiene la medida exigida. Hecho esto un sicólogo confirmará si está satisfecho o es un candidato potencial para el engrosamiento peneano que es un procedimiento irreversible.

En el año 2008 se empezó con este procedimiento buscando un producto que reemplazara la dermis y epidermis de los pacientes quemados que eran tratados originalmente con piel de cerdo, los primeros que hicieron este tipo de cirugías encontraron firma que producía piel cadavérica de los difuntos que se removía, trataba, congelaba, liofilizaba y despachaba.

No cabe duda que para muchos hombres gay su felicidad es directamente proporcional al tamaño de su pene. Algunos doctores consideran que existe un poderoso segmento gay peruano dentro o fuera closet que ya ha pensado en hacerse esta cirugía, nos cuenta que los pacientes no solo se han ido muy contentos, sino que ahora tienen una vida sexual recargada. Ahora solo tienes que echarle un ojo a tus ahorros y pagar alrededor de 4000 dólares para que tu pene se luzca cuándo, cómo, dónde y con quien quieras.

Enlaces:

http://cirugiacosmeticapeniana.blogspot.com/

http://urologiaperuana.blogspot.pe/2010/07/engrosamiento-peniano-el-uso-del.html


Comentarios

Entradas populares