El Closet Abierto EN BARCELONA: JAVIER CORRALES


¿Qué tienen en común España y Perú? De hecho que encontrarán varias similitudes empezando por el idioma, aunque si eres gay o lesbiana o bisexual o transexual sabrás que en Perú la igualdad de derechos todavía representa una lucha mientras que en la península ibérica la comunidad LTGB ha logrado varias conquistas. Javier Corrales lo sabe muy bien, él se mudó por allá en el año 2013 y siente que fue la mejor decisión. Su primer destino no fue España sino Alemania, ahí en la región de Franconia en una ciudad con estilo medieval donde consiguió una beca como médico, una oportunidad imperdible para un joven doctor como él con todas las ganas de seguir avanzando en su carrera profesional, aunque significase hacer un alto a su gusto por la música y la actuación (sus otras dos pasiones) en Perú, para ese entonces Javier había aparecido en Rojo Fama Contrafama un programa televisivo, que duró solo tres meses en la pantalla chica, producido por Ricardo Morán.

Al inicio le chocó un poco porque no conocía a nadie y todo era nuevo para él, la ciudad alemana de 5000 habitantes era un lugar con gente muy difícil de tratar además que una sociedad bastante conservadora. Además, el sistema alemán en el campo de los estudios de Medicina es muy diferente al peruano así que a Javier, quien ya tenía experiencia previa de dos años como médico residente, le fastidió estar constantemente supervisado y ser cuestionado en casi todo y hasta atacado porque el idioma germano es muy tosco, pero como él mismo dice "son cosas que pasan y uno tiene que seguir adaptándose al cambio". Ahí duró seis meses que fueron suficientes porque él quería ver más cosas en el tema de la rehabilitación vocal. 

En el plano artístico Javier siente que en Perú ya había llegado a un tope.

"Nunca tuve problemas para combinar ambas cosas, solo era cuestión de organizarme, siempre me saqué la mugre para que ninguna de mis labores interfiera con la otra, durante mi último año de internado con horarios de lunes a domingo, siempre asistí a los ensayos y las funciones de mi segunda obra profesional que fue West Side Story de Preludio en el Teatro Municipal, nunca he querido decepcionar a nadie en ambos lados, nunca hice talleres de arte, empecé como muchos en el colegio con las obras de la secundaria".


Recuerda que la primera vez que le propusieron cantar fue con sus amigos del colegio porque les faltaba un vocalista para la banca. Y él que les había advertido de no saber nada de canto tuvo que hacerlo y al final no salió tan mal. Luego de eso en el verano del 2006 una prima suya lo convenció para que la acompañe a unas audiciones de la obra musical que hacen todos los alumnos en el último año de secundaria y ahí estaba Javier escuchando a todos en plan lírico, él también hizo el casting que para sorpresa suya dejó boquiabierto a todo el mundo. Luego de ese primer verano regresó al año siguiente y así fue agarrándole el gusto al musical.



Por Antonio Capurro

En el año 2008 estando en el cuarto año de la universidad les pasaron la voz para estar en una banda, mientras en verano hacía los musicales. hasta que en el 2009 hizo su primera obra musical profesional "Rent" en donde tuvo un papel de ensamble con varios solos , la primera versión que se hizo en Lima. Ese musical fue protagonizado por Marco Zunino, quien se le acercó para decirle que le gustaba su voz y que se inscriba en el taller de canto e interpretación de Preludio de Denise Dibós, a lo que él obedeció. 

Al poco tiempo en el 2010 llegó otro ensamble en Amor sin Barreras donde ya estar con actores profesionales era un sueño hecho realidad. Ese año fue también el último de su internado en Medicina, así que decidió seguir con el taller de canto pero aunque le dijeron para que se integre a Hairspray, cuyas pre audiciones para el año 2012 ya se habían completado, tuvo que negarse para seguir completar su carrera como doctor. Le dijo que sí a Chicago, donde interpretó un papel importante. Y para Javier, cuya preparación en el terreno del arte era poca, fue un hito llegar hasta ese nivel. 

Javier lleva casi tres años al otro lado del Atlántico, ahora en Barcelona, desde entonces no solo ha ganado experiencia como médico sino también ha estudiado talleres de actuación, de piano, teatro, aprendiendo otras técnicas, workshops con actores importantes de Londres, explorando otros cambios y técnicas. Otorrino, terapeuta, profesor de canto, médico foniatra, este año regresó en febrero al Perú y dictó un master class como vocal coach en "Higiene vocal" con Preludio.

"Me siento más en armonía conmigo mismo, uno sale del Perú y rompe con esa burbuja, y te das cuenta de muchas cosas que no las veías en tu país, salir te da mucho mundo y darte cuenta de la realidad en la que estabas, darte cuenta que le dabas importancia a tonterías como el qué dirán o no puedo colgar tal cosa en facebook porque hay que ser más prudentes, la sociedad peruana es muy conservadora todavía, la verdad que en Lima no me conocía del todo, aquí he tenido mi momento de reflexión, nunca sentí que estuve reprimido del todo porque no había vivido lo que ahora aquí. En el Perú todavía no había salido del closet, fue un proceso bastante largo, primero abriéndome a mis amigos, poco a poco a mi familia, recién en el 2014 se los dije a mis padres con quienes no hubo ningún drama. Allá nunca fui claro, por ejemplo nunca dije no solo me gustan los chicos. Ahora me siento más maduro".

A los 20 años Javier ya había asumido por completo su orientación sexual, no fue un proceso difícil para él, no hubo mayor drama, poco a poco fue tomando valor y se lo contó a la gente que consideró importante. porque siempre necesites alguien que te escuche y apoye. En el mundo del teatro no tuvo que salir del closet porque ahí todo es más relajado, sonríe el contarnos que en ese caso es al revés porque es el hetero quien tiene que dejar el armario. Tiene muy en claro que su trabajo es su trabajo por eso lo cuidó siempre al punto que nunca se metió emocionalmente con nadie, ni en los hospitales ni en el teatro. 

Nunca salió en una marcha del orgullo en Perú porque al inicio tenía un poco de miedo porque recién se había asumido con su familia, prefería tener un perfil más bajo sin exponerse demasiado. 


Javier está alejado de lo que él llama la típica doble moral limeña donde todavía la gente se sorprende cuando alguien se asume como gay o lesbiana.

"Te doy un ejemplo. En Lima yo tenía el tabú de que si cruzaba las piernas era afeminado y te iban a decir algo, entonces todo tenía ser con las piernas abiertas tipo habla brother, en cambio aquí si cruzas la piernas bien y si no lo haces también. Uno puede vivir su sexualidad libremente con quien sea que estés saliendo, puedes cogerle la mano o darle un beso, es la liberta que deberíamos tener en todo el mundo. He estado en el pride de Hamburgo, Madrid y de Barcelona donde el día del orgullo es más una celebración, todo lo contrario en Perú donde no existe la igualdad de nuestros derechos. Y bueno desfilé con bividí y shorts porque es verano, pero hay gente que se viste de todo, hay que estar cómodos y yo no lo estaría en tacos, minifalda y maquillados (risas), o todo de látex. Aunque una vez con unos amigos me he traqueteado pero en casa de unos amigos de puro chongo. Yo soy bastante convencional en todo sentido, tampoco iría a una fiesta sadomasoquista, no es mi estilo". 

Puedes ver su cuenta en Instagram y seguir sus updates.

Comentarios

Entradas populares