Especiales Olimpiadas Río 2016: No te metas con los atletas del Grindr

Esta historia tiene que ver con un competidor olímpico muy molesto: Amini Founa, representante en natación estilo pecho del pequeño país de Tonga, ubicado en Oceanía, y un periodista británico llamado Nico Hines, del Daily Beast, que para armar su artículo acerca de sexo en las olimpiadas no tuvo mejor idea que hacerse pasar por un usuario gay de Grindr en la villa olímpica y con esto revelar competidores de países homofóbicos cuyas vidas podrían estar expuestas a cualquier acto de violencia o represión.

A la fecha lo más reciente en este caso, luego de los tuits de Founa en la web alertando a trolear a Hines, es que el Comité Olímpico Internacional condenó como "simplemente inaceptable" la historia de este periodista e indicó que Hines, el autor de la historia que al día siguiente de ser publicada fue borrada por los editores del Daily Beast con un comunicado donde pedían las disculpas correspondientes, ya no se encuentra en Río 2016. Debemos indicar que el Daily Beast no es un diario que se caracterice por borrar una historia sino tan solo colocar una declaración aclaratoria, pero esta vez la magnitud del error fue tal que debieron hacerlo. 

No sabemos que pasó por la cabeza de Hines, cuyo último tuit fue el 10 de agosto y que no ha respondido nada todavía, al escribir una historia que tituló Atletas musculosos para citas. En una hora hice tres citas en Grindr dentro de la villa olímpica. ¿Puede un periodista con ética hacer esto en un espacio de la web que muchos gays consideran seguro para conocer a otras personas? ¿Cuál era la intención o propósito de Hines al hacer esto? Aunque en el mismo artículo haya escrito que usaba su propia foto y que luego de hacer conexión con los atletas se identificaba como un periodista, es decir, no mentía, su credibilidad quedó por el suelo.


Una persona estuvo siguiendo muy de cerca a Hines, nada menos que un atleta abiertamente gay de nombre Amini Founa, quien no paró hasta ver que el Daily Beast removiera el escandaloso artículo y troleando con todo a Hines. Razones de sobra tenía Founa pues la vida de sus amigos podría haber estado en peligro. Incluso fue creada una petición que estaría a punto de alcanzar las 10.000 en la plataforma Change.org pidiendo a la OIC que revoque las credenciales del periodista, que a estas horas debe encontrarse ya en Londres, al menos continua siendo el editor de The Daily Beast en ese país por lo que se advierte al entrar a su web.

Founa, quien no tiene pelos en la lengua y defiende a la comunidad LTGB contra ataques homofóbicos fuera y dentro de la web, entre los muchos comentarios lanzados en las redes sociales que más usa como Twitter e Instagram también posteó uno muy graciosos y revelador como este acompañado de una foto de su trasero:

"¡Hola! Si lo que buscabas en Grindr era un culazo caliente (no veo otra razón por la cual estar ahí) aquí tienes el mío en toda su gloria. Ahora, bésalo y que te jodan #pride”, escribió.

Founa, de 26 años quien resultó en el puesto 45 en competencia estilo pecho, quien también participó en Londres 2012, ha sido uno de los atletas gay más visibles en Río 2016 haciendo de su participación toda una campaña por la defensa de los derechos LTGB no solo con sus declaraciones sino usando el bañador que la asociación Los Angeles LGBT Center le regaló hace tres años, como parte de su agradecimiento luego que el nadador les ayudase a recolectar fondos para su torneo de vóley. Todo un héroe gay.

Comentarios

Entradas populares