Mundo Indómito: Bauticismo de Leo Alvarez Escobar


En el Mundo indómito de Juan Carlos Herranz, esta vez nos entrega la reseña de Bauticismo (Editorial Dunken) del autor argentino nacido en Santa Fé Leonel Álvarez Escobar.

Un cómodo sillón y un amable dolor de cabeza me invitan a leer Bauticismo, obra maestra del autor argentino Leonel Álvarez Escobar. La dulce y suave resaca que aún perdura en mi memoria tras la lectura de Sombras y Conjuros —primera entrega de esta trilogía de armas tomar— anima al lector a fortalecer su espíritu humano en la lucha por la supervivencia en nuestra sociedad. Poemas y relatos que insistían en la erradicación de la maldad en nuestro mundo, dejan paso, en Bauticismo, a 320 páginas dedicadas a una fantasía humanizada, de exquisita prosa poética y, en definitiva, a un nuevo toque de atención a muchos temas de actualidad como son la pederastia, la violencia de género, la homofobia, la superficialidad del materialismo y demás lados oscuros del rostro más negativo de nuestra especie. Los aspectos más buenos de los aspectos más malos del ser humano quedan reflejados en un libro en el que el renacimiento mundial se hace parada obligada antes de su salto al vacío. De vuelta a la lectura, el pensamiento se echa a rodar a través de caminos donde podemos sentir la ligera resaca de un trago más de la claridad, lucidez, solidaridad y justicia que posee este maestro de la palabra. La suave amargura de Sombras y Conjuros se despeja con el caos controlado de este nuevo acierto literario.

“La realidad supera la ficción, pero con trabajo intenso y con vivencias dolorosas, he dado origen a una semilla: un libro intenso. Mediante historias basadas en hechos reales; el realismo fantástico; o lo realista y lo mágico conjugado con mucha pasión; con extrema conciencia social y humanidad; el lector recibe en sus manos un libro con relatos, prosas y poesía”.

Bauticismo. (Leonel Álvarez Escobar) Sinopsis

Esta sublime invitación a la lectura nos adentra en nuestro propio yo; nos incita a no quedarnos de brazos cruzados en un planeta de desaciertos que se desmorona por culpa de nuestra pasividad y nuestra falta de sensibilidad ante problemas que, pensamos, nunca nos afectarán. Y es que Bauticismo simula ser un brindis, a la argentina, por todos aquellos valores que hemos perdido en nuestro propio y egoísta sendero hacia la perdición. El bravo escritor nos recuerda, una y mil veces, que nuestros mejores amigos no convienen que sean nuestros peores errores y que, más vale rectificar tarde que no hacerlo nunca. La contradicción en la pluma de Álvarez Escobar se transforma en el veredicto más justo contra esos monstruos tan espantosos que llegan a dormir a nuestro lado. Quimeras de amplias sonrisas que ni son nuestros amigos ni son nuestros amantes ni son nuestros consejeros ni son nuestros hermanos.

Son estúpidos demonios que pululan, cual mariposas en la noche, en busca de almas desperdiciadas que se dejan atrapar por el brillo del dinero, del sangrante tono de la injusticia o de la maquiavélica razón de la sinrazón. En Bauticismo queda claro que la belleza es tan frágil que puede desaparecer de nuestro entorno si no abrimos los ojos a ti con el tiempo. 






“Cuando eres atrapado por las garras de la más profunda depresión; Cuando el ciberespacio, y las relaciones virtuales, te aprisionan en una red tejida de acero; Cuando se extingue la presencia física de un ser querido; Cuando eres víctima o cómplice de la mayor injusticia; Cuando tu corazón es expuesto a las pruebas de humanidad más intensas; Cuando te vislumbras que este mundo se está destruyendo y está en tus manos hacer algo; Cuando debes reconocer la igualdad en la diversidad; Cuando entiendes que para Dios no tenemos color, ni raza, ni diferencias sustanciales, y el ocaso de nuestra vida para todos será el mismo; Cuando te enamoras, y sufres; Cuando deseas aferrarte a la vida; Cuando ha llegado la hora de empuñar la hoja de brillante plata para destruir las sombras del mal que se arrastran sobre la faz de la Tierra, dispuestas a llevarte a sus abismos... es el momento de renacer”.

Bauticismo. (Leonel Álvarez Escobar) Sinopsis

Mientras bebo los últimos tragos en este homenaje a quien lucha contra el bullying, la intolerancia, la desaparición física de los seres queridos, el racismo, la depresión o el abuso de la tecnología; por citar algunos compromisos a los que nos ata su autor, agradezco que sus páginas estén cargadas de magia, épica e intensas señales de una elegancia que consideraba perdida. Sorprende descubrir como Bauticismo es universo dentro de miles de universos. Me agota la mentira. Leonel Álvarez Escobar camina adelante sin saciar su sed de misericordia; con valentía y con la verdad como tarjeta de presentación. Una obra indispensable.

Tú eres un luchador,

los luchadores jamás se rinden,

empiezan de a ratos de cero,

de a ratos sin nada en sus manos,

pero jamás se sienten vencidos,

en la salud, en el amor y en la prosperidad


Sombras y conjuros. (Leonel Álvarez Escobar)



Juan Carlos Herranz

www.juancarlosherranzoficial.com

www.leonelalvarezescobar.com


Si eres escrit@r y quieres presentar tu obra LGTB en esta sección escribe a: info@juancarlosherranz.com





Comentarios

  1. Gracias inmesas por este bello y sincero espacio para compartir mi obra, una intens obra que es el grito desesperado de los luchadores de este mundo! Igualdad y Justicia Social como bandera, la litaeratura un canal, una v{ia, pero el mensaje del alma y con fin pragmatico. GRCIAS JUAN CARLOS HERRRANZA, ANTONIO CAPURRO, TODA "REVISTA DIVERSA", por esta reseña maravillosa e inolvidable su gesto, por siempre en mi. #Buenavida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti querido Leonel, a seguir escribiendo más novelas y poemas!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares