El Closet Abierto con LUIS BRACAMONTES (México)


Por Antonio Capurro

Si hay algo que caracteriza a Luis Alberto Hernández, morelense de 23 años, Bracamontes 
es aquella pasión por las comunicaciones, el arte y los viajes. Él es alguien que siempre está en constante movimiento, ideando o creando una iniciativa. Nació en México DF, pero de muy pequeño se trasladó con su familia a Morelia (Michoacán) debido al trabajo de su papá, una ciudad muy cultural con festivales nacionales e internacionales durante todo el año, muchos de ellos gratuitos. Y eso es algo que a Luis, por supuesto, le fascina.

"Me fascinan las comunicaciones porque sobre todo la forma en que entendemos nuestras vidas, y cómo nos relacionamos con las demás personas es a través de sus historias desde la parte del Marketing, del activismo, del emprendurismo social, inspirar a los demás con historias que promuevan el cambio. Tengo un fuerte trasfondo en artes escénicas, seis años en teatro, tres en danza contemporánea, y uno en capoeira, lo que me condujo a hacer mi propia productora de artes escénicas hace tres años parte de un programa Ashoka Centroamérica, de emprendurismo social juvenil, desde el 2013 hasta diciembre del año pasado incubamos diez proyectos, desde danza a teatro, estuvimos en muestras estatales, colaborar con una ONG internacional con el municipio".

Y tanto empeño tuvo su recompensa, Luis ganó el Premio al mérito juvenil en al área artístico cultural del 2014, lo que le impulsó a concentrarse en la gestión cultural y el marketing de las artes. Luis es todo un artista siempre experimentando en nuevas posibilidades, también ha escrito dos obras de teatro y publicado un poemario, con lo cual fue aceptado en la Sociedad de Escritores Michoacanos. Este año, además, lo contrataron en Malasya como consultor para desarrollar proyectos sociales, en este caso junto a su equipo crearon una empresa que da oportunidades de empleo a personas sin hogar de una forma escalable, ahí se encargó del manejo de la marca y las relaciones públicas. 

"En ningún momento he sentido discriminación alguna, sobretodo porque por ejemplo en el campo del arte es un ambiente muy gay friendly, es muy de aceptación de inclusión social. Desde los dieciséis años de edad comencé a tomar más seguridad en mi persona en muchos niveles, desde la parte de mi orientación sexual, estaba decidido a que ese facto no iba a ser decisivo en la forma como me trataran los demás y me acepten tal cual. Nosotros podemos elegir a las personas con las cuales nos relacionamos y con quienes decidimos tender puentes. En el campo del arte al inicio eran proyectos de auto aceptación a nivel general porque alguien que se acepta a sí mismo y es consciente de su entorno estará más empoderado más fuerte. Por eso desde el año pasado decidí sumarme a una iniciativa It Gets Better México con un bonito equipo y transmitir un mensaje de esperanza a chicos y chicas que necesitan saber que todo va a mejorar"



La igualdad de derechos está escribiendo desde hace varios años un nuevo capítulo en la historia mexicana. Poco a poco el matrimonio igualitario va ganando batalla legal en más estados, pero todavía queda mucho por hacer, eso lo sabe Luis, quien antes de asumirse a los diecisiete años vivió una etapa de aceptación porque él quería aspirar a una vida normal como todos. Un día llegó a su casa llorando, tenía miedo de cómo sus padres podrían reaccionar, su mamá le pidió que le cuente lo que le sucedía, se secó las lágrimas y lo dejó ahí, pero es verano lo habían aceptado para un campamento de la UNESCO en Francia un trabajo de un mes, era la primera vez que viajaba solo a un continente distinto. Y fue ahí donde decidió hacer el experimento de presentarse y decir cuál era su orientación sexual, a ver cómo resultaba si se sentía a gusto y cómo era aceptado. El resultado fue muy bueno porque no tuvo ningún problema. Fue un sentimiento muy liberador. Al regreso de lo contó a todos en su familia, uno por uno, su madre, su hermana, hermano y su papá. 


"He tenido suerte de que todo me fue bien, pero a otras personas les ocurre enfrentar momentos terribles cuando se hacen visibles. Se han dado muchas políticas públicas a favor de la diversidad sexual y en las empresas también por ejemplo hay marcas apoyando la marcha del orgullo como American Express o Doritos Rainbow o en el turismo gay, es una buena decisión de negocios. pero claro todavía hay casos de crímenes de odio u homofobia. En el norte están más castrados que en el sur, hay ese tipo de contraste todavía, La comunidad trans es la más vulnerable porque trasgreden más el estereotipo de género".



De soltero ha hecho muchas travesuras como en Berlín o Puerto Vallarta. En su viaje a Malasya, Luis, quien se considera un chico tímido, encontró el amor en un chico de esa región, con quien está viviendo una bonita relación, en donde la homosexualidad es ilegal. Kuala Lampur es una ciudad cosmopolita y ahí conoció a Andy a través de Tinder con quien hizo clic.

"Andy es un chico muy inteligente, lindo, con una voz muy sexy, tímido y resulto que es una persona muy madura y talentoso. La relación ha evolucionado, nunca me había identificado con nadie de esa forma. Veremos qué pasa".

Ahora Luis se encuentra en Belgrado Suiza. conociendo, aprendiendo, disfrutando ser un comunicador para el mundo.

Puedes seguirlo aquí:
https://www.instagram.com/lahbdotcom/
https://twitter.com/LAHBdotcom

Comentarios