El Closet Abierto DELUXE: Víctor Gutiérrez, campeón de waterpolo español



Por Antonio Capurro


Este año vimos con mucho orgullo a varios atletas visiblemente gays participar en las Olimpiadas de Río, uno de ellos fue el campeón de waterpolo español Víctor Gutiérrez, de 25 años de edad. Con su metro noventaitrés y 94 kilos Víctor no pasa desapercibido para nada. Éste alto y guapo barcelonés empezó a nadar a los 2 años, gracias a sus padres cuyo propósito era que perdiese el miedo al agua y se desenvolviera con fluidez en la playa o las piscinas. Tenían mucha razón porque a los 8 años ya jugaba el deporte que lo ha convertido en un atleta del waterpolo.


“Supongo que desde el primer momento en que toqué un balón, supe que mi vida iba a estar relacionada con este deporte”.

Los inicios


Su transformación en deportista profesional no llegó de la noche a la mañana.


“Primero competir, luego entrar en un centro de alto rendimiento y hacer dos sesiones de entrenamiento al día, luego mi primer contrato profesional, luego la selección… Cada meta daba paso a otra más grande, y mi familia siempre me ha apoyado en este difícil camino. Y además, afortunadamente, no he dejado de estudiar”.


Salir del closet

Este año antes de viajar con la delegación española rumbo a Río Víctor decidió hacerse visible a través de una entrevista con la revista española Shangay, porque sintió que era hora de darle visibilidad a un tema tabú en el mundo del deporte. La mayor parte de las veces que salen noticias relacionadas con el deporte y la homosexualidad son por abusos, agresiones o insultos por la homofobia.


“También es necesario dar a conocer la otra cara. No todo el mundo tiene la suerte de poder vivirla, pero mi situación ha sido siempre positiva, y me sentía en compromiso de darla a conocer. Había hecho otras entrevistas deportivas, pero nunca hablando sobre mi vida personal. En cuanto a salir del closet, primero se lo dije a mis amigos, por miedo al rechazo de mis padres. Ante la genial acogida de estos, se lo dije a mi familia, y desde el primer minuto han estado a mi lado apoyándome y aconsejándome cuando lo he necesitado. Son mi gran pilar”. Y agrega:”Para mi fue muy inspirador conocer la historia de Harvey Milk, pionero en la lucha por los derechos y libertades del colectivo gay”.


Homofobia / Machismo

Algo muy común en algunas disciplinas deportivas es ver el gran de machismo en los camerinos o en los partidos donde se cuelan insultos, razón por la cual muchos prefieren quedarse en el closet para no ser discriminados o víctimas del bullying.


La homofobia es una lacra que existe en todo el mundo. España, que es un país pionero en la lucha por los derechos e igualdades de la comunidad LGTBI, tampoco se escapa. Creo que es vital denunciar cualquier situación en la que se atente contra la libertad sexual, ponerlo en conocimiento de la opinión pública para, poco a poco, ir acabando con este lastre. Es muy triste que se juzgue a la gente por su condición sexual y no por su trabajo. Parece que el deporte es un terreno de machos y que aquel que no es heterosexual no puede ser un macho y por tanto no puede ser deportista. Nada más lejos de la realidad. La condición sexual de alguien no tiene nada que ver con su rendimiento deportivo. Entiendo que haya muchos deportistas que por miedo a los insultos o el rechazo de sus compañeros, prefieran esconderse. Por eso me pareció importante dar el paso, para poder animar a otras personas y que en unos años salir del armario no sea noticia”.

El mundo del waterpolo es muy pequeño, en España prácticamente son una familia, y desde hacía varios años, Víctor yo no había tenido reparo en esconderse. Las personas de mi deporte más cercanas a él, lo sabían desde hace tiempo. Nos cuenta que no fue ninguna sorpresa para nadie. El que no lo sabía se lo imaginaba.


“Sobre lo que debería hacer el gobierno para encarar este problema es la tolerancia cero tanto de la parte gubernamental como institucional o educativa hacia conductas o actividades homófobicas. Se debe fomentar la diversidad y el respeto hacia el prójimo, independientemente de su religión, color, sexo u orientación sexual. Cada uno debe dar el paso cuando se sienta preparado. Uno no tiene por qué hacerlo público ni siquiera, pero no debe dejarse llevar por el miedo o el temor al rechazo. No merece la pena vivir escondido, vivir una mentira. Hay grandes cosas y personas ahí fuera esperando por cada uno de nosotros, de nuestro auténtico yo. Lo más importante es ser feliz con uno mismo, quererse y estar orgulloso de quien se es. Si por el camino hay gente que nos da la espalda, nos hacen un favor, porque demuestran que no merecen ni un segundo de nuestra atención. Hay que prepararse y una vez se está listo, ser valiente”.

Víctor acaba de terminar sus estudios en periodismo y comunicación audiovisual, una carrera que le apasiona, porque es consciente de que el deporte tiene una fecha de caducidad. Sin embargo él se ve compitiendo muchos más años, pero sabe que cuando acabe, otra puerta llena de retos estará esperándolo.


“Mi vida es un no parar. Salgo de casa temprano para trabajar, luego me marcho a entrenar, vuelvo a seguir trabajando, y a última hora me voy a entrenar otra vez. Llego a casa a las 11 de la noche muy cansado, con 5 horas de entrenamiento encima y 6 horas de trabajo, pero muy feliz, porque hago lo que me gusta. Soy un afortunado. Una de las principales características o condiciones que debe tener un jugador de waterpolo es que debe ser explosivo y potente, ágil, fuerte y muy rápido mentalmente. Al desarrollarse el deporte en un medio diferente al humano, como es el acuático, hace que los jugadores tengan que saber desplazarse de forma muy rápida por el agua y tener la fortaleza necesaria para que no sea un inconveniente”.


Orgullo con feedback

Víctor Colabora con varias organizaciones y siempre está dispuesto a acudir a cualquier acto a prestar su imagen para cualquier actividad o situación que tenga que ver con la lucha por los derechos e igualdades del colectivo. Recuerda con muchísimo cariño que su primer marcha del orgullo la vivió en Madrid en 2009. Fue el culmen a un año de descubrimientos. Lleno de nostalgia dice que jamás olvidará ver su ciudad volcada en una celebración tan diversa y libre, siendo una inspiración para todo el mundo.


“Siempre que el deporte no me lo ha impedido, he estado allí, e incluso tengo la suerte de haber podido vivirla en dos ocasiones desde una carroza. Una experiencia única. Animo a todo el mundo a venir a Madrid a celebrar la igualdad. Os acogeremos con los brazos abiertos”.

Y de hecho que el hacerse visible le ha permitido entrar en contacto con followers, seguidores y fans de todo el mundo que lo animan a seguir adelante. Él mismo responde, cada vez que puede, cada uno de los comentarios e intenta estar en contacto con ellos lo máximo posible, aunque a veces es difícil devolver tantas y tantas muestras de cariño.


“Todavía no he tenido la suerte de haber estado en la celebración de un matrimonio igualitario porque ninguno de mis amigos y amigas ha dado ese paso de momento, pero me encantaría. Ojalá que consigáis en Perú un derecho básico como es que dos personas que se aman puedan casarse. Mucho ánimo porque estoy convencido de que tarde o temprano lo conseguiréis”


Sexy speedo

Una de las razones por las cuales a los gays les gustan los deportes acuáticos es porque pueden ver a los nadadores en sus speedo ¿o no? En el caso de Víctor está acostumbrado a usar el bañador de competición todos los días de la semana, prácticamente todo el año, cuando llega el momento de ir a la playa.


“No me siento cómodo con bañadores más grandes, que tardan más en secarse y que quitan moreno. Uso siempre speedo. Creo que lo bueno del cuerpo de waterpolo es que es un buen pack. Quizás no tenemos nada exageradamente perfecto, pero el conjunto es muy bonito y atractivo, y gusta a mujeres y hombres por igual. Personalmente me ocurre lo mismo, me fijo en el conjunto, aunque le doy importancia a las piernas”.

Sonríe cuando le pregunto si es que se considera guapo o atractivo. A las pruebas me remito, que no hay duda.


“Todos tenemos nuestro público, y por supuesto yo tengo el mío. No me puedo quejar (risas). Me gusta divertirme cuando no estoy en torneos. Tengo 25 años y lejos del deporte llevo una vida normal. Salgo con mis amigos, viajo, conozco gente… ¿Para qué vivimos si no?”.

Familia

El día en que tenga una familia será cuando encuentre a ese hombre con quien pueda formarla, sabe que le dará a sus hijos la misma educación que recibió, una con respeto a los demás, con mucho cariño y comprensión.


“No tengo palabras para describir a esos padres que dejan de lado a sus hijos por su condición sexual. Creo que el amor está por encima de cualquier pensamiento o prejuicio y que debería bastar… seguramente les diría que no merecen a sus hijos y que están muy equivocados. “Tengo mis metas pero soy de esas personas que piensan que lo mejor siempre está por llegar. Prefiero ir disfrutando de cada día e ir trazando de la mejor manera que puedo mi camino”.



Perú


“Un país tan maravilloso como el vuestro, tengo grandes amigos peruanos y no conozco aún Sudamérica. Mi visita es obligada la primera vez que cruce el charco en esa dirección”.

Y una pícara pregunta ¿quién es el deportista vivo más sexy de España y del mundo?
“Es una pregunta muy muy difícil. Creo que no podría quedarme con uno ;)”


Su twitter: https://twitter.com/victorg91
Su Instagram: https://www.instagram.com/victor_g91/
Su facebook: https://www.facebook.com/victorgutierrezofficial/

Comentarios

Entradas populares