Celuloide Pink: Oscar 2017



A estas alturas y faltando pocas horas para la edición número 89 de los Oscars 2017 y se escuche el famoso "...and the Oscar goes to" tal vez mañana pueda que a "La La Land" se le queme el pan en la puerta del horno si es que su rival en contienda "Moonlight"le quita algunas estatuillas. Lo cierto es que en la mayoría de los casos la noche de los máximos premios del cine mundial ha sido en la mayoría de los casos sin novedad en el frente, pero quién sabe y esta vez se muevan algunas piezas. Nada está dicho señores. ¿Y ustedes ya ha visto todas las nominadas? ¿Acaso debería ganar el musical "La La Land" el máximo galardón o puede que "Moonlight", el drama de un hombre gay afroamericano muestre que la diversidad sigue presente en Hollywood?

¿El tío Oscar es blanco?

Pero no solo hablamos de la diversidad sexual porque hace dos años se le acusó a los miembros de la Academia de ser #OscarsSoWhite, así que para quitarse la etiqueta de discriminación ¿Aló Trump? le dieron nominaciones a más filmes que enfocan la realidad de la población negra americana como "Talentos ocultos", historia sobre un grupo de mujeres negras que ayudaron en el programa espacial de la NASA, y al drama familiar Fences, la vida de un hombre que soñaba con jugar béisbol cuando todavía no se aceptaba a jugadores negros. Así que ahí lo tienen ¿para uándo incluirán más latinos, árabes o asiáticos? 


Los favoritos.

Los Oscars nunca han premiados a los grandes en su época, ejemplos hay de sobra como Alfred Hitchcock o Marilyn Monroe. Tampoco se ha llevado el premio de Mejor Película un filme de terror, una comedia, un policial o de suspenso. Además a la industria se le acusa también de ser bastante sexista, ya tienen bastante las actrices con el tema de la desigualdad en los honorarios. ¿El tema favorito de las películas ganadoras? El retrato de la industria del espectáculo. ¿Te parece La La Land una gran película o los protagonistas están un poco rancios?

La crítica ha destacado a Moonlight, aunque algunos la vean meritoria pero irregular, el debut de su director Barry Jenkins, que consiguió llegar a sumar ocho nominaciones, lo más que una cinta de temática gay pudo desde Brokeback Mountain, pero ¿es acaso Luz de Luna una película gay o coloca el tema más en situaciones reconocibles o o sentimientos universales en los que cualquiera podría reconocerse, es un filme reivindicativo de la comunidad gay afroamericana? Lo cierto es que tiene el segundo lugar en las categorías aspirantes. Moonlight se sitúa en un barrio afro pobre de Florida. ¿Dónde están los gays latinos o los chicos suicidas víctimas del bullying en las estados más conservadores? Esas historias han sido contadas en otros filmes, sin embargo no llegaron ni siquiera a ser consideradas. 

¿Podrá La La Land ganar todas o casi tal cual Titanic, El señor de los Anillos, Ben-Hur o Lo que el viento se llevó? ¿O se quedará como una de las más nominadas? 


¿Un Oscar para Trump?

Cuando todo esté listo en el recinto Teatro Dolby de Los Ángeles, Jimmy Kimmel, quien hará su début en la noche de la gala. El comediante del popular Jimmy Kimmel Live! es un demócrata apegado a la causa liberal por los derechos civiles. Así que se espera que su discurso y el de los otros presentadores tanto como los ganadores haga crítica a las políticas públicas más recientes del hombre fuerte de la Casa Blanca. Está por descotando que Meryl Streep, quien volvió a romper con su vigésima nominación, le lance unos dardos bien finos y afilados. 

Para calmar un poco las aguas y que los premios no sean criticados o por racistas o género, su presidenta Cheryl Boone Isaacs (68), ha dado un paso hacia la diversidad al nombrar a más mujeres y afroamericanos como miembros de la Academia, aunque falten más latinos y asiáticos entre los nominados. La idea es que sea como el rainbow con todos los colores del arcoiris. En las categorías principales de Actor y Actor de reparto tenemos a Denzel Washinhton y Mahershala Ali. En la terna de mejor actriz de reparto: Viola Davis, Naomie Harris y Octavia Spencer, sin lugar a dudas el Oscar ya no es tan blanco ahora.

En las entregas más recientes los Oscars se han convertido en una arena política, y aunque todos sabemos que de inmediato serán trending topic en las redes sociales, los espectadores también aguardan por una ceremonia con glamour o espectáculo; aunque seamos francos ya el Oscar no es lo que era antes, porque a veces causa hasta soponcio escuchar tres horas y media (eso que la entrega de los premios técnicos es otro día sino caemos rendidos pero de cansancio), escasos números musicales que antes eran el centro de la atención.

Mañana a preparar la canchita y colocar tu propia alfombra roja. Y ahora que corran las apuestas.

http://cultura.elpais.com/cultura/2017/01/24/actualidad/1485259185_417229.html

Comentarios

Entradas populares