Las Charlas Abiertas: En la Plaza Tomada con EDUARDO ABUSADA


Eduardo Abusada Franco es el entusiasta responsable de Plaza Tomada, una "web pobre pero honrada", un espacio de ejercicio periodístico donde nunca calla lo que piensa y escribe lo que a muchos incomoda. Conversamos con él acerca de temas de coyuntura y esto fue lo que nos dijo.


En tu ejercicio periodístico has hecho varias cosas, desde trabajar en medios de comunicación hasta abrir tu propio emprendimiento ahora con Plaza Tomada un espacio que tu mismo describes con las siguientes palabras: "No somos corruptos, ni ‘mermeleros’; pero tampoco somos moralistas ni nos creemos los dueños de la verdad, ni pretendemos ser la reserva moral del periodismo en un país donde el periodismo aún no define lo que es moral", ¿qué ha sido lo más difícil para ti en todo este tiempo? ¿Qué te sigo motivando en el periodismo?

Ya no recordaba esa frase, pero en efecto la escribí y con frecuencia repito el concepto: el periodismo peca de inmensa “moralina”. Justamente decidí tener mi propio blog para no estar atado a consideraciones de ninguna clase, como no sea mi libre entendimiento de las cosas y los hechos (errado o no, pero mío). No necesito mayor dinero para mantener ese blog, ni anunciantes, ni nada. Solo buena voluntad. Tal vez lo más difícil en este tiempo es mantener la voluntad, la adrenalina, las ganas; en buena cuenta, que no se acabe la cuerda. Si hay entusiasmo, pues sigo. Tuve otros blogs antes, pero con este llevo durando más tiempo. Aún tengo cuerda. Lo que falta a veces es tiempo, ya que como el blog no me renta, necesito procurarme ingresos de otras formas no periodísticas.

De otro lado, lo que me sigue motivando a hacer periodismo, es simplemente que me gusta. Lo he hecho por trabajo y por hobby. Me la paso bien en la prensa. Me gustan los periódicos, su historia, el ambiente del periodismo, tengo muchos amigos periodistas; en fin, me agrada ejercerlo, hasta estudiarlo. Debería decir, aunque suene a cliché, que me motiva también la búsqueda de la verdad y en cierta forma, el periodismo supera algunas trabas que tiene el derecho para buscar justicia. Por ejemplo, para el periodismo los delitos no prescriben. No obstante, si no me gustara, no lo haría. 

¿Se han dado más avances o retrocesos en el tema de la igualdad de derechos para la población LTGB peruana, el cual a partir del año 2013 tomó un gran impulso colocándose en el debate público a raíz de la presentación del proyecto de unión civil y cuyo hito actual más importante ha sido la sentencia emitida por el 7° Juzgado Constitucional de Lima, la cual ordena al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) reconocer el matrimonio entre el economista peruano Óscar Ugarteche y su pareja, el mexicano Fidel Atoche, el cual fue celebrado en México, cuál es tu análisis de la situación? 

No sabría decirte a ciencia cierta si en el tema legal hay avances. El hecho de que haya entrado a debate entre los ‘policy makers’ sí es un avance. Lo que también puedo asegurarte es que en la percepción general, de hecho hay avances. Hay más gente que lo toma con naturalidad, incluso muchos católicos y personas de edad avanzada, de las cuales se podría decir que “no entenderían” por tener pensamientos muy arraigados en preconceptos y prejuicios. Pero todos los tenemos, lo que estoy diciendo ahora de pensar que la gente de avanzada edad tiene ideas menos tolerantes, es también un prejuicio. Es allí que hay que saber quitarnos de encima esto. Es natural tenerlos, pues somos seres históricamente situados y miramos las cosas desde nuestra propia subjetividad.

Bronislaw Malinowski, considerado por muchos el padre del trabajo de campo en la antropología, hizo estudios maravillosos con pueblos nativos en Oceanía. Fallecido el investigador, se encontró en sus diarios privados que era una persona muy prejuiciosa y consideraba a sus seres objeto de estudios como personas muy inferiores, y sentía una discriminación mental hacia ellos. No obstante, supo sacar esos prejuicios de su trabajo y hacer una investigación limpia.

Ahora que recuerdo, ha habido sanciones importantes en Indecopi por casos de discriminación a la población LGTB, uno es muy conocido: el de la chica trans Godfrey Arbulú en la “exclusiva” discoteca Gótica en Larcomar. También hemos vistos avances en el sentido de que más de una municipalidad ha tenido que pedir disculpas a parejas gays que han sido discriminadas por personal de sus Serenazgo. 

En efecto hay avances en la lucha LGTBI. Uno es que se están denunciando más casos y se está haciendo cumplir los derechos que ya existen, sancionando las conductas discriminatorias que ya están tipificadas. Sin que haya por ahora una ley específica para crímenes de odio, hay sanción efectiva. 

No obstante, también hay fuerzas poderosas en contra. Y la historia nos enseña que hay restauraciones, es decir, situaciones en que se vuelven a los momentos anteriores de discriminación, al status quo anterior a la conquista de derechos. Por ejemplo, Donald Trump es un ejemplo de ello. Tras muchas luchas en los EE. UU. contra el racismo, el sociópata que tienen ahora por presidente en ese país está restaurando políticas altamente racistas. La historia está repleta de ejemplos. Por ello, nunca hay que bajar la guardia en la conquista y ejercicios de los derechos y la justicia.




En el debate político sobre los derechos LTGB vemos en muchos casos la pobreza de argumentos, ¿de qué forma práctica podemos lograr un avance de la laicidad en el Perú?

No es necesario ser un estado laico para tener respeto, tolerancia y derechos plenos para la población LGTBI. De hecho, ya los derechos existen, solo que hay que hacer cumplirlos. Es lo que se llama en el derecho “enforcement of law”. Es falso que el Perú sea un Estado laico. Y es falso que profesar una religión te haga homofóbico. Muchos creyentes son personas que luchan contra la homofobia. En cualquier religión hay gente pro derechos LGTBI, incluso disidencia respecto de los principios más duros de algunas religiones. Por ejemplo, dentro un de partido altamente conservador como es el Partido Republicano en Estados Unidos, existe el grupo llamado de los ‘Republicanos de la cabaña de troncos’ (ni me preguntes por qué se llama así, no lo recuerdo). Es un grupo de republicanos de gay y lesbianas, bastante respetado dentro del partido ese. Creo que es posible tal convivencia. 

Además, la Constitución no usa la palabra “laico” en ningún lado. Este país es en esencia creyente y católico, y en los últimos años hay muchos otras creencias, como cristianos y evangélicos. La propia Constitución textualmente recoge y menciona la importancia de la Iglesia en nuestra historia. Se puede decir que, en términos legalistas, lo que pretende la Carta Magna es decir que nuestro organigrama político es independiente del derecho canónigo, pero socialmente este es un país religioso. Así no le guste al sector llamado “progresía”. Basta ir al cementerio de Nueva Esperanza el Día de Todos los Santos, a la Procesión del Sr. de los Milagros, a las Iglesias en Semana Santa, etc. Todo mundo entierra a sus muertos en ritos católicos, bautiza a sus hijos con ellos; las personas no se sienten del todo casadas sino salen de la mano de una iglesia, más que de la municipalidad; etc. En fin, estamos llenos de prácticas católicas.

Por lo tanto, no veo el caso de buscar un Estado no solo legal, sino socialmente laico. Nunca lo va a ser, ni es necesario. La religión que haga lo suyo, y las leyes del hombre que hagan su parte. Ambos mundos conviven en armonía. Por ello, decía que tu premisa se plantea mal al considerar que el Perú sea un Estado laico o que se deba buscar ello. Gente muy ferviente es muy tolerante e impulsa los derechos LGTBI. Lo que sucede, es que dentro de grupos religiosos hay facciones de fanáticos incapaces de razonar. El propio Jesucristo enseña a respetar al prójimo, hasta el Papa Francisco así lo ha dicho, que respeta a los homosexuales y no es quién para juzgarlos. Dios creo al hombre y a la mujer, incluidos a gays, lesbinas, trans, etc. Soy creyente, y en virtud del amor que Cristo nos mostró, es que debo comportarme como tal, respetando a mi prójimo, independientemente de su opción sexual, raza, credo, etc. Solo se trata de respetar derechos ya escritos.

De otro lado, mencionas que los homofóbicos se escudan en la ley natural. En el campo del derecho antes me consideraba un iusnaturalista. Es un absurdo decir que la homosexualidad va contra la ley natural. “Nada de lo que es humano me es ajeno”, escribió Publio Terencio. La homosexualidad está desde que el hombre es hombre. Es parte del comportamiento, es humano, existe. ¿Cómo no puede ser natural algo que están donde quiera que hay vestigios de humanidad? Yo entendería que duden de la existencia de los centauros, unicornios, etc., de los cuales no creo que nadie pueda certificar que los ha visto. ¿Pero acaso nunca nadie ha visto en su vida a un gay? ¿Cómo eso va ser extraño o antinatural si están allí, en la naturaleza? Por tanto, en la ley natural, son muy naturales los LGTBI.

La Iglesia y la religión no son en sí el problema. En este caso, el problema está solo en la figura de Cipriani, que impulsa conductas contrarias al derecho y la Constitución. El cardenal, de hecho, no tiene la simpatía del papa Francisco desde mucho antes, creo que hasta cuando se hizo el documento de Aparecida, hace como 10 años, ya tuvieron roces. En tal sentido, creo que la lucha no debe atacar a la Iglesia, sino solo a Cipriani; entonces tal vez tengamos mejor resultados así. Hasta entonces, nuestra sociedad es mayoritariamente católica y, de alguna manera, seguirán escuchando a Cipriani. Sin embargo, muchos sectores católicos también se le enfrentan y los grupos de activismo han logrado llevar muchísima gente a las marchas pro derechos LGTBI. La cancha se está emparejando.

La fiscal Peralta que veía el caso del Sodalicio falló en contra archivando las denuncias por presuntos delitos de violación sexual, secuestro, lesiones graves y asociación ilícita para delinquir contra el fundador del Sodalicio, Luis Fernando Figari, y otros ex miembros de la organización, una fiscal que cuando es entrevistada vemos que tiene dentro de su oficina un cuadro enorme de una virgen, de quien se dice que tiene una hermana que es misionera comboniana. Y te diré que yo mismo he visto como las oficinas del Ministerio Público del Callao parecen más una altar religioso, ¿como se puede hacer justicia y dejar a un lado las convicciones religiosas o confesionales por supuesto conservando la libertad de creencias que cada personas pueda tener en su vida pero sin que esto afecte la materia del derecho civil?

Así como se pide tolerancia y derechos para los LGBTI, también los hay para la gente que tiene creencias religiosas. A nivel constitucional, todos tienen protección en el mismo rango de derechos. Está en el artículo 2, inciso 2, de la Constitución. Esa norma, con sus carencias y todo, protege a creyentes y homosexuales. Me parece una exageración hacer una cuestión de Estado si es que en una oficina pública hay un crucifijo o imagen religiosa. Como ya te dije, este es un país ampliamente creyente y ese no es el problema. Las religiones que conozco profesan paz y amor, como el Islam. Pero hay quienes usan fanáticamente principios que creen estar basados en la religión para inculcar odio. Pero las religiones en esencia, no son de odio.

Hace un tiempo trabajaba en el sistema de ciencia y tecnología, y muchos consideraron una medida positiva que la Sra. Gisella Ordeja, de quien tengo un buen concepto como servidora pública, retirara o pida el retiro de imágenes religiosas de las oficinas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC). Yo no veo que tengan que estar peleados ciencia y religión. Hubo casos terribles, cuando las leyes las dictaba la Iglesia anquilosada, pero eso ya pasó. Hasta donde sé, hasta Einstein era creyente. Allí la señora Orjeda olvidaba que hasta los tratados internacionales firmados por el Perú reconocen la libertad de culto. Es decir, para una cosa no podemos decir “ah sí, es una cosa de derechos”, pero de otro lado ¿debemos no respetar la libertad de culto? Siempre que esta libertad no atente contra otros derechos, no hay por qué limitarla. Es un derecho consagrado a nivel constitucional y en tratados firmados por el país, que son parte de nuestro ordenamiento interno de acuerdo a ley. Además, en el caso citado, en el CONCYTEC ni siquiera son científicos, son gestores públicos, hacen políticas públicas, no experimentos de laboratorio.

De igual modo, respecto al otro tema, el ser creyente no tiene por qué afectar tu libre, recto y justo ejercicio de la abogacía y la actividad del fiscal o del juez. En el caso de la fiscal citada, no creo que su actitud se deba a su fe; no. Simple y lamentablemente, se trata de una fiscal que ha hecho una valoración muy deficiente y floja de las pruebas y evidencias, con una evaluación de los fundamentos de derecho bastante pobre. De una flojera tal que es peligrosa, afectando el acceso a la justicia para las víctimas y en la práctica impulsando la impunidad. Debiera ser quejada en las mismas instancias para el control de los magistrados. Su incompetencia no sé a qué se debe, pero es eso: incompetencia jurídica, no una cuestión de fe. He visto sus alegatos, y no resisten, a mi juicio de “ex” abogado, ningún análisis jurídico. Son argumentos endebles, falaces. No ha admitido numerosas pruebas ni testimonios; no ha hecho las pericias correspondientes; en fin, hay una serie de errores de la carrera en sí. Creo que es una fiscal mediocre, creyente o no.

En resumen, no hay que echarle la culpa de todo a la religión. Hay sacerdotes maravillosos, y hubo quienes han dado su vida por causas nobles, como el propio Monseñor Romero. Yo soy devoto de la Sarita y voy mucho al Cementerio Baquíjano del Callao, donde está su santuario. Sé que no es una santa “oficial”, pero si vieras la cantidad de travestis que le rinden culto, y son chichas muy creyentes que van a misa y todo. En mi tierra recuerdo a un gay muy conocido que cada domingo llevaba a su anciana madre a misa, y era un gay en verdad escandaloso, siempre metido en borracheras y líos,  aunque era querido por todos. Un personaje de esos excéntricos y populares que hay en todo el pueblo chico. Pero allí estaba en la Iglesia, y nadie jamás le impidió el acceso.


De alguna forma y en muchos aspectos los peruanos son todavía conservadores en el plano sexual, existen muchos tabúes y prejuicios ¿percibes a tu alrededor que la gente vive ahora en un plano más desinhibido, libre de etiquetas. sin definiciones de por medio y en forma más abierta su sexualidad? ¿Sigues teniendo debilidad por exhibirme como vine al mundo? 

(Risas) Esa frase de tener “debilidad por exhibirme como vine al mundo” continuaba con: “calato, llorando y ensangrentado”. Creo que la escribí en un blog que hacía en el portal La Prensa. No recuerdo sobre qué tema era el artículo, pero sí recuerdo la frase. Para contestarla, ya no estoy en condiciones de ‘calatearme’ jeje. Me agarrarían a pedradas por ofender el buen gusto. Respecto a la otra parte de la pregunta, sí siento que hay gente más desinhibida en el plano sexual. Yo vivo en Miraflores, y no es raro ya ver pasar parejas de chicos y chicas de la mano, o besándose. Antes no veías esto. Pero claro, digamos que Miraflores es el “distrito rosa”; pero incluso en este mismo distrito eso no era tan normal hace diez años. Creo que el boom de las comunicaciones, el Internet, el crecimiento demográfico, la difusión del pensamiento a través de las tecnologías, en fin, han logrado una mayor libertad sexual.

En Plaza Tomada escribiste una crónica sobre el tema de tu experiencia porno ¿si ahora te propusieran hacer una película y pagarte bien, lo harías? Lezcano amenaza con dejarnos sin porno ¿cómo la ves? ¿Qué tipo de porno nunca mirarías?

En su momento me ofrecieron hacer fotos porno. Eso es lo que escribí, no películas. Supuestamente eran fotos en solitario: desnudo, asumo que masturbándose, esas cosas. Tenía 18 años. Ya no lo haría ahora, ya estoy un poco viejo para ello, y tengo unos 30 kilos extra. Necesitaba un poco de efectivo, pero ahora tengo otros ingresos; no veo necesario hacerlo. Lo haría solo para mi placer, para verlo yo mismo. Respecto a la propuesta de Lescano, qúe te puedo decir… No resiste ningún análisis constitucional. No hay forma de que pase esa norma. 

Sobre mirar porno, como me decía un amigo, el problema es que uno nunca llega al final de película, jajaja, antes uno se corre y se pasan las ganas. Y el único porno que no miraría es el de personas obligadas o menores de edad, porque es una explotación, es algo no consentido, y sería parte de esa mafia al consumir ese producto; en cierto sentido, alentaría esas redes perversas. Después, que haga porno cualquiera que esté en la libertad de hacerlo, y de preferencia, que no lo empuje el hambre a tal decisión; sino que sea una elección meramente libre… y así las cosas, que disfrute su trabajo.

¿Consideras que todavía es un escándalo ser ateo en el Perú? ¿Algún día se retirará el curso de religión de los colegios nacionales?

Evidentemente tu postura es anti religión. La mía no. Yo no estoy en contra de la religión. Como ya te expliqué, se puede ser creyente y respetar los plenos derechos LGTBI. “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, enseñó Jesús. No tengo muchos reparos en que se enseñe religión, y se les enseñe también a los niños cuáles son sus derechos. De hecho, la religión también inculca amor y ayuda a los demás. Que en el transcurso de la vida a uno se le olvide, es otra cosa. Al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios. 

¿Por qué tanto "periodistas estrellas" en vez de periodistas competentes? 

Ufff, de eso habría mucho para hablar y debatir. Hay temas que van desde el racismo (caritas blancas y bonitas que buscan los productores en la televisión), hasta la preparación académica. Es muy largo para detenerme en este punto. Tal vez lo podemos conversar en otra ocasión. 

¿Cuándo no estás trabajando o en tus negocios cómo te relajas?

Bueno, ahora que lo pienso gracias a las preguntas que me has hecho, creo que me relajo bonito viendo porno. 

Comentabas que una de tus películas favoritas es El Padrino, un filme peruano que te haya gustado mucho ¿o nada?

En general el cine peruano no me impresiona. Las otras artes están mucho más desarrolladas. Pero, pese a las carencias, hay películas destacadas. La primera que se me viene a la mente es La boca del lobo. La escena de la ruleta rusa me parece una de las más tensas del cine latinoamericano, transmite muchas sensaciones, te mantiene en vilo. Y ya que hemos hablado de temas LGTBI, me gustó mucho también ‘Contracorriente’. Estaba bien hecha en varios aspectos: guión, actuación, locaciones, etc. De alguna manera, sentí un poco la historia de Ghost en versión norteña peruana gay. Una película tierna e intensa. 

¿Cómo ves el panorama político luego de PPK, un gobierno de izquierda?

¿PPK? MMM… me suena. Pero fuera de bromas, no lo sé. Es algo impredecible. Es más, no estoy del todo seguro de que PPK acabe su gestión. Que la suerte lo ayude. 

El racismo es un tema que todavía no permite la inclusión de nuestro país pluricultural, ¿cómo va la iniciativa Ciudadanos luchando contra el racismo, cómo ves el cambio en la sociedad peruana, sientes que la gente ahora se indigna más por el tema? ¿Te ha tocado vivir el tema personalmente, es decir, has sido testigo o te has sentido discriminado?

En el Perú yo soy lo que puede considerarse "blanco", así que personalmente no he sido muy discriminado. Pero sí he sido testigo. Dos casos puntuales que me vienen a la mente: En la playa de Ancón, hace un par de años, a unos amigos no los dejaron pasar a una parte del malecón por "no ser residentes", y yo sí pasé. Otro caso: estaba en la puerta del local Picas, de Carlos Bruce, en Barranco, y cuando se acercaron un par de personas de rasgos andinos, el tipo de seguridad, un hombre enorme y musculoso, se les paró al frente como bloqueando el paso. Con eso bastó, y ellos se dieron vuelta. Sin embargo, cuando yo pasé antes, el hombre fornido sí me dejó pasar. Era evidente que su conducta era selectiva.

Lamentablemente, debo decir que el cambio está muy lento. Esta sociedad es eminentemente racista. Dentro de mi generación he notado cierto avance, al menos a nivel de discurso, pero he visto una especie de restauración del racismo en adolescentes y otros recién entrando a la mayoría de edad. Se nota en redes sociales. Veía a jovencitos opinar de política y decían que PPK era gringo, de ojos claros y tenía imagen, y qué otros eran unos "cholos" (con groserías agregadas). Por ello daban su voto a PPK. Cada vez que hay campañas o hechos políticos, ves aflorar esto en las redes. Yo soy de Mollendo, y conozco mucha gente de Arequipa. Y escucho opiniones de un racismo horrible contra las personas que van de Puno a Arequipa. A veces me dan hasta náuseas, y lloro, en verdad se me caen las lágrimas, sabes...porque muchas de esas opiniones son de amigos míos, gente que conozco desde niño y que quiero y me apena.

Ah y de esta no te escapas, la pregunta que la hacemos a todos nuestros entrevistados heterosexuales, ¿Cuál es el hombre vivo más sexy del Perú y del mundo? (Risas)

No voy a contestar esta pregunta. Solo te diré que el hombre más sexy del universo, dicho sin ninguna modestia, soy yo, jajaja.

Sus redes sociales:

Comentarios

Entradas populares