EL CLOSET ABIERTO EN PERU con ROBERTO RUIZ

       


 Por Antonio Capurro

Conocí a Roberto en una sesión de Kamasutra, no sean mal pensados por favor que no fue ese tipo de actividad física, sino el preámbulo de la obra teatral con la cual el año pasado estuvo en cartelera. Ahí él fungía de un doctor psicólogo en las funciones eróticas del sexo nada más ni nada menos. 

"Yo personalmente nunca había leído el libro, como mucha gente a la cual le pregunté en cada función al inicio de la obra ¿Qué es para ti el Kamasutra? ellos respondían sexo, poses y sabes el Kamasutra va mucho más allá, por eso en mi speech hablo sobre el taoísmo, Freud, psicolingüísitica, y eso me obligó a leer un poco más, no soy un especialista tampoco (risas), un poco de todo. En la obra como sabes era el formato de una conferencia con panelistas pero no pude compartir la abundante información que había encontrado. Cuando entrevisté a la gente en la obra la minoría es la que te dice las cosas abiertamente donde la gran mayoría se cohíbe o miente, algo que se nota muy claro. En lo que la gran mayoría coincidió fue en la fantasía de tener sexo al aire libre con el riesgo de que alguien los vea y en poses la del 69". 

Sexo

El hogar donde creció no fue para nada liberal. Roberto tiene cuarenta años así que le tocó vivir en una sociedad mucho más conservadora que la actual, una donde no existía el internet ni redes sociales.

"Me acuerdo de La Serie Rosa, a veces me quedaba hasta tarde y la veía secretamente. De adolescente uno hace travesuras, tú sabes, así que iba a los burdeles con mis compañeros, nada extraordinario, era un chiquillo, lo recuerdo con gracia porque era menor de edad, aunque siempre he tenido cara de viejo. En mi caso personal yo debo confesar que soy un poco pudoroso, pero entre las cuatro paredes de mi habitación no lo soy en absoluto porque con mis compañeros sexuales estoy dispuesto a experimentarlo todo, mi máxima fantasía sexual la hice en Francia y eso queda entre nosotros porque fue lo máximo jajaja, la que todavía no he cumplido es tener sexo en un lugar público con el riesgo a que me vean. En el porno disfruto de todo menos violencia o masoquismo". (Risas)

Derechos LTGB

Con su voz gruesa y atractivos bigotes, Roberto es contundente al decirme que apoya y defiende la igualdad de derechos, le gustaría que esta lucha de la unión civil ahora matrimonio igualitario tenga un final feliz, sin embargo piensa también que todavía demorará un poco más. Ve con mucho gusto que la gente salga a las calles a manifestarse contra la homofobia y la discriminación de la comunidad LTGB. 

"Hay mucha hipocresía, doble moral, en otros países europeos o en Argentina es más fácil ver a un hombre vestido de mujer o mucha movida gay, pero así como en las grandes ciudades hay más apertura en provincias es diferente. Cuando regresé de Francia hace cuatro años justo estaban con el tema del matrimonio y un año después en el 2013 lo aprobaron. Aquí en Perú he salido a marchar más de una vez con amigos. Yo estoy contento con lo que tengo y lo que soy". 

Actuación y Marketing

Al igual que para Kamasutra Roberto se ha dado el tiempo de investigar, porque es parte de su chamba profesional y así lo entiende, en cada personaje asumido a lo largo de su carrera como actor. Siempre quiso ser actor, pero estudió Marketing porque su familia le dijo que era lo mejor. 

"Estudias eso y nosotros te pagamos los talleres a la par eso me dijeron mis padres, será tu hobbie, renegué pero finalmente accedí, entré a la San Ignacio de Loyola solo para darle gusto a mis padres, terminar la carrera, mostrarles el título y decir me voy que solo quiero ser actor. Empecé en el taller de Roberto Angeles a los veintiuno, luego con Alberto Isola. En esa época conseguí unas prácticas de mi carrera en Unilever entonces me entusiasmó el hecho de ganar mi plata y mira tú resultó que tenía talento para el Marketing tanto que me quedé diez años en la empresa donde ascendí y crecí hasta los treinta". 

El año pasado Roberto ganó el premio de El Oficio Crítico, llevado adelante por el también actor Sergio Velarde, al mejor actor en Comedia o Musical por Víctor o los niños al poder. En el 2014 participó en Metamorfosis, con la dirección de Rodrigo Chávez, una de las mejores obras teatrales de ese año. Pero el teatro siempre estaba en su cabeza porque ser actor para él es estar vivo y no podría vivir sin pisar las tablas o meterse en la carne de un personaje. No se arrepiente del trabajo de Marketing, algo que hasta el momento le da esa tranquilidad económica que podría no ser de tanta calma si quizá se dedicase tan solo a la actuación. 

"Unilever me dio la oportunidad de conocer muchos países y hacer grandes amigos. A mis casi cuarenta años estoy contento con con lo que he aprendido en el campo del Marketing, pero finalmente puede más la actuación. En cuanto al teatro a comparación de años atrás ahora hay cada vez hay más escuelas y talleres. Hay mucho talento pero si no tienes disciplina no pasa nada". 

Hubo una época en que Roberto se fue del país rumbo a Francia, a los 32 años, y sueña con irse otra vez. Salió a complementar su formación, algo que siempre había deseado. Estuvo en dos escuelas de teatro y aprendió baile. Hace dos o tres años empezó a dirigir en Microteatro y este año lo hará con su primera obra de teatro, asistió a Jaime Nieto en El proyecto Laramie (2013) y a Norma Martínez en Stop Kiss (2015) . Como actor sueña con trabajar y vivir de ello, siente que se está dando, actuar en más obras, crecer lo máximo posible y ganar experiencia. 

"Yo me considero un coleccionista de experiencias, he tenido mi época gerencial, una vida fuera del país como estudiante, mi vida como actor aquí, mi vida en un negocio de catering con mi hermana, en Francia trabajé en ventas, ahora trabajo con Diego Dibós en la casa de audio, soy profesor en San Ignacio, enseño oratoria a hablar en público, siempre he sido vehemente y la mayoría de veces me ha salido bien".
     
El papel que más satisfacciones le ha dado ha sido la comedia dramática "Un fraude epistolar" con Tatiana Astengo y drigida por Giovanni Ciccia en el Teatro Larco, sobre un pasaje de la vida del escritor Juan Ramón Jiménez. Y en su vida fue cuando volvió de Francia después de cuatro años, todo el mundo artístico había cambiado, tuvo que tocar varias puertas, volver a reinsertarse, cuando se encontraban con algunas personas ellos o ellas pensaban que solo había vuelto de visita. 

"Ese año luego de la obra "El método Grönholm manejé el negocio de mi hermana, quien se iba a Italia, así que me propuso hacer lo del catering mientras me las buscaba de nuevo como actor. Asumí el compromiso y fueron ochos meses duros, con el primer evento tuve que aprender todo. Como actor siempre estoy manejando la comunicación no verbal así que no solo dicto en San Ignacio y la Universidad del Pacífico sino también voy a empresas, me doy cuenta que la gente no se comunica bien que no conversan entre ellos".

Diversidad

Entre las películas de temática gay que recuerda le gustaron figuran "Secreto en la montaña" y también "Milk". En cuanto al hombre más sexy vivo del Perú pues demoró en respondernos porque guapos encuentra pero sexy uhmmmm. 

"En el mundo te diría que Tom Selleck, de ahí fue mi imagen del bigote cuando estábamos en la creación de Kamasutra  el director dijo invéntense un nombre, lo primero que me salió fue Rocky por el actor porno Rocco Sifredi y para el look se me ocurrió el bigote de Selleck de los ochenta". 

Proyectos tiene muchos en la mira y espera, eso sí, que sea muchos más no solo en el teatro sino en el cine. 


    ANOTA: Este sábado 19 disfruta de "El Candidato" en el ciclo de cine peruano de Frecuencia Latina, ahí verás a Roberto Ruiz en un papel de película!!!

Comentarios