El Closet Abierto DELUXE: The Cakes Road, tartas de fondant y reposteria creativa de Vital Serrano



Por Antonio Capurro

"Dulce dulce dulce la vida es un dulce como miel...", decía una canción infantil allá por los años noventa. Y en verdad, ¿qué sería de un almuerzo o una cena sin el postre? Eso lo sabe perfectamente Vital Serrano el guapo creador de su propia marca de tartas de fondant y reposteria creativa "The Cake's Road" quien inició su propio emprendimiento porque no estaba feliz con el trabajo donde llevaba varios años sin poder lograr la satisfacción personal. Tuvo que darle asma y no poder salir de casa para que el bendito zapping lo condujese a un canal de cocina cuando  eureka! Ahí se le ocurrió probar las recetas por sí mismo, manos a la masa. A partir de ese momento había nacido The Cake's Road, negocio en el que lleva ya un año.

"Le puse The Cake's Road por estrategia comercial y porque me gustó el tema de camino y como yo me estoy descubriendo a mí mismo me pareció lo más acertado, el camino de la tarta, era un nombre muy potente. Así que si lo buscas en Google y tipeas todo junto The Cakes Road sale el mío, y no he usado Google Adwords". 

Tartas, tartas y más tartas. Los pasteles que para él fueron un reto han sido la figura de un gimnasta y otra que llevaba muchas flores, pero Vital salió airoso del desafío. De alguna forma la carrera de diseño gráfico que estudió pero nunca ejerció la aplica en cada trazo, forma y línea de sus pasteles. Ahí Vital entrena el gusto, la creatividad y el ingenio para lograr el concepto que sus clientes requieren. A pesar de tener su propio negocio continúa trabajando en un estudio de abogados en el tema de derechos y regalías, lleva diez años, y seguirá hasta que The Cake's Road tenga la fuerza necesaria para dejar lo demás y dedicarse al cien por ciento con esta idea de negocio que le apasiona. 

"Te cuento que además de hacer pasteles me gusta el boxeo que antes practicaba más en mis ratos libres. Ahí me siento muy bien porque me relaja y nadie me fastidia. Te da mucha seguridad a ti mismo, es un deporte que recomiendo mucho. De manera muy intermitente he practicado boxeo. En el 2016 que retomé el entrenamiento recuerdo que la gente me decía“No pierdas el tiempo”, “para qué vas a esforzarte”, “deberías pesar menos”, “a tus 32 años nunca te subirás a un ring”  —–tiene la voz tranquila pero firme, segura —– Uno pierde la autoestima poco a poco y siente que debería dejarse llevar por lo que su mente le dice pero, por suerte, uno nunca está sólo por mucho que lo crea y si comprendemos que el fracaso es responsable en parte del éxito, lo aceptamos y  renunciamos al orgullo, quizá podamos aprender a pedir ayuda. Ayuda a su entrenador  y este le reciba con los brazos abiertos y le recuerde todos los motivos, más fuertes que el ego, por los cuales no se debe dejar de boxear con 32 años... ya no voy mucho pero voy a volver. Me gusta porque te da mucha serenidad en varios aspectos de la vida".

El mejor trabajo es aquel en el cual te sientes contento y no te sientes como una máquina, es fácil que la depresión o la ansiedad lleguen. A sus 33 años Vital se encuentra en plena fase de creación de su marca poco a poco, mientras continúa subiendo los videos tanto en Instagram como en YouTube donde prepara sus creaciones para unos followers que le comentan y lo siguen con gran entusiasmo. 



"Yo quiero ser mi propio jefe y llevar una vida cómoda, con un salario mensual que me permita sobrevivir por mí mismo con mis pasteles. En Instagram todo ha funcionado muy bien porque me salen muchos encargos, la gente se pasó la voz, el boca a boca pegó fuerte  —–su mirada es tierna, la voz tranquila y pausada —– Sabes, soy feliz haciendo tartas, el tiempo se detiene cuando hago esto que nunca pensé me daría tanta satisfacción. Yo quiero que como me pasó a mí, la gente se atreva al cambio, que no pasa nada. La idea es que en el 2018 me dedique plenamente a The Cakes Road".

Felizmente no escuchó a las personas de su familia y sus amigos quienes veían como locura dejar toda la seguridad de una estabilidad laboral. Pero todo en la vida es un riesgo y Vital decidió que era hora de hacerlo. Ahora o nunca. Luego de probar sus tartas todos a quienes les parecía un perfecto disparate terminaron dándole la razón a este carismático madrileño que va yendo lento pero seguro en lo que se ha propuesto firmemente, el éxito de The Cakes Road.

"En España hay muchas personas que se dedican a la pastelería, muchos tienen su propio canal de YouTube y hacen cosas maravillosas. La idea es hacer lo que yo quiero y he escrito lo que no hago como por ejemplo pasteles con un diseño que ha sido creado por otros como el escudo de un equipo de fútbol o Dora la exploradora. Yo mismo plasmó el diseño de acuerdo al tema elegido por los clientes. Primero converso con ellos, les envío un cuestionario con la elección de los sabores, luego se hacen los bocetos, ellos deciden que si y se empieza con todo".


Sobre el hecho de ser un hombre visiblemente Vital ha desarrollado una vida de lo más normal. 


"Tengo una familia maravillosa, para mi nunca fue un problema ser gay, tú creces, tus hormonas se alborotan y en algún momento todo eso sale por algún lado. Yo nunca me he sentido diferente que mis compañeros del colegio. Yo sé que cada quien vive un proceso diferente, yo estoy agradecido porque en España otros ya lucharon por mis derechos, por esta libertad que tenemos ahora. Lo único que te he tenido que hacer es ser yo mismo y respetar a los demás, pero en mi caso nunca sentí que debía esconderme o fingir ser otro. 

Acerca de la igualdad de derechos.

"España es el mejor país para todas esas personas gays que sienten estar siendo amenazadas en su propia tierra. Hemos pasado de tener una dictadura de cuarenta años a una libertad sexual increíble que podríamos quitarle a Israel ese título. Yo no digo que no haya homofobia o transfobia pero yo no la siento. El World Pride o la fiesta del orgullo es la fiesta de Madrid, si estoy libre voy pero no es una fecha señalada en mi calendario. Ya no siento que yo tenga que ver algo ahí, me gustan cuando se hacen otras actividades del activismo o culturales, pero ese público es muy escaso, la gente lo que quiere es irse de fiestas".

Dos es mejor que uno ¿no?

"Con mi novio tenemos el mismo camino, hablamos el mismo lenguaje, nos llevamos doce años pero es nunca fue importante. Un día tengo pensando tener una familia e hijos, cuando llegue a los cuarenta años, a mi si me gustaría mucho. Hablo por mi ahora (risas) pero pienso que él también desea lo mismo que yo. Si mañana antes de los cuarenta él me pide que nos casemos le digo que sí. Ambas familias se conocen, para mi abuela es un nieto más. Son tres años muy bonitos. Francisco quiere verme feliz y me apoya, él hizo las primeras galletas, ambos seguimos en nuestros trabajos formales y nos ayudamos el uno al otro. Nos conocimos a través de las redes sociales y ahora el maneja las de la empresa. Viajamos juntos más por Europa y de paso puedo ver siempre lo que se hace en pastelería en esos países, tenemos dos perros Siberian huskies, con los que nos gusta ir de paseo en bicicleta, a la plata y últimamente viajes de carros.



Sobre el emprendimiento

"Tenemos que crear el trabajo, en España todavía creemos que nos lo tiene que dar alguien y pagarnos muy bien por nuestra experiencia. Mucha gente se está reinventando y emprendiendo. Hay dos tipos de personas en ese campo, los que se dan cuenta y despabilan, se despiertan, y los que piensan que la vida les tiene que dar a lo que tienen derecho". 

Nos hemos percatado que ya vamos cerca de una hora conversando en Skype, en España ya va siendo hora de ir a la cama, en Perú la noche recién comienza. Vital es como su nombre Vital, un hombre con impronta que espera alcanzar sus metas en el camino. 

Y también tiene un blog, por si quieres conocer más de él.

Comentarios

Entradas populares