DragSpectacular: RAFAELLA POP


¡Larga vida a la Reina Pop Travesti!

DragSpectacular por Juan Carlos Herranz



Las mejores fiestas de la noche madrileña siempre se visten de Rafaella Pop. La conocida Perfomance Queen deslumbra por su color allá donde sus taconazos pisan, no en vano, su presencia arrasa en la conocida sala Mala Mala con la misma fuerza que un ciclón. Hace tiempo que aceptó la responsabilidad de edificarse a sí misma y el valor de levantarse cada vez que la sombra del fracaso llamaba a su puerta. Los triunfos de la Reina Pop Travesti son los de ese hombre que siempre ha surgido de los puntapiés de la vida. Este joven transformista nunca se ha quejado del ambiente o de quienes le rodean porque, maquillado y envuelto en el glamour de Rafaella Pop, ha sabido vencer y convertir la pobreza, la soledad, la mala suerte y la tristeza en alegría compartida. Ella es una ganadora sobre los escenarios y ante un público que le rinde honores por su simpatía y buen humor; por su humildad y soberbia distinción entre las mejores Drags. Por eso nunca ha sentido el amargo sabor de la frustración. Rafaella Pop es melocotón maduro en mitad de un campo de lechugas verdes —–que os quiero verdes; río dulce del elixir que brinda la juventud hacia un mar de figuras que luchan por permanecer en el recuerdo de quienes sólo piensan en bailar, disfrutar y vivir. Cualquier momento es idóneo para no claudicar ante nuevos proyectos porque —–como todo en la existencia humana—–, lo bueno si es breve y te ayuda a evolucionar es dos veces bueno. Enfrentada siempre a un nuevo reto por batir, Rafaella Pop se considera dueña de sus actos y esclava emocional de su álter ego. En fecha reciente se ha propuesto presentar un canal en YouTube  desde donde saltará a nivel internacional y producir su primer single. No está dispuesta a perpetuarse como Drag Queen ni quiere límites a su alrededor; al contrario, permanece feliz en su manto de libertad personal y profesional. Vuela alto y lo sabe, como un niño que disfruta de sus primeros zapatitos de charol. Quienes la conocen la dibujan como un diamante tallado con exquisitez y que pronto va a lucirse ante el mundo. Rafaella Pop nunca culpa a nadie de los desafíos y tampoco se queja de nada ni de nadie porque cree en sí misma como en quien da fortaleza a su corazón; su otro yo escondido tras su sonrisa:

“Tengo un proyecto en mente. Llevo ya mucho tiempo pensando en ello y es hora de ponerse manos a la obra. Se trata de algo que me hará crecer como personaje y poder ofrecer más de mí. ¡Sin duda me hará sentir más Rafaella que nunca! No quiero hablar mucho porque no sé el tiempo que llevará pero espero que sea lo más pronto posible. Desvelaré de que se trata en una entrevista que he concedido a #larevistadiversa para la sección DragSpectacular y que compartiré en mis redes sociales. Se trata de mi tarjeta de presentación en toda Latinoamérica. Espero todo vuestro apoyo”.

Rafaella Pop se merece un eterno poema romántico y familiar para nuestras conciencias: “que ni el viento la toque, ni mirarla, mujer, mi varadero. Ni cantarla, porque amarga es mi voz, mas yo la canto. Que ni el viento la toque, porque tiene pena de muerte el viento si la toca”. Quien comienza a caminar por el difícil mundo de los artistas de cabaret, Drag Queens y transformistas pensando poco en sí mismo y dándolo todo a sus semejantes, bien merece una flor, un suspiro, un poema y la admiración. Aprender de los fuertes, audaces, responsables y nobles permite que todos nos sintamos vencedores sin vencidos. Grandes por el honor de conocer a una persona buena que todo puede hacerlo porque nada de lo que nace en su alma encuentra obstáculo. Las puertas están abiertas para la que nunca se rinde mientras está frente al espejo. Señores y señoras. Damas y caballeros… con ustedes… ¡Rafaella Pop!

-          ¿Quién es Rafaella Pop?

Rafaella Pop es un personaje con una actitud dinámica, muy enérgica y positiva, que siempre intenta transmitir buen rollo a su público. Sin ser vanidoso, al tener una buena imagen se sirve de ella para hacer alguna broma y sacar la sonrisa que espera cada noche de su público. Se podría decir que es una Diva humilde; una gran estrella porque ensalza todo su poder desde los escenarios. Humilde porque tiene los pies en la tierra.

-          ¿Cuándo te diste cuenta de que tu vocación era ser Drag Queen?

Sinceramente, no sé en qué momento; más bien es una suma de cosas positivas que te ofrece tener este trabajo, como el que tu público valore tu trabajo, lo sigan y te enaltezcan por tus vestuarios, peinados, maquillajes o la gracia con la que actúas. Todo esto hace que te enganches más y más a tu personaje e intentas siempre ir más allá.

-          ¿Le dijiste a tu madre eso de Mamá quiero ser artista?

Siempre me ha gustado bailar y más aún cantar sonríe con gran simpatía pero la verdad es que no le dije a mi madre nada de eso. En realidad mi personaje se ha ido creando poco a poco y con él, por decirlo de alguna manera, ha ido creciendo el artista que he llevado siempre dentro. A todo esto, no sólo mi madre, si no, toda mi familia me apoya en mi trabajo.

-          ¿Cómo fueron tus primeros pasos artísticos antes de ser reconocida como la Reina Pop Travesti?

Empecé sin saber que empezaba se ríe En una discoteca se hacía una fiesta, donde todo el que fuera montado –caracterizado de Drag Queen tenía entrada gratuita. Me presenté en la sala junto a mis amigos para pasárnoslo bien y, aunque en alguna otra ocasión anterior lo había hecho transformarse fue desde ese día que comencé de una manera oficial a trabajar como una verdadera artista.
          

      ¿Por qué algunos críticos siguen considerando al cabaret y al espectáculo drag como una expresión artística dirigido a un público minoritario?

Yo no lo veo así. Tanto el cabaret cómo el espectáculo drag pueden ser disfrutados por todo tipo de personas. Lo que si puede surgir, es que por tratarse de un tipo de shows tan liberales respetuosos pero divertidos los locales de ambiente apuesten por ellos y llamen la atención de personas del colectivo LGTBI. Pero eso no significa que no puedan disfrutarlo otras personas porque el arte es universal.

-          ¿Qué quieres transmitir a tus seguidores con tu poderosa puesta en escena?

Sin duda alguna; buen rollo. Me gusta conectar con el público: mirarle, provocarle con algún gesto con un simple guiño o hacer que se sonroje para engancharles a mi espectáculo. Por supuesto que mi objetivo es hacer sentir a mis seguidores todo mi cariño. Aunque suene a tópico, sin ell@s no soy nada.

-          ¿Crees que desde las tablas se puede reeducar a nuestra sociedad?

No sé si reeducar pero lo que sí se puede hacer es mostrar una realidad, como por ejemplo, en mi caso. El hecho de ser hombre y vestirme de mujer; ya sea por interpretar un papel como el de Rafaella o por gusto como hacen muchas otras personas o por lo que sea es compatible con el verbo respetar. Soy consciente de que doy visibilidad a un mundo que merece ser respetado y considerado. Por eso me tomo muy en serio mi trabajo. Tenemos que concienciar a la sociedad que tod@s somos iguales sea cual sea nuestra manera de amar.
 -         

      Si volvieses a nacer ¿existiría Rafaella Pop?

Sin duda, sí. Rafaella me ha enseñado infinidad de cosas que me han hecho mejor persona, más libre y más respetuoso.

-           ¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?

La verdad es que tengo varios proyectos. Uno de ellos es crear  un canal de YouTube  el cual tendrá contenidos de maquillaje, pero no sólo quiero que vean esa parte de mí, sino hacer a la vez un contenido entretenido y gracioso que me acerque más a mis seguidores y a la vez pueda conectar con otros nuevos. Necesito crecer como persona y profesional. Otro proyecto por el que estoy muy motivado a la vez que nervioso, es el lanzamiento de mi primer single musical, algo que está en plena construcción y de lo que no puedo avanzar muchas cosas aún. Espero seguir en estrecho contacto con tod@s a través de mis redes sociales. Pronto compartiré mis últimas noticias. ¡Estoy muy ilusionado y también con muchas ganas de dar a conocer mi trabajo en Latinoamérica!



Comentarios

Entradas populares