Con Mis Derechos No Te Metas: ELI COHEN sobre situación LTGBQ en el mundo


Por Antonio Capurro

Hace un par de años el Jerusalén Pride se tiñó de sangre y no fue precisamente por los colores del arcoiris, todo lo contrario, un desquiciado ultra religioso judío apuñaló a seis personas hiriendo mortalmente a Shari Banki, una adolescente de tan solo 16 años que fue víctima de la homofobia de un sujeto que diez años atrás había cometido el mismo delito. Esta vez lo anunció en las redes sociales pero nadie le hizo caso o no quisieron prestarle atención. Yishai Schlissel quien de hecho se convirtió en el hombre más repudiado por la comunidad gay. El año pasado las celebraciones siguieron con total normalidad y se prevé lo mismo para este 2017.

Acerca de la situación conversamos con Eli Cohen, abogado y periodista especializado en el tema de Israel.

¿Cuál es la situación actual? 

Te comento que el gay pride en Tel Aviv se celebra con total normalidad y es un día festivo, mientras que en Jerusalén por sus características especiales tiene más una connotación más reivindicativa porque hay un porcentaje de la población que tiene aún sentimientos homofóbicos. De hecho que no existe ninguna organización delictiva que aliente a cometer este tipo de actos a todas luces repudiable por donde se le mire pero existen grupos ultra ortodoxos. Existe un dispositivo de seguridad que falló aquella vez como hace diez años cuando el mismo sujeto hirió también a tres personas. Este hombre había salido de la cárcel unas tres semanas atrás. Aquí observamos una falla en el sistema penitenciario y policial, que al no haber como repito, organizaciones pro homofóbicas, las prioridades van por otro lado y no se hace seguimiento.

¿La comunidad debe estar asustada y molesta por todo esto, no?, ¿deberían estar preocupados? 

La comunidad LGBT esta globalmente consternada y en Israel todos han repudiado lo ocurrido en el Jerusalén Pride, pero hay que recordar que la libertad sexual individual está protegida por las leyes. De entrada no hay tanto miedo sino preocupación, pero tienen el respaldo político. Es un hombre no un grupo de personas. Preocupación sí porque es lógico pensar que puedan salir imitadores, aunque nadie quiere esto.

Ahora tú mencionas que existe una gran diferencia entre la realidad gay en Tel Avi e Israel. 

De hecho que sí, el diario británico Independent nunca se caracterizó por defender lo que hace el gobierno israelí pero reconoció en el año 2008 que Israel tiene los derechos LGTB más progresistas de todo Oriente Medio y es el único sitio en toda Asia donde se puede ser homosexual sin tener miedo. Y cómo decía la encuesta de América Airlines y Gay Cities que Tel Aviv es la ciudad más gay friendly del mundo. Es cierto, Tel Aviv es una ciudad muy abierta, cosmopolita, europea y tolerante, y está a una hora en coche, pero Jerusalén por su contexto se vive más pronunciado el conflicto entre árabes y judíos, un clima más hostil porque hay sentimientos encontrados todavía.




¿La religión continúa siendo una causa de la homofobia en Israel? 

No lo creo. Porque Israel tiene uno de los porcentajes más altos en cuanto a la aceptación de los derechos LGTB y los ciudadanos le tienen respeto a la religión y la tradición judía. Hay mucha gente religiosa en Israel que no es homofóbica por lo tanto la religión no es la causa. Ahora existen ultra ortodoxos que creen ciegamente en la Biblia, donde se condena la homosexualidad, pero ahora bien, se dicen muchas cosas que serían condenables contra los derechos humanos. La sociedad ha evolucionado, los grandes rabinos han condenado esto. No se incita públicamente a este tipo de agresiones homofóbicas para nada.

Entonces no hay rabinos que fomenten ese odio. 

A ver de hecho que sí pero no es algo público sino a puertas cerradas, pero el rabinato oficial ha manifestado su rechazo. Y sí lo hace está penado bajo la ley porque la Declaración de Independencia de Israel explicita marcadamente que nadie será discriminado, ese discurso iría en contra del código penal y eso no entra dentro de la oficialidad del estado.

El matrimonio civil continúa siendo una tarea pendiente en Israel ¿no? 

Israel es un estado de estructura compleja, en algunos puntos es fuertemente laico y en otros tiene una fuerte presencia religiosa. Hay el Ministerio de la Religión que no lo hayas en un país occidental normal. Y este ministerio tiene sus competencia, una de las cuales es el matrimonio, que es el origen de las familias. A ver esta competencia viene del año 1948 cuando David Ben Gurion declara el Estado de Israel y queriendo tener el apoyo de todo el pueblo judío en el mundo. Entonces les dio este privilegio a la comunidad religiosa, es decir, regular el matrimonio, con lo cual para el Ministerio de la Religión el matrimonio debe estar ordenado por un ministro de culto, y el matrimonio civil es totalmente laico. Sin embargo tengo amigos que se han casado por ejemplo en España y su matrimonio es validado en Israel. Es una demanda que debe regularse.

¿Qué otras reivindicaciones están en la agenda de la comunidad LGTB israelí? 


Aparte del matrimonio igualitario la adopción. Se han dado logros en el Tribunal Supremo que han permitido que parejas del mismo sexo adopten pero es algo a tomar en cuenta.

¿Cuándo empezó este interés en ti por tocar el tema  LGTB? 


Por periodismo puro, y porque lo veo desde afuera al no ser un miembro de la comunidad LGTB  y defender la igualdad y libertad sexual plenamente, además de escribir sobre los problemas de Israel. Esto merece ser estudiado porque es un país con tanta diversidad en medio de una fuerte tradición religiosa.

Como tú dices Israel pese a toda esta violencia y estar alrededor del conflicto se ha mantenido en la línea democrática. 


Y defendiendo la diversidad, pudo haber tenido una regresión pero no sucedió. Una guerra cada década, un conflicto que ya dura casi 60 años y, pese a todo, la protección a las minorías es uno de sus ejes. En todos los países limítrofes no se han abierto al cambio, tan solo Jordadia que permite las relaciones del mismo sexo en privado. En Irán, Arabia Saudita, Siria, Libano, Egipto e Irak la homosexualidad es un delito. Los que tienen que acabar con los prejuicios los que deben promover la tolerancia, acabar con la homofobia en una tarea pedagógica, eso lo ha aprendido muy bien la comunidad LGTB judía.

Comentarios

Entradas populares