DragSpectacular: Nacha La Macha

Taconazos, claveles y apuntes generales

DragSpectacular por Juan Carlos Herranz



Nacha La Macha es el personaje más conocido —–en la escena contracultural española—–, del actor, cantante y transformista español José Ignacio Galán Ordoñez. Esta figura de la copla cuenta con una experiencia sobre los escenarios que ha traspasado las fronteras europeas a través de éxitos musicales como Yo soy la Nacha, Belleza Natural, Como la copla no hay náIceberg. Incansable hacedora de galas a lo largo y ancho de España, también ha realizado infinidad de giras y conciertos en ciudades tan importantes como México, Montevideo, Nueva York o Buenos Aires. Su último disco, Como la copla no hay ná  fue producido por el maestro Rafael Rabay  —–productor y arreglista de grandes intérpretes de la canción española como Lola Flores, Isabel Pantoja o Raphael—– y ha recibido una crítica tan estupenda que en breve verá la luz su re-edición en formato Deluxe. Nacha La Macha  no conoce límites en su imparable ascenso a un mundo reservado —–hasta la fecha—– a nombres propios de la escena española. Su amor por la copla y la música en general, le permitió grabar un maravilloso dueto con Marifé de Triana: Hablan. Por si fuese poco impresionante su trayectoria discográfica, este guapo transformista ha realizado incursiones en el cine con papeles protagonistas como en Poniponchi una chica cuasi perfecta así como apariciones estelares en filmes como Chuecatown  —–película del director Juan Flahn y producida por Dunia Ayaso y Félix Sabroso—–. También protagonizó dos cintas del controvertido director Gonzalo García-Pelayo: Copla y Amo que te amen; de la que se extrajo un Libro + DVD editado por Amargord Ediciones.
Y es que Nacha La Macha ha sabido cruzar el umbral del viento y llegar a la gente  —–que siempre tiene un rincón guardado para ella—– inundando su corazón con alegría y las cosas bien hechas. Desde los escenarios anima al personal a no estar encadenado ni ser cometa de nada ni nadie. No es persona a quien amedrenten las tormentas, las paredes de las injusticias o los caminos solitarios de la maldad. Tantas horas bajo el sol le ha permitido apuntar en cualquier dirección. No en vano, desde que dejó su bella tierra natal —–nació en La Línea de la Concepción en 1981—– Nacha La Macha no quiere ni escuchar historias sobre viejas y olvidadas estaciones de tren ni cuentos acerca de relojes atrasados por la inquina de los cobardes. Aprendió a caminar sobre el mar y por ello hasta el viento apaga el fuego que pretenda confundir su dirección en la vida. Gracias al crowfunding presenta mencionada revisión discográfica bajo el título Como la Nacha no hay ná. En la grabación del videoclip de su primer sencillo inédito —–la rumba de tintes eurovisivos titulada Vuelve ya conmigo—– ha contado con Víctor Gutiérrez, jugador de la selección nacional de waterpolo:
“Quería que un hombre muy varonil, muy guapo y muy alto apareciese en el vídeo. Víctor es una persona a quien quiero mucho y por quien siento gran respeto, sobre todo desde que saliese del armario siendo una figura en el deporte de élite. Tan pronto como le propuse participar en la presentación de Vuelve ya conmigo aceptó”.

El año 2014 recibió a Nacha la Macha conduciendo 22 entregas del magazine televisivo El caldero de Nacha —–espacio presentado en Iberoamérica TV donde  entrevistó a celebridades como Alaska, Carla Antonelli, Josele Román o el humorista Ángel Garó—– y, dos años después, recibió un merecido reconocimiento —–en la categoría musical—– durante la entrega de los II Premios del Festival LGTBI de Andalucía. Ella se deja arrastrar, más allá del filo de la noche, sin saber lo que le deparará el futuro pero, con constancia y tesón, ha conseguido que las sombras de la vida se alejen de la suya. Tal vez mañana estará protagonizando una película o luchando, en primera fila, en una multitudinaria manifestación a favor de los Derechos e Igualdades del colectivo LGTBI. Lo cierto es que, mientras comenzamos a escuchar su nuevo disco Como la Nacha no hay ná; mientras el compact disc gira y gira sin descansar, este perfume de estrella seguirá llevándonos hacia un arco iris de elegancia y libertad. Señores y señoras. Damas y caballeros… con ustedes… ¡Nacha La Macha!

-          ¿Cómo la copla no hay ná?

La copla es un género fascinante que desde siempre me ha llegado al corazón, me ha emocionado y apasionado. Me gustan mucho otros géneros musicales, de hecho; el primer elepé que me regalaron —–con cuatro o cinco añitos—– fue Deseo Carnal de Alaska y Dinarama. Durante mi adolescencia seguí la trayectoria de artistas como Madonna pero escuchar a Rocío Jurado o Lola Flores me estremecía el alma. 

-          ¿Qué sentiste cuando tu último trabajo discográfico te dio tu lugar en el difícil y elegante mundo de la copla?

Imagínatelo —–se emociona—– Como la copla no hay ná ha sido un trabajo muy bien recibido y en poco tiempo vendí todas las copias. Sentí felicidad porque recibí la recompensa a muchos esfuerzos y dedicación. Dediqué cinco años de mi vida para lograr ofrecer al público lo mejor de mí. No es una labor fácil auto producirte y dirigir tu trabajo sin más ayuda que la de tu ilusión y esfuerzo. Pero mereció la pena. Valió la pena grabar este disco tan especial.

-          Tan especial que lo reeditas con nuevos temas y el respaldo de un elenco de artistas de primer orden y cientos de seguidores que te apoyan con un cariño impresionante. ¿Cómo valoras tu experiencia a través del crowfunding?

El crowfunding que creé para reeditar mi disco fue todo un éxito —–explica con dulzura—–. Tal ha sido la respuesta de la gente que Como la Nacha no hay ná es prácticamente una completa y nueva revisión de mis canciones. Me he esmerado mucho en ponerme el listón más alto. La portada y libreto que me ha hecho Curro Jackson es una verdadera joya. Incluyo nuevos temas y nuevos sonidos y, por si fuera poco, que el maestro Nacho Canut me haya remezclado el single Vuelve ya conmigo —–con letra de Josele Román—– ha sido un regalazo que jamás olvidaré.  Por supuesto que estoy fascinada con el trabajo que me ha hecho Miguel Linde, creando una nueva versión de mi single Iceberg muchísima más cañera y potente —–inspira aire como si le fuese la vida en todo—–. Me ha encantado volver a colaborar con él. También he versionado por rumba el famoso Ya te olvidé de Rocío Dúrcal y he grabado el clásico de la copla Tengo miedo —–trata de no olvidar ni uno de sus proyectos con agradecimiento—–. La verdad que esta reedición de Como la copla no hay ná es una caja de sorpresas hasta para mí. Hay otro divertido tema inédito, titulado La ordinaria, que podría ser el siguiente single —–hace una breve pausa repasando su descomunal agenda de trabajo—–. Y bueno, no quisiera desvelar todo la magia que rodea mi disco, porque la gracia se pierde. A parte del dueto con la gran Marifé de Triana, he incluido un dueto con Chumina Power —–una de las principales figuras de la noche madrileña—–, versionando el  Hay amores que matan de Pimpinela —–su grupo favorito—–. Y hasta aquí puedo leer —–sonríe con su picardía gaditana.
         



  El maestro Rafael Rabay afirma que has creado el personaje más querido de la escena contracultural española ¿Imaginabas el éxito internacional que está teniendo Nacha la Macha?

¿Eso ha dicho el Maestro Rabay? Pues se lo agradezco porque viniendo de él, que ha trabajado con las más grandes, me siento muy feliz. No me considero más que nadie en nada aunque  —–afirma con seguridad—–, no me puedo quejar del cariño que recibo por parte del público. La gente que me acompaña en mi espectáculo se transforma para mí en un motor que me hace seguir adelante y querer seguir cumpliendo metas y sueños. No soy tan pretenciosa como para considerarme una artista con éxito nacional o internacional —–comenta a pesar de sus múltiples actuaciones en países tan dispares como México, Argentina, Uruguay o EE. UU. —–, porque no soy una persona que viva en una realidad distorsionada y maquillada. Eso se lo dejo a quienes pisan los escenarios vanagloriándose y endiosándose sobre los demás. Me refiero a esas supuestas Reinas del Pop a las que en más de una ocasión he tenido que pagarle el viaje de vuelta a España, tras una de sus giras, porque ni dinero para eso les quedaba. Gente a quienes he llenado el frigorífico para que pudieran comer —–una sonora carcajada alegra el ambiente que rodea el tema en cuestión—–. Me da pena por ellas porque, aunque yo les volvería ayudar, viven en un mundo irreal. El dinero, la falsedad y la prepotencia no van conmigo. No soy más que una artista muy currante, honrada por la vida y agradecida por ser capaz de arrancar unas sonrisas a quienes la necesiten en sus malos o buenos momentos. Nadie ni nada más. Amo los escenarios, amo a la gente y las estrellas son las que brillan en el cielo.

-          Tu trayectoria artística ha sido reconocida en los II Premios del Festival LGTBI de Andalucía ¿A quién dedicaste tan especial momento?

Este evento tan maravilloso me ha permitido vivir uno de los momentos más emocionantes en mis 14 años de carrera profesional —–se le escapa una lágrima que corta la respiración—–. Alguna vez me he visto inmersa en revuelos mediáticos denunciando injusticias contra mi profesión y contra mi colectivo. Me he pringado y he dado la cara, aun ganándome enemigos con mi postura, pero me ha importado un bledo y lucho por lo que creo que es más digno que lo que algunos prodigan como ajeno al amor. La ignorancia de cuatro descarriados es atrevida. Siempre he caminado por la vida de frente —–se vuelve a emocionar—–. Al recibir el premio me dijeron que mi trayectoria estaba brindando visibilidad al colectivo. No sé si esas palabras tan bonitas serán del todo cierto pero, de corazón, me siento muy orgullosa de quién soy y del colectivo al que defiendo contra viento y marea. ¡Siempre! —–Exclama con poderío—–. Y que ¿a quién se lo dediqué? Pues a la persona que más me ha apoyado y creído en mí cuando nadie lo hizo: yo misma.

-          ¿Qué queda de aquel muchacho que sufrió acoso y vejaciones por ser gay?

He padecido acoso y vejaciones —–desde su infancia—– por el simple hecho de ser un niño afeminado que jugaba con niñas y a quien le gustaba disfrazarse de princesa en lugar de jugar al fútbol. Con el tiempo me percaté de la maldad que arrastra al ser humano desde su más tierna edad. Al crecer  —–se lamenta—– comprendes el verdadero significado del insulto maricón y, a pesar de las burlas o la violencia física, aceptas quien eres y, por lo general, que eres mejor que todos esos despojos. Nadie en esa época tan difícil de mi vida, me ayudó. En cualquier caso, aprendí a perdonar y a reírme de mí misma. Por supuesto —–puntualiza—–, con el paso de los años me di cuenta que esas personas dañinas eran envidiosos, reprimidos y verdaderos enfermos. Un verdadero heterosexual no se preocupa por la vida emocional o sexual de sus semejantes —–sonríe—–. Esta experiencia tan traumática nunca se olvida. En mi caso me hace estar alerta y sensible ante el bullying o cualquier otra manifestación homófoba. Como lo he sufrido en primera persona sé que es algo horrible que debemos que erradicar de nuestra sociedad. Aun falta mucho camino para alcanzar objetivos pero yo tengo claro que, además de centrarme en mi carrera artística, apoyaré todo lo que gire en torno a esta lacra humana.  Me duele ver como niños y adolescentes no logran superar las absurdas y asquerosas vejaciones de los homófobos y acaban con sus vidas. Doy fe que de la homofobia se puede escapar y ser feliz. Me considero un ejemplo vivo de ello.  En mi caso me ayudó mi constante deseo de ser artista. Yo me aislaba en mi mundo de fantasía en el que era feliz soñando ser como Lina Morgan. 

-          ¿Cómo valora la lucha actual por la Libertad e Igualdad del colectivo LGTBI un activista como tú?

Me gusta que me consideren activista porque lo soy y, además, convencida. Mucha gente lo hace y me halaga aunque debo reconocer que miles de personas trabajan por un mundo mejor. Yo cuento mi experiencia y me dedico con pasión a mi arte, nada más. Espero ver algún día en España una Ley que prohíba la homofobia y transfobia de una manera tajante. Un país en el que los hipócritas —–que a menudo disfrutan de su pasividad en cuartos oscuros—– no puedan escudarse en la libertad de expresión para escupir públicamente sus mensajes de odio e intolerancia. Ese día en el que nadie se verá infectado por la homofobia. Maravilloso amanecer de la humanidad que impedirá que los homófobos puedan ocupar un cargo público, ser docente o dirigir una comunidad religiosa. 

-          Actor, cantante, transformista ¿Quién eres sobre los escenarios?

Encima de los escenarios ni siento nervios ni tengo inseguridades —–afirma mientras abre con poderío un estupendo abanico—–. Estoy en mi sitio. Tengo un cometido y se cumplirlo. El escenario es mi hábitat. El único lugar donde olvido de mis problemas, me lleno de energía y me entrego al máximo son las tablas que me acercan al público. Me da igual que sea en el famoso LL Showbar o en un auditorio. Me da igual que me reciban con  aplausos —–porque reconocen su estupenda carrera—– o que no me conozcan y tenga que ganármelos. Me entrego siempre a tope. No concibo estar en escena sino es al ciento por ciento. Soy de los que dijeron en su día: mamá quiero ser artista

-          Tu álter ego, Nacho Galán, se ha convertido en uno de los rostros más populares de Telecinco ¿Quién eres fuera de los escenarios?

¿Nacho Galán popular en Telecinco? —–Su rostro refleja la humildad que siempre le acompaña—– Me gustaría ser una pantera televisiva pero no soy popular. Kiko Matamoros, Lydia Lozano, Belén Esteban o  Jorge Javier sí son populares pero yo en Telecinco no soy nadie. Si acaso un buen amigo que ha ido a defender —–lo poquito que le dejaron—– a mi querida Emma Ozores en el programa Gran Hermano Vip. En Telecinco tus logros artísticos, poco o nada cuentan. Eres un simple personaje que, en un momento dado, les interesas o no. De momento yo no les intereso y lo tengo totalmente asumido. Hace unos años me quedé a las puertas de concursar en el reality Acorralados  y posteriormente me han ofecido cada año a Supervivientes pero nunca han vuelto a mostrar interés por mi. Llegó a frustrarme pero pronto entendí que soy afortunado de tener un trabajo precioso y que, lo poquito que he conseguido, ha sido sin la ayuda de ninguna ola de popularidad mediática que, normalmente suele ser pan para hoy y hambre para mañana. Me encantaría que Telecinco me diera esa oportunidad —–declara con sinceridad—– porque es una brillante manera para que me conozca más gente.  De todas formas, si esa oportunidad no me llegase, seguiré estando agradecido a la vida por todo lo que me brinda.




-          Ha sido un placer para La Revista Diversa poder entrevistar a una abanderada del eclecticismo musical, Nacha La Macha, muchas gracias…

No sé si soy una abanderada del eclecticismo musical o simplemente soy una atrevida. Sea lo que sea esta hecho con todo mi corazón y aprovecho para invitaros al World Pride Madrid 2017 donde, por supuesto, nos lo pasaremos muy bien mientras defendemos nuestros Derechos.



Comentarios