Ponte en #actitudpali

Ponte en #actitudpali
Vive toda la sensualidad en tu cuerpo

El CLOSET ABIERTO EN LA POLÍTICA: LUIS LARRAÍN


Por Antonio Capurro

Esta vez EL CLOSET ABIERTO se fue hasta Chile donde conversó con Luis Larraín, joven activista chileno visiblemente gay quien luego de haber liderado la Fundación Iguales por varios años, ahora se enfrenta al reto político lanzándose como diputado en el vecino país del sur. Su candidatura es una muestra de los nuevos liderazgos LTGBQ de la región que tanto necesitamos para seguir avanzando por la igualdad de derechos.

Cuando te entrevistamos hace unos tres años estabas en un proceso de salud que felizmente hoy está totalmente superado, tu trasplante de riñón fue exitoso, ¿esta condición médica significó llevar una vida con muchas limitaciones,? ¿Cómo lo manejas todos esos años? En este caso fue tu hermano quien te donó,  pero ¿Chile es un país consiente y sensibilizado  en la donación de órganos para salvar vidas?

Las principales limitaciones fueron entre 2007 y 2010, cuando estaba en diálisis. Tenía que estar tres veces a la semana en la clínica durante cinco horas, no podía salir de Chile, tenía que tomar muy poco líquido y no podía comer nada con sodio, potasio ni fósforo. Fue muy duro. Para mi segundo trasplante afortunadamente pude saltarme la diálisis porque mi hermano me donó uno de sus riñones, así que desde 2010 tengo una vida relativamente normal, solo que con menos energía entre 2011 y 2015 por el fracaso de mi primer trasplante. Chile es un país que está a medio camino: tenemos la mitad de la tasa de donantes de Uruguay y un cuarto de la de España pero más que la mayoría de los países latinoamericanos.

¿Cuál es tu análisis de los cerca de cuatro años que estuviste como presidente de la Fundación Iguales, ¿qué fue lo más difícil en tu trabajo como activista y cuáles las principales lecciones aprendidas?

Creo que hay que preguntarle al resto para que sea objetivo, pero me fui contento de Iguales porque en esos 4 años se logró aprobar la unión civil y la fundación internamente quedó más ordenada. Fui de menos a más porque al principio no tenía tanta experiencia pero con los años me fui sintiendo más cómodo. Lo más difícil creo que fue la relación con otras organizaciones de la diversidad sexual porque hay disputas muy antiguas que por momentos nublan la discusión de los objetivos y las estrategias, que es lo que a mi juicio debería primar.

¿Cómo ves los avances políticos y sociales por igualdad de derechos LTGBQ, tendremos pronto el matrimonio igualitario por allá?

Lo tendremos, pero no sé cuándo. La presidenta Bachelet lo enviará pronto al Congreso, pero luego viene el cambio de mando y todo depende de quién sea presidente. Con Piñera no va a avanzar. Con Guillier o Sánchez sí debería hacerlo.

¿El hecho de que te presentes como candidato a diputado al congreso de tu país es el primer paso hacia una carrera política con aspiraciones? ¿Qué te decidió lanzarte a la arena política?

No lo veo como el primer paso a nada, sino simplemente como lo que siento que debo hacer ahora y que es el camino natural después del activismo. Cuando uno está varios años haciendo incidencia legislativa, empieza a ocurrir que uno se pregunta por qué otros pueden tomar decisiones por uno y uno no puede. O por qué pueden llegar dirigentes estudiantiles al Congreso y no dirigentes de la diversidad sexual. Espero aportar mi cuota para tener un Congreso más representativo de lo diversa que es nuestra sociedad.

Le sigues los pasos a otros activistas visiblemente gays como Jaime Parada, concejal de Providencia, y de la región como Carlos Bruce o Alberto de Belaunde en Perú. ¿Los nuevos liderazgos LTGBQ en la región ven ahora en la política el camino a seguir para precisamente defender sus derechos y los de la comunidad a la cual representan? 

Estoy en contacto permanente con Jaime y Alberto y conozco a Carlos y a muchos otros activistas de Latinoamérica. Los lazos son muy útiles porque, si bien cada país tiene sus particularidades, la lucha es la misma y no hay que inventar la rueda. Yo creo que los activistas y dirigentes sociales en general han mirado a la política como un vehículo para provocar cambios, en todas las épocas y en todos los países. La diferencia quizás es que las sociedades son cada vez más sofisticadas y a los tradicionales dirigentes obreros, campesinos o estudiantes se suman los ecologistas, feministas, LGBTI, etc.

En este nuevo proyecto sin lugar a dudas tu papel de activista te ha ayudado y preparado, pero si bien se dice que la política es tan un juego como cuando en las piezas de un tablero de ajedrez necesitamos analizar, estudiar y ejecutar hábilmente la mejor estrategia para ganar la competencia, ¿en lo tuyo apelas más a lo racional o lo emocional,  o una mezcla de ambas sin dejar nunca de ser tu mismo?

Creo que hay que apelar a lo racional, a lo emocional y también a lo valórico. En esta época de gran desprestigio de la política, no basta con tener propuestas ni con emocionar sino que es necesario cumplir ciertos estándares éticos como no estar involucrado en financiamiento irregular de la política, soborno, etc. ni tampoco llevar décadas calentando un asiento en el Congreso.

Ahora tus votantes se han ampliado, en una entrevista hablabas también del contacto que has tenido con los inmigrantes, los pueblos originarios, mujeres (tema de género), las personas con discapacidad, ¿cómo vas llegando hacia ellos?

Con esos otros grupos discriminados tengo un contacto muy fluido desde hace tiempo porque trabajábamos en alianza para informes de DDHH para la ONU y en apoyo mutuo en la incidencia política.



Ya no vas por Ciudadanos? ¿Tuviste otros ofrecimientos?

Tuve otros ofrecimientos más a la izquierda y más a la derecha pero el centro político liberal es lo mío. No fue difícil. No soy militante formal de Ciudadanos porque no está constituido en la Región Metropolitana de Santiago, así que voy como independiente en un cupo que me cedió Evópoli, un partido liberal de centroderecha.

¿Cuáles son las principales demandas de la población LTGBQ que estás recogiendo y que llevarás al congreso y los ejes fundamentales de tu campaña?

Las principales demandas de la diversidad sexual son el proyecto que reconoce la identidad de género, que lleva cuatro años en el Congreso y ha avanzado muy lentamente; el matrimonio igualitario, que ingresará esta semana al Congreso pero que no alcanzará a aprobarse en este período; y una modificación a la Ley Antidiscriminación para que no solo castigue sino también prevenga la discriminación. Los ejes de mi campaña son la inclusión de grupos discriminados como la diversidad sexual pero también las mujeres, los niños y adolescentes, los adultos mayores, los migrantes, etc; la salud, que me afecta directamente como trasplantado y enfermo crónico y la ciudad sustentable, un tema fundamental en una ciudad de 6 millones de habitantes como esta.

¿Buscarás que Chile sea una de las ciudades más gay friendly del mundo?

Es un poco ambicioso ser uno de los países más gayfriendly del mundo. Hay que ser realista. Me gustaría que nos acercáramos acercarnos a Argentina y Uruguay, los principales referentes en materia de diversidad en Latinoamérica.

¿El electorado chileno apuesta por el elemento joven o prefiere la madurez y experiencia?

Creo que los distintos votantes prefieren distintos públicos, pero en general cuando uno conversa con ellos en terreno nota un enorme desencanto con los políticos tradicionales y una preferencia por quienes somos más jóvenes y venimos de fuera de la política.

¿De qué forma has capitalizado el compartir con personas o actores políticos de ambos lados de la política nacional? ¿Cómo unir esos dos mundos en cuestiones básicas?

Algo difícil de la campaña ha sido tratar de ser ver al votante más politizado que existe algo más allá de la izquierda y la derecha, que el mundo del siglo 21 ya no se divide en dos grandes bandos y que ni los políticos ni los electores somos binarios. Espero poder actuar de puente entre el mundo de la derecha, que conozco muy bien por mi familia, colegio y universidad, y el de la izquierda, con el que me tocó trabajar como activista.

¿Es un gobierno de centro lo que Chile necesita?

Creo que Chile necesita un gobierno de centro que se aleje tanto del conservadurismo de Piñera como del espíritu refundacional que prevalece en la izquierda. No necesitamos partir de cero, porque tenemos cosas buenas que el resto de Latinoamérica admira, pero tampoco quedarnos en el inmovilismo, porque hay cosas en las que hemos avanzado demasiado lento, en particular en inclusión e igualdad.

Has declarado que estar al lado de Piñera y colocar la figura de la diversidad sexual en un partido con un ala conservadora fue muy estratégico porque colocaste el tema en su agenda y moviste sus prejuicios o estereotipos, este hecho tuvo su costo porque como afirmas al principio te trataron muy mal pero luego te ganaste el respeto no de todos pero sí de la mayoría, ¿piensas que la derecha lanzará otro discurso más inclusivo hacia el tema LTGBQ para conquistar esos votos o como una promesa o por el contrario seguirán con su discurso trasnochado de un solo tipo de familia?

La mayoría de la derecha sigue en el discurso muy conservador y reaccionario. En la coalición de centroderecha solamente Evópoli tiene una postura más liberal pero sus socios le hacen bullying, por lo que espero que en el futuro arme otras alianzas.

¿Qué significa, en tus palabras, un liberalismo en lo económico con moderación?

Creo en el liberalismo en todos los ámbitos, no solo económico. Creo que debe haber no sé si moderación pero sí responsabilidad y gradualidad para impulsar los cambios, no pasar la aplanadora con una mayoría circunstancial.

Has declarado: "Me hago cargo de que Iguales lo fundamos hombres gays de sectores privilegiados", ¿piensas que esa imagen podría no acercarte a determinados sectores incluso dentro de la propia comunidad LTGBQ? ¿Cómo percibes el apoyo de tu propia comunidad a la cual perteneces? 

Uno no puede aspirar a representar a todas las personas de la diversidad sexual, sobre todo en un país tan desigual como Chile. Dentro de ese mundo hay tanta diversidad como entre los heterosexuales y cisgénero. Sí espero que amplios sectores, de la diversidad sexual y aliados, se den cuenta de que es importante que estemos representados en el Congreso y no se queden en la pelea chica.

¿Cómo ves la candidatura de Andrés Velasco como candidato a senador por la región del Maule? ¿Están muy en contacto? 

Estamos muy en contacto con Andrés. Ayer estuvimos juntos y me grabó un vídeo de apoyo. Creo que será un gran senador para el Maule, que hoy está representado, entre otros, por un senador ultraconservador que desprecia a la diversidad sexual y se ha opuesto a todas nuestras demandas, un senador que no ha emitido palabra en los tres años que lleva en el cargo y otro que tiene 81 años y busca la reelección para terminar su período a los 90.

De darse la figura del matrimonio igualitario en tu país, ¿te casarías con tu ahora novio? En tal caso y de haber sido elegido diputado te convertirías en el primero en funciones en tener un esposo, ¿vaya que se ha avanzando mucho no?

No tengo novio desde hace más de un año, pero por supuesto que consideraría casarme en el futuro cuando se apruebe el matrimonio igualitario.

Entre tanto, ¿todavía hay tiempo para tus pasatiempos y ocio?

No hay tiempo en campaña para pasatiempos ni ocio. Son los meses más intensos de mi vida hasta ahora.

¿Tienes alguna serie, película o libro de temática LTGBQ favorito?

Muchos. Los de Bayly me los devoré en su minuto hasta que los encontré demasiado parecidos. Me encanta "De animales a dioses" porque aborda la homosexualidad desde el punto de vista biológico e histórico al mismo tiempo. En cuanto a series, me encantan Glee, Orange Is The New Black, Sense 8, Modern Family, House of Cards, entre otras, pero hace meses que no puedo ver nada.

¿Algún personaje gay de ficción o de la realidad te ha inspirado?

Obviamente Harvey Milk. Creo que es inspirador para cualquier activista de diversidad sexual.

Como sabes la política no tiene porque ser tan seria por eso y como se lo preguntamos a todo el mundo ¿quién consideras tú es el político o el hombre vivo más sexy de tu país y del mundo?

El hombre más sexy de Chile es el futbolista Jean Beausejour y del mundo... no son mi tipo, pero el presidente Macron y el primer ministro Trudeau son definitivamente los políticos que mejor explotan su lado sexy.

Instagram: https://www.instagram.com/luislarrain
Twitter: https://twitter.com/luislarrain
YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=aQ7CAE8SZzk


Comentarios

Entradas populares