Mes del Orgullo 2018!!

Mes del Orgullo 2018!!
Pride Month!!!

Pali

Pali
Toda la sensualidad en tu cuerpo

EL CLOSET ABIERTO EN EL PERU: JUAN CARLOS MEZA


Juan Carlos Meza es arequipeño, ingeniero de sistemas, trabaja como Management Advisor en Dell EMC de Ciudad de Panamá, un profesional que decidió compartir con nosotros su visibilidad para EL CLOSET ABIERTO.


¿Por qué decidiste hacer esta entrevista?

Me pareció divertido e interesante por eso acepté la propuesta. 


¿Fue complicado dejar el closet?

Con mi familia salí del closet el año pasado y conmigo mismo, es decir, asumirme cuando cumplí los 21 años. Yo tuve una enamorada desde los 13 años hasta los dieciocho años,   una relación bastante chévere y todavía seguimos siendo amigos. Fue ella quien me presentó a primer ex hombre, con quien comenzamos a salir, me enamoró, una relación bastante sexual al inicio y luego poco a poco desarrollamos un sentimiento y estuvimos juntos seis años hasta que cumplí los 23. 

¿Y cómo fue la relación?

Nos conocimos en una fiesta donde mi ex nos presentó, luego ese día él se ofreció a dejarnos y resulta que vivía a tres cuadras de mi casa, de pronto empezó a aparecerse muy seguido para jalarme a la universidad y entonces empezamos a salir hasta que un día en una discoteca, en la que yo estaba con mis amigos, donde él se encontraba súper borracho se acercó a mí, me llevó a otro lado y me dio un beso. Luego dejamos de vernos un tiempo y a la siguiente vez que lo vi quien estaba borracho era yo e hizo lo mismo. Fue ahí que empezó todo, pero yo negaba ser gay, solo decía que me gustaba estar con él. De pronto me di cuenta que estaba enamorándome. Pienso que fue con él que despertó mi deseo sexual, antes de eso no había sentido nada hacia chicos pero tampoco nunca ligado a una mujer.

¿Cómo hacían que tu familia no sospeche con la cercanía entre ambos?

Ellos pensaban que era mi jefe y es más yo lo presenté como tal. Mi mamá siempre pensó que yo estaba enamorado de mi ex mujer y que por eso no veía a ninguna otra (Risas). 

Y mientras continuabas con tu primera pareja.

Mi ex es mitad peruano mitad italiano. Cuando me encontraba por terminar la universidad me propuso irnos a Italia, para esto él haría sus papeles de la nacionalidad. Quería tener hijos, mudarse primero y que lo siga yo. Nos llevábamos diez años de diferencia y por lo tanto con diferentes objetivos de vida. Pero yo quería hacer otras muchas cosas antes de formar una familia, entonces entré en pánico. Al acabar la universidad dije si podemos tratar, es más me ofrecieron una beca para ir a España con todo, me la dieron pero no la visa. Cuando sucedió eso él se fue por un año y a su regreso continuó todo, yo me quedé en Arequipa trabajando. Para ese momento la relación estaba muy complicada porque nuestros planes de vida iban en otra dirección. Así que todo se desgastó. A mediados del 2012 decidió regresarse a Italia y me dio el ultimátum, empecé a ver becas pero me salió a Australia. Él se molestó mucho y me terminó. No me arrepiento de nada, todo es un aprendizaje. Antes de volar a Australia él regresó, tuvimos algo pero en esos cinco meses había estado con una mujer y la había embarazado. Parece ser que ella quería tener un hijo, porque era mayo también, y lo enganchó. La familia de él que es muy convencional los obligó a casarse y cuando vinieron al Perú ella vio los mensajes entre nosotros, fue cuando decidió hacerse pasar por él, me citó y me contó la historia al igual que yo la de ambos. 

Una historia bastante dramática, ¿no?

Pues sí, pero ya es parte del pasado. Nosotros no tenemos una relación ni de amistad ni nada pero siempre quedó una tensión sexual porque el año pasado 2016 cuando visité a mi familia nos vimos. Todo eso era muy complicado por eso me alejé.

¿Nunca tuviste ningún problema por todo eso?

Hasta el momento no. Me gusta tener el control, soy dominante. Me gusta hacer lo que yo digo y sé que está mal. Me ha traído complicaciones, por eso estoy trabajando. Hice terapia de un año con un psicólogo, me fui bien y ahora ya no lo hago a propósito. 

Todo este tiempo en que tratabas de pasar desapercibido imagino que desarrollaste habilidades para hacer que los demás no se den cuenta.

Creo que nunca se ha notado, pero tampoco he tenido ningún mecanismo de defensa. Ahora me choca más que antes los comentarios homofóbicos de la gente a mi alrededor. 

¿Cómo te fue en Melbourne?

Ni bien llegas te das cuenta que todo es bien distinto. Primero hice seis meses de clases de inglés en forma obligatoria. Cuando llegué renté dos lugares que estaban muy caros, pero cuando conocí a un chico ruso en las clases y le hablé de todo esto me propuso mudarme con él y compartir como roomates. Me mudé, y luego supe que lo había hecho con otros intenciones porque él mismo me dijo. Tuvimos una relación de tres meses, solo fue para desahogarme. Me propuso irnos en el verano a Egipto para labor social, le dije que no. En vez de eso viajé a Japón, estuve un mes y ahí conocí varias ciudades. Para ese entonces nunca había tenido una vida gay de soltero por la relación con mi ex, así que decidí aprovechar el tiempo a salir con hombres bastante. Me volví súper "puto", usaba Grindr y esas aplicaciones por seis meses (Risas). Mi vida se volvió un desenfreno. No entendía porque estaba haciéndolo, me faltaba algo, luego me dediqué a trabajar, a hacer otras actividades. Ahí tuve una relación de un año y medio con un colombiano.


Entonces en algún momento dijiste ya basta.

Sí, porque todo se volvió demasiado. Hablé mucho conmigo mismo, es decir, reflexionando y me pregunté ¿cuál es el valor agregado de hacer todo esto? Solo era diversión y placer momentáneo. Lo asoció mucho con haber vivido mi adolescencia gay.

Exacto.

Y el año pasado hablé con mi familia. Cuando regresé de Australia vi a un amigo que me gustaba mucho, pero a los pocos días él se iba a Argentina. Salimos y nos drogaron en Arequipa. Cuando regreso a casa todo mal no me acordaba de nada, a él le habían robado todo. Mi mamá me dijo que cómo pasó todo y ahí le dije que yo salía con ese chico. Fue así como se enteraron. Mi papá estuvo más tranquilo, pero mi mamá lo tomó mal, porque asociaba ser gay con el sufrimiento. Pienso que ahora lo tienen más asumido. 

¿Y ahora cómo te va?

Como te dije yo trabajo en DELL y me encuentro en Panamá, me va súper bien. Dell es una empresa inclusiva con el tema LTGBQ. Ahorita no tengo tiempo para una relación, estoy más enfocado en el tema laboral. 

¿Qué significa en este momento ser un hombre visiblemente gay?

Mira, la única diferencia es que ya no oculto cosas a mi familia. 


¿Cómo ves ahora la lucha por la igualdad de derechos LTGBQ en Perú?


La igualdad de derechos es muy importante porque brinda seguridad a las parejas y en el tema del currículo es más importante porque le da visibilidad al tema dentro de los estudiantes para que se reconozca a sí mismo y a los demás. Y que se respeten, eso es lo más básico que debe existir en una sociedad. Si quieres expresar tu religiosidad está bien, y si eres gay también debes poder hacerlo, lo que sí pienso es que debe existir mucho respeto entre ambos. El tema es que la religión está mejor organizada. Por eso el tema educativo es muy importante.

¿Has participado en alguna marcha?

No, yo no tengo porque salir a la calle a decir soy gay. Yo defiendo al público gay desde lo que hago o en lo que me desempeño. Todo está estigmatizado, el hecho de que seas gay no significa que debas estar por todos lados proclamando que lo eres. Yo podría marchar y salir algún día.


Pero es  una forma de hacerte visible también, a ejercer tu ciudadanía como hacen todos.

Pues sí.

¿Te animarías en algún momento por la política?

Yo soy de centro derecha y sí me gustaría un día participar en política pero tendría que prepararme más, es una meta a largo plazo, de hacerlo estaría como independiente. Yo respeto las ideas de izquierda pero no las comparto. Todavía no creo que estemos listos para un gobierno de izquierda, porque eso significaría un cambio ideológico total.

¿Tienes algún personaje gay que admires, real o de ficción?

Alan Turing, el precursor de las operaciones matemáticas, quien se suicidó por la condena que sufrió cuando descubrieron su homosexualidad. 

¿Cuándo no estás trabajando cómo te diviertes?

Me gustan los deportes extremos como el hiking, hayaking, crossfit, esas cosas me divierten. También cocinar, lo que mejor me sale el ají de gallina.

¿Cuáles son las ciudades más gay friendly que has visitado? 

Sidney y Tailandia, hay un conjunto de playas a las cuales tienes que ir en bote y son súper gay friendly, lo único es que está plagada de turismo sexual.

¿Quién es el hombre vivo más sexy del Perú?

Sergio Galliani, me parece súper sexy. Lindo me parece Stefano Salvini pero con él no tendría sexo. Daniel Abugattás me parecía sexy pero hace diez años atrás.

Comentarios