Mes del Orgullo 2018!!

Mes del Orgullo 2018!!
Pride Month!!!

Celuloide Pink: Xelo Cagiao de El Ornitólogo: "Quiero seguir aprendiendo sobre la condición humana"


Por Antonio Capurro


"El Ornitólogo", la primera gran película de Xelo Cagiao, oriundo de Betanzos (Galicia, España) lo dio a conocer al mundo entero, filme poético del director portugués João Pedro Rodrigues, cuyo trabajo en esta película nos muestra una historia con varias lecturas donde se mezcla lo espiritual, el homoerotismo y el placer. O Ornitólogo o “The Ornithologist” tiene una poderosa carga visual, es deliciosamente subersiva en muchos aspectos y genuinamente graciosa con buenas interpretaciones. Ya hablaremos del filme más adelante, ahora conozcamos más a uno de sus protagonistas, un actor que no tenemos duda seguirá dándonos maravillosas interpretaciones en el cine.

Cuéntanos, ¿qué haciendo por estos días? ¿en qué proyectos? ¿yendo a casting y audiciones?

Estoy participando en el rodaje de un mediometraje situado en las “trincheras” del cine independiente gallego llamado “Anís del mono”. Muchas personas pueden calificar este tipo de proyectos de bajísima producción como frustrantes (y más desde que en España el impuesto cultural ha subido al 21% convirtiéndose en el más alto de Europa), pero yo no los veo de esa manera. A mí me encanta la sensación de “familia” que se crea en este tipo de rodajes. Todos los miembros se apoyan mutuamente y la falta de recursos económicos hace que se realicen muchos ensayos y que todo el mundo intente sacar lo mejor de sí.

El Ornitólogo fue rodada hace casi dos años y presentada el año pasado, el filme sigue concitando la atención en todo el mundo, ¿de qué forma cambió tu carrera con esta película? ¿Cómo llegas al filme, antes habías hecho un corto no?

Hasta hace muy poco tiempo solo había hecho teatro, fue a partir de los 20 años cuando comencé a plantearme la idea de actuar ante una cámara. Una parte importante de mi aprendizaje en audiovisual la desarrollé participando en proyectos de escuelas gallegas de cine. En 2012 acudí a un casting y conocí a João Pedro Rodrigues, participando así en el cortometraje “ O Corpo de Afonso”. Un año más tarde, aproximadamente, recibo una llamada para participar en un film llamado “O Ornitólogo” junto con un reparto internacional. En cuanto al concepto de carrera, no sé muy bien lo que significa lo único que sé es que después de haber rodado con João Pedro, siento que tengo más herramientas para poder aplicar delante de una cámara.


¿Se cumplieron todas tus expectativas con The Ornitologist? 

Cada vez que me uno a un proyecto, siempre me hago dos preguntas, número uno: Voy a aprender? Y número dos: ¿al menos me lo pasaré bien? El rodaje de The Ornithologist ha reunido los dos requerimientos y a unos niveles muy satisfactorios, así que no puedo estar más que contento con el director por haber confiado en mí.

¿Piensas que el tema de la homosexualidad o el homoerotismo presentes en el filme de alguna forma todavía puede causar controversias pese a que por ejemplo España o Portugal sean países más abiertos frente al tema, ¿cuál es tu percepción?

No sé si se le puede llamar controversia. Está claro que films como este siempre van a provocar incomodidad en los sectores más “conservadores” de la población (sea en el país que sea), pero si hay algo que me ha enseñado la actuación, es lo siguiente: 
Cuando leo un guión por primera vez y preparo un personaje, siempre hay aspectos con los que no puedo identificarme lo suficiente como para defender ese punto de vista ante una cámara (y esa sensación de impotencia me provoca incomodidad). Ante esa incomodidad, lo que hago es informarme sobre el tema hasta que esa sensación desaparece por completo y puedo aceptar una parte más de la condición humana.
Creo que la incomodidad es algo necesario y debiera ser utilizada para aprender y evolucionar. Si alguien se siente incómodo visionando esta película, debería recordar formas de arte anteriores al cine (pintura, escultura, etc) y darse cuenta de que estos temas no son nada nuevo.

¿Lo pensaste mucho para decir que sí al personaje? ¿De qué forma te preparaste para asumir el doble papel de Jesús y Thomé? Hasta ese momento ¿habías visto otras películas de temática gay, tenías ciertos referentes? ¿Cuál era tu acercamiento al tema de la diversidad sexual? ¿Cuáles escenas en la interacción con tu contraparte Paul Hamy fueron más difíciles o en cierta forma representaron un desafío? ¿El desnudo se te hizo complicado, la parte sexual?

Cuando me propusieron el papel, mi respuesta fue un “si” inmediato. Tras haber participado en “O Corpo de Afonso” y conocer la filmografía de João Pedro, sabía que el film sería honesto y original. Cuando leí el guión, tengo que asumir que me entró el pánico. No sabía cómo enfrentarme al material, y más aún teniendo que interpretar dos personajes tan diferentes. Tomé fue relativamente fácil de preparar, porque habla y describe con cierta claridad sus circunstancias, pero Jesús era como una página en blanco. Tuve bastantes problemas para preparar ese personaje, puesto que yo me hacía preguntas sobre sus circunstancias y condición personales (como a qué edad se quedó sordo, hasta qué punto vivía aislado…) mientras que el director pensaba en lo que este personaje aporta a la composición del film. Fue solo durante los ensayos cuando estas preguntas fueron encontrando respuesta. João Pedro es un director que dirige a sus actores “desde fuera” y es muy preciso en el ritmo que los personajes tienen en cada momento. De algún modo pude entender lo que pasa por la mente del personaje conociendo el ritmo y la intensidad con la que reacciona ante determinados estímulos.

Con respecto a películas de “temática gay”, nunca he hecho esa clasificación con ninguna película. Cuando veo una película, lo único a lo que estoy atento es a la relación que tienen los personajes con el mundo que los rodea y las estrategias que llevan a cabo para alcanzar su estado de entropía, el resto es indiferente.

Las escenas con Paul Hamy fueron muy sencillas de rodar. Sabe cómo utilizar el sentido del humor para mantener una buena energía en el set y hacer que esteas “despierto” y relajado. En cuanto a los desnudos, no entiendo por qué la gente le da tanta importancia al tema. Para poder rodarlas con una buena iluminación, está claro que son coreografiadas y ensayadas de una forma fría para que se vean bien en pantalla.



¿Cómo fue el trabajo con el director Joao Pedro y el resto del equipo de filmación? ¿Qué fue lo más difícil durante el rodaje cómo te preparaste para asumir el rol?

Joao Pedro suele hacer muchos ensayos, así que antes de llegar el primer día de rodaje ya conocía a la mitad del equipo. Es algo que se agradece a la hora de actuar, ya que cuando no se hacen ensayos, siempre tengo la sensación de estar algo “aislado” hasta el tercer día aproximadamente.

Algo que te gusta mucho es también presentar la película y hablar con la audiencia acerca de lo que encuentran en la misma. ¿Cuáles son para ti los temas principales que muestra el filme?

Vida, muerte y amor (y las diferentes percepciones de las tres).

Una situación complicada para ustedes los actores tiene que ver con la productora del filme Black María, ¿cómo va el asunto?

Es desesperante. No solo para los actores, sino para la mayoría de miembros del equipo. Tras haber terminado de rodar a fínales de 2015, la mayoría de los integrantes no hemos recibido ni un solo euro por nuestro trabajo en el film. Nuestros mensajes a Blackmaría fueron ignorados hasta mediados del 2016 y los procesos judiciales avanzan con una lentitud irrisoria. Ni siquiera le han pagado al director y escritor del film. Cada vez que asistimos a un festival informamos sobre la situación. Exigimos que Blackmaría pague lo que nos debe y esperamos que no vuelva a sucederle a nadie.

¿Cómo ha sido tu formación en el terreno de la actuación?

Soy una persona autodidacta. Mi proceso siempre ha sido el mismo: Estudiar un determinado método de actuación en algún libro (Stanislavski, Meisner, Adler,…) e intentar aplicarlo en los trabajos que realizo. Poco a poco voy acumulando más “herramientas” y encontrándome con diferentes directores (ya sea en teatro o en cine) que me ayudan a aplicarlas de forma efectiva.


¿Cuáles son las cinematografías del mundo que más te gustan?

Me gusta mucho el neorrealismo italiano. Recuerdo ver con 14 años el ladrón de bicicletas y quedarme sin palabras. Era la primera película que trataba a dos personajes de edades y visiones del mundo tan diferentes (un padre y su hijo) sin posicionar a uno por encima del otro. En ese tipo de películas no existe “el ignorante”, no existe “el experimentado”, no existe “el bueno”, solo son personas peleando por salir adelante con honestidad. No hay nada más grande que eso.

¿Cuáles son los principales problemas que enfrentan actores jóvenes como tú?

No creo que haya muchas diferencias entre un actor de mi edad u otro de una edad más avanzada. Sinceramente, creo que, independientemente del dinero que se invierta en cine, lo más importante es que haya buenos escritores y que exista una diversidad temática.

¿Fuera de los clichés, arquetipos o estereotipos cuáles son tus metas en el terreno actoral?

Seguir aprendiendo sobre la condición humana. Cada vez que termino de interpretar un personaje, camino con más seguridad en mi vida privada. Me siento más vivo y estoy más atento a todo lo que me rodea sin ser consciente de ello.

Si te preguntara cuál esa característica o habilidad que te destaca como actor o te diferencia del resto ¿cuál dirías qué es la tuya?

No lo sé. Hubo una temporada en la que le realizaba esta pregunta a mucha gente para saber si llegaba a alguna conclusión, pero cada persona me decía una cosa diferente. 

¿Cuáles géneros cinematográficos te gustan mas, tienes algunos directores o actores actrices favoritos?

Hay directores de cine y películas que me encantan, pero Jhonn Cassavetes está “ahí arriba…”. La forma que tiene de tratar a los personajes no tiene comparación con nada que haya visto. Odio las películas que le dan demasiada importancia al medio cinematográfico en lugar de profundizar en el contenido. Cassavetes sacrifica no solo el medio, sino también la narrativa de sus películas con la finalidad de profundizar emocionalmente en temas que nos influyen a todos. En “A woman under the influence”, la opinión que los niños tienen de su padre no va a cambiar las circunstancias familiares (son niños, por lo tanto, no tienen poder para cambiar nada y tendrán que adaptarse a los acontecimientos que desencadenen los adultos a su alrededor) y cualquier director lo calificaría de indiferente. Pero ese primer plano situado al final del film… enfocando esa mirada de odio del hijo hacia su padre….lo cambia todo.


Todos estos años ¿qué ha sido lo más difícil de enfrentar como actor, quizá como muchos lo han dicho antes la inestabilidad de la carrera? Me contabas que haces mucho corto que no necesariamente o no son remunerados pero que si te hacen aprender y te diviertes haciéndolos los haces, ¿no es así?

La situación de la mayoría de actores en España sigue siendo precaria y es prácticamente imposible vivir exclusivamente de la actuación (excepto si estás entre los más vistos de TV o, directamente, te dedicas a la enseñanza). Aun así creo que la aparición del digital es algo muy bueno para poder aprender cine (aunque no sea de una forma remunerada) y pone en evidencia la falta de escritores e ideas interesantes. Cualquiera puede hacer un proyecto bastante decente con medios que no requieren una excesiva cantidad de dinero. No puedo ni imaginarme el valor necesario para hacer una película de bajo presupuesto cuando había que revelar y sincronizar todo a mano. ¡Dios mio! Eso sí que era verdadero amor por el cine.


Comentarios