MUNDO INDÓMITO: POZITIVO IV

 Crédito: Mads Nissen 

Una extraña sensación

Habitación principal del departamento de Gabriel. Hora 04:00 AM – PRESENTE

Todavía es de noche, dentro de un par de horas el sol entrará por la ventana clavando sus rayos en los ahora oscuros rincones de mi habitación. Mi amigo, amante y pareja duerme como un ángel. Un ángel sin alas y con hermosos pies descansando en la cama. No me he cansado de velar su reposo como fiel devoto. Lucas duerme a mi lado como un dios griego desnudo. Creo que ya he botado todas mis lágrimas. 

Es una apacible madrugada de invierno, un domingo para descansar al menos hasta que no suene el teléfono o repique el timbre. Quiero dormir en los brazos de Lucas el resto de mis horas sentir sus vellos en mi piel y oír los fuertes latidos de su corazón. Quiero también hacer el amor con él cada noche hasta que sea un señor de ochenta años. ¿Acaso la felicidad es eterna y de serlo, ¿qué debe hacer uno para conseguirlo?, ¿cómo ser feliz sin tener que sufrir tanto?, ¿existe una forma de lograrlo? ¿cuál es la receta mágica? Puta madre ¿dónde está la solución?

De pronto se levanta de la cama. Un pensamiento del pasado regresa a su mente, un nombre. Se dirige a la pequeña biblioteca al frente del escritorio y ahí retira del segundo anaquel el título 'Cumbres borrascosas' justo de la tapa posterior retira una hoja doblada en dos que lee una vez más como para cerciorarse que es real. Con los labios susurrando las palabras brotan una a una y no puede evitar recordar el pasado. 

De: Alejandro Sifuentes <wildalejandro@msn.com> 
Enviado el: Thursday, November 27, 2003 8:23:37 PM 
Para: gabrielfernando@hotmail.com 
Asunto: HOLAAAA 
Espero que estés muy bien y que leas este mensaje. Yo me siento muy mal estoy con mi corazón totalmente destrozado. Necesito hablar contigo porque tú eres el único que me acompaña siempre. Me han pasado muchas cosas malas y horribles cuando yo solo quería que todo salga bien. No sabes como he llorado todos estos días por muchas cosas que me han pasado y no he tenido con quien hablar. Odio todo lo que me rodea porque solo he recibido desprecio y humillación. Ya no sé que hacer, a veces me gustaría acabar con todo lo que tengo. Ya no soporto, quiero destruir todo de mí y tirarlo a un basurero. Te necesito Gabriel soy un estúpido, me quiero matar. Perdón, no mereces leer esto. Te debes de estar divirtiendo y yo te amargo todo. Cuídate mucho Gabriel y recuerda que eres la única persona a la que he amado. Alejandro

Entonces volvieron todos esos malos recuerdos. ¿Para qué diablos lo buscaba de nuevo? No debí ni siquiera haber leído este mail o mucho menos imprimirlo, pero ahora lo tenía en mis manos. De repente no estaba dejando que las buenas cosas fluyan en relación a Alejandro porque de alguna manera es momento de abandonar los odios y los rencores. Del escritorio se va hacia el baño. Ahí frente al espejo, Gabriel revisa con mucho cuidado su cuerpo. ¿Cambiará mucho por efecto de las pastillas? Mañana mismo podrían encontrar la vacuna contra este virus fatal. ¿Acaso llegaría el día en que desarrolle la enfermedad y tenga heridas en su cuerpo como las fotos del Internet o la película con Tom Hanks? No era el momento de pensar demasiado, un día a la vez era suficiente. Colocó sus labios en la suave boca de Lucas y se abrazó largamente junto a él con las mejores vibras que podían salir de su corazón...

Comentarios

Entradas populares