Mes del Orgullo 2018!!

Mes del Orgullo 2018!!
Pride Month!!!

Pali

Pali
Toda la sensualidad en tu cuerpo

Ruta Diversa: México DF, cultura, aventura urbana y diversidad


Por Antonio Capurro
larevistadiversa@gmail.com

Viajar es uno de los placeres más hermosos de la vida, ¿a qué no? Esta vez la Ruta Diversa se fue hasta Ciudad de México, que con su gran apertura hacia la diversidad LTGBQ se vuelve un destino atractivo. De México había visto y leído en las noticias de los medios de comunicación informar hasta el cansancio el tema de la inseguridad relacionada al narcotráfico y la violencia política, pero eso no fue algo que me detuvo al momento de elegirla como el próximo destino.

Lo mejor antes de un viaje, y algo que siempre les recomiendo, es hacer una lista o itinerario de los lugares imperdibles porque Ciudad de México tiene un riquísimo patrimonio histórico cultural. Algo que sirvió de mucha ayuda fue bajarse la guía de viajes Lonely Planet, que luego puedes guardar en tu dispositivo móvil si es que no quieres tenerla en el formato impreso. Además si buscas una guía oficial LTGB tienes que bajarte el documento en PDF de la página web del Sectur (Secretaría de turismo del Gobierno de México) llamado LTGB Guía Ciudad de México, que contiene información actualizada y precisa de "sus opciones culturales, sociales, gastronómicas y de vida nocturna,
tan diversas como la comunidad lgbttti".

En nuestro caso, esto siempre depende del presupuesto con el que uno cuente y de factores como estilo de vida, comodidades que uno busque dependiendo del tipo de viajero o turista que uno sea, nos alojamos por el sistema de airbnb, que también tiene su web Misterbnb solo para gays, con el cual pudimos ahorrar un poco más y de paso hacerlo un poco más familiar como si estuvieras en casa. 

Si no quieres perder tiempo durante el vuelo quizá sea que mejor que no tomes Copa Airlines porque hace su conexión siempre en Panamá y no siempre tienen la mejor atención porque aquella vez nos tocó la desagradable experiencia de pasar inspección, nosotros y otros cinco peruanos fuimos los elegidos. Malísimo eh. Debo confesar que soy de espíritu aventurero, pero tampoco un temerario al punto de arriesgarse a ser víctima de la violencia en una ciudad. Fuimos con cautela pero sin miedo paseando por las calles del DF que a cada paso nos deslumbraba con su arquitectura colonial o republicana bien conservada.



Lo que si me llamó mucho la atención fue tras la salida del aeropuerto internacional Benito Juárez, listos para abordar los buses que te llevan por el centro, el vídeo con una lista de los extraviados en diferentes partes del país, es decir las personas víctimas de la violencia. En ese momento constaté una realidad que todavía enfrentan los hermanos mexicanos. 

El lugar elegido para nuestra permanencia de cuatro días fue en la Zona Rosa, emblemática zona de la diversidad LTGBQ, en un departamento con salida accesible para cualquier punto del centro histórico como la Av. Insurgentes, Reforma o el camino hasta el Ángel de la Independencia que se aprecia mejor de noche. Desde nuestro punto era muy fácil ir hasta la estación del metro, cuyos paraderos están correctamente señalizados en la ciudad, donde por la compra de una tarjeta puedes ir de norte a sur o este oeste. Me encantó el sistema!!

Sabíamos que cuatro días podrían no abarcar todo lo que pretendíamos conocer así que priorizamos tratando de abarcar lo máximo. La cultura vive en México y lo puedes notar desde  por ejemplo la Glorieta de los Insurgentes o el Monumento a los Niños Héroes de Chapultepec. Ahí el circuito de Chapultepec tienes el hermoso castillo, los museos de Arte Moderno y el Nacional de Antropología. Subir hacia el castillo mirando esos bosques frondosos tiene una atmósfera bucólica. El recorrido total te tomará por los menos unas tres horas para conocer todo el palacio con el circuito de los museos respectivos. 

Cuando uno camina por la ciudad puede ver la gloria de épocas pasadas, que se ha preservado a través de símbolos representativos que contiene los más grandes tesoros arquitectónicos y culturales del país como la Plaza de la Constitución o más conocido como el Zócalo donde a dos cuadras y si empezaste el recorrido justo para el desayuno te recomendamos las riquísimas delicias del restaurante El Popular, el Templo Mayor, la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el Palacio Nacional, el Palacio de Bellas Artes donde puedes admirar los grandes murales de Diego Rivera, la Alameda Central, la Plaza de Santo Domingo, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, la Academia de San Carlos, el Museo de la Ciudad de México, el Convento de San Jerónimo y Claustro de Sor Juana, el ex convento San Agustín, la Iglesia de San Francisco, la Casa de los Azulejos, la Torre Latinoamericana, el Palacio Postal, el Palacio de Minería, el Museo Nacional de Arte, la Calle de Regina o el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. 



Cantinas o bares que puedes visitar en el Centro Histórico tienes a Marrakech Salón, El Oasis, El Viena o La Purísimas. Los hombres gay van desde ositos hasta twinks. Música, ambiente relajado, la diversión no tiene pierde. Y quien sabe algo más para las noches...

Un punto y aparte corresponde a los tres grandes muralistas mexicanos Rivera, Orozco y Siqueiros cuyas obras pueden ser apreciadas en el Palacio de Bellas Artes, el Colegio de San Idelfonso y el Museo de Arte Moderno. Otra pieza fundamental es el cuadro más representativo "Las dos Fridas" en el mismo MAM.

El pilar de la dieta mexicana se basa en el maíz, por eso encontrarás por todos lados los deliciosos tacos y las enchiladas que deberás probar para hacer feliz a tu estómago, aunque de hecho podrás encontrar dependiendo de tu gusto. Por las noches en algunas calles, nosotros lo vimos cerca a la réplica de la Plaza Cibeles, si te animas prueba saborear del Carrito de Camotes, tradición culinaria que los camoteros mantienen por gusto y herencia.

En cuanto a restos arqueológicos de Ciudad de México no te puedes ir sin haber visto el completo de ruinas mayas de Teotihuacan  (en náhuatl: Teōtihuācan, ''lugar donde los hombres se convierten en dioses ';​ 'lugar donde se hicieron los dioses '; 'ciudad de los dioses'')​, o también Teo uacan (en náhuatl: 'Ciudad del sol')​ es el nombre que se da a la que fue una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica. Tienes que subir a las Pirámides del Sol y de la Luna para sentir esa fuerza mística.

Ciudad de Mexico es una ciudad vivaz y colorida, ahí verás todos esos magníficos espacios
históricos pero también lugares cosmopolitas, bares bohemios, galerías vanguardistas, numerosos museos, hoteles lujosos para turistas exigentes y excelentes restaurantes de todo tipo además de una vida urbana de lo más variopinta. En Ciudad de México se vive la diversidad y las personas LTGBQ tienen espacios libres de discriminación o al menos pueden sentirse bien al besarse o tomarse de las manos en la calle como las parejas que vimos. Los hombres se miran entre sí o tú a ellos pero a nadie le molesta. 

En la Zona Rosa conviven las distintas tribus urbanas, si caminas por la Zona Rosa de noche hallarás bares, cantinas, show, temática, sex shops, zonas de ligue, antros y muchísimos mas. Treintaicuatro años después el lugar donde la comunidad LTGBQ empezó a lograr espacios libres para ser y ejercer la diversidad sexual ha visto grandes cambios, como el adolescente que un día soñó con casarse algún día de grande. En Botas Bar conocimos al actor porno Charlie Diaz quien nos hizo un recorrido por este antro con chicos gogo guapotes y espectáculo incluido, como dirían los mexicanos muy padre. La excursión nocturna da para más, ahí tienes Cabaretito, Cronoz, El Almacén, El Nuevo Bar, La Suite Club, La Botica o 42 Bar, claro primero ve en tu guía si es gay o lésbica.



Otro barrio bohemio que debes colocar en tu rumbo es Coyoacán, una de las colonias más bonitas de la ciudad, por la que puedes caminar desde la Plaza Hildalgo hasta la Calle de Londres donde la visita oficial es en la casa azul de la emblemática pintora y musa Frida Khalo, un lugar donde conocerás de cerca la historia de esta artista destacada del siglo XX. Coyacán es hipster. Si te provoca un café date un salto por El Morral, La Bipolar o Café El Jarocho. Visita también la famosa UNAM con su Ciudad Universitaria y el Barrio San Angel con su nostalgia de arquitectura colonial y callecitas empreadadas. 

Cuatro días fueron suficientes pero se nos quedaron en la lista varios lugares. Ciudad de México es un lugar para volver una y otra vez.

Comentarios