Mes del Orgullo 2018!!

Mes del Orgullo 2018!!
Pride Month!!!

Pali

Pali
Toda la sensualidad en tu cuerpo

EL CLOSET ABIERTO EN MÉXICO CON JESÚS HUERTA: " Lamentablemente la comunidad LGBTI ha sido muy lastimada por la religión"

El Closet Abierto conversó esta vez con Jesús Huerta Vilchis, líder de una joven comunidad cristiana inclusiva para conocer más de cerca sobre su camino espiritual y mucho más.

Puedes seguirlo en Instagram

¿Cómo va yendo todo dentro de la congregación cristiana en la cual actualmente participas? ¿Cuáles son sus principales actividades? ¿Cuántos son? ¿Con qué motivación llegan las personas a la congregación? ¿Cómo es la acogida?
Dentro de la congregación todo está yendo bien, gracias a Dios. Estamos creciendo en número, y el ambiente de fraternidad y cariño entre nosotros puede sentirlo la gente nueva cuando llega.

Nuestras actividades principales son Alabar y Adorar a Dios por medio de canciones, oración y estudio de la Biblia. También se comparte un mensaje o enseñanza en nuestras reuniones, todo sustentado con la Palabra de Dios. También tenemos otras actividades que son ocasionales, como por ejemplo talleres de sanidad emocional y colaboraciones con otras asociaciones en apoyo a la comunidad LGBTI.

Después de nuestras reuniones, nos vamos juntos a comer y también hay ocasiones que vamos a museos o algún sitio de interés dentro de la ciudad para seguir conviviendo y disfrutando como familia. 

No sé decirte cuántos somos exactamente, porque hay quienes son simpatizantes y nos visitan de vez en vez; hay otros que quisieran reunirse con nosotros pero por la distancia no les es posible, por lo que únicamente mantenemos contacto por whatsapp y redes sociales, siendo nuestro grupo de whatsapp donde más interacción tenemos con aquellas personas; así también hay quienes están presentes en cada reunión y actividad que organizamos. En el grupo de whatsapp somos más de 50 miembros, donde hay personas de otros estados y también otros países de Latinoamérica.

El recibimiento en la congregación siempre es muy bueno. Nos emocionamos mucho cuando llega alguien nuevo y buscamos darle la mejor atención y recibimiento para que se sienta en Familia.

¿Es parte de los objetivos de la congregación formar jóvenes líderes cristianos?
Sí. El liderazgo es influencia, por lo que como cristianos buscamos impactar esta sociedad de manera positiva, dejar una huella en el lugar en donde nos desenvolvemos. Los valores que promovemos dentro de la congregación son: amor, respeto, honestidad, prudencia, fidelidad, integridad, liderazgo y servicio.

Antes de estas comunidad habías congregado y participado en otras, ¿cómo fue ese recorrido?
Sí, pasé por varias congregaciones antes iniciar Familia Gracia Diversa, en cada una de ellas tuve la oportunidad de crecer en conocimiento de Dios, de la Biblia y del corazón humano. Quizá vale la pena mencionar que mi primera congregación donde estuve se llamaba "Comunidad Cristiana de Esperanza", una congregación inclusiva donde aprendí lo que significa la vida cristiana; estudié teología y doctrina bíblica, comprendí que Dios me ama y nos acepta sin importar género u orientación sexual; posteriormente esta congregación cambió de nombre, y aunque ya no me congrego ahí, conservo la amistad y cariño de sus líderes y varios de sus miembros.

En estos tiempos ¿qué significa para ti ser un cristiano gay que vive abiertamente su espiritualidad?
¡Es una gran y hermosa bendición! Me siento en paz con Dios y con quienes me rodean. Saberte amado y aceptado por Dios, es maravilloso, te hace libre. Y tener una relación con Dios, te cambia la vida.

¿Cómo se dio tu impulso hacia las cosas espirituales, a la fe, a las creencias de Dios?
Desde pequeño me enseñaron la existencia de Dios, fui educado en el catolicismo y fue en un colegio católico donde comencé mi educación. Conforme fui aprendiendo del catolicismo, fue que decidí que no encajaba con lo que yo sentía ni tampoco coincidía con lo que yo leía en la Biblia cuando comencé a estudiarla. Pasé varios años de mi vida sin considerar a Dios... Incluso estuve involucrado en temas de ocultismo, queriendo encontrar una respuesta a todas mis preguntas. Fue hasta que me invitaron a mi primera congregación, que durante la alabanza y mientras se compartía la Palabra, tuve una experiencia con Dios que lo cambió todo.


Algo muy común en muchas personas gay es precisamente la división que en su momento se origina entre su fe y su orientación sexual, cuando la Iglesia le dice que el deseo homosexual es un pecado que debe cambiar ese aspecto o que lo acepta pero no comparte su estilo de vida, ¿cómo has vivido tu eso?
Gracias a Dios "caí en blandito". Mi encuentro con Dios fue en una congregación inclusiva para la comunidad LGBTI, así que desde que inicié mi relación con Dios me supe amado y aceptado por Él.

¿Cómo se dio tu proceso de visibilidad como hombre gay frente a tu familia, cómo reaccionaron ellos? ¿Nunca tuviste problema con el tema religioso, es decir, angustia o depresión por esa idea del pecado que iglesias como la Católica y por supuesto las evangélicas colocan en la mente de los LTGBQ?
Después de mi proceso de autoaceptación que comenzó aproximadamente a mis 15 años, fue cuando tuve 17 años que mi familia supo de mi orientación sexual. Fue una etapa muy difícil porque sufrí rechazo por parte de mis padres; mi hermana y una de mis cuñadas fueron las personas de quien sentí más apoyo. Y claro, de quien más apoyo recibí fue siempre de mis amigos más cercanos. Sí llegué a pensar que Dios me rechazaba, pues en el catolicismo fue lo que alguna vez escuché; pero en ese entonces no me importaba tanto, pues no consideraba a Dios en mi vida como lo hago ahora. Quizá por eso mis decisiones no eran las más sabias o inteligentes en aquella época.

Me contabas que de más joven te sentiste decepcionado de lo que viviste y encontraste dentro de la vida gay ¿cómo fue esto, qué prejuicios o estereotipos viste y sigues viendo todavía?
Así es. Yo me encontraba descubriendo mi sexualidad, lo que vi y viví fue promiscuidad. Me di cuenta que en el ambiente (la vida gay) lo que más importaba era el sexo y que todo giraba en torno a él, la apariencia, la fama y el dinero. Esto lo sigo viendo todavía, pero ahora sé que las cosas pueden ser diferentes. Cuando Dios toca tu vida, la transforma y también así tus prioridades.

Dirías tú que existen más Iglesias o comunidades cristianas inclusivas con las personas LTGBQ o iniciativas propias de los LTGBQ en desarrollar sus propios espacios espirituales?
Sí, he visto diferentes tipos de grupos para la comunidad LGBTI. Por mi parte, me agrado de estar en contacto con otros ministros cristianos inclusivos. Con cierta frecuencia planeamos actividades en conjunto con sus congregaciones para promover la unidad del cuerpo de Cristo, que es la Iglesia. De hecho, tendremos un congreso de iglesias inclusivas el próximo sábado 19 de Mayo.

¿Qué significa para ti ser un cristiano gay en estos tiempos?
Ser cristiano significa que soy discípulo de Cristo, y no solo eso, significa que soy hijo de Dios. Ser gay es solo una característica más de mi persona, de la cual estoy muy satisfecho pero que no puede definir por completo mi identidad. Ser hijo de Dios me da identidad, me hace comprender que Dios me ama, me acepta y que tiene propósitos y planes de bien para mi vida. Hace que cada característica y aspecto de mi vida, incluyendo mi orientación sexual, tengan un propósito por parte de Dios.

Frente al discurso de homofobia y odio que promueven muchas curas o pastores dentro de sus iglesias respectivas ¿cómo actuar frente a ello?
Mi postura es compartir lo que yo ya sé: que no hay condenación para nosotros, que Dios nos ama y nos acepta sin importar género, orientación o identidad sexual; que todo juicio o condena ha sido producto de malas traducciones e interpretaciones de la Biblia. Si alguien se interesa en el tema, con gusto le comparto materiales para estudio e investigación. Por otro lado, la Biblia también nos enseña a no caer en discusiones necias; por lo que si alguien busca debatir o refutar, decido simplemente terminar la charla. Esto lo hago no por temor a perder un debate, lo hago por temor a perder mi tiempo. La convicción que Dios pone en nuestras vidas es más poderoso que cualquier argumento o razonamiento filosófico o religioso.

La población LTGBQ tiene ahora más derechos ganados en México y la comunidad tiene una fuerte presencia en la lucha por los derechos ¿cómo se ha dado el acercamiento hacia las congregaciones religiosas inclusivas?
Gracias a Dios y a quienes Él ha utilizado para luchar por nuestros derechos, existe una mayor apertura hacia la diversidad en Ciudad de México. Un ejemplo de esto es el Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual, un espacio para la comunidad LGBTI que brinda apoyo de diversa índole como atención psicológica, pruebas de VIH, etc., y donde también es uno de nuestros lugares de reunión.

Desde tu conocimiento ¿existe un interés por las personas LTGBQ de participar en cuestiones de fe?
Sí... De una u otra manera, el ser humano está diseñado para buscar algo en qué creer. Lamentablemente la comunidad LGBTI ha sido muy lastimada por la religión, y busca poner su fe en algo distinto a Dios, sin considerar que Dios no es una religión, pero sí Alguien en quien podemos encontrar consuelo, refugio y restauración.

¿Han pensado escribir documentos o textos que puedan rebatir los argumentos de los homofóbicos religiosos o de qué forma transmitir ese mensaje para que no sigan predicando tanta estupidez?
Ya los hay, en español y en inglés. Sucede que muchos ministros están cerrados a cambiar lo que por años les han enseñado. El sentir que tengo no es cambiar el pensamiento de los religiosos, sino dar a conocer  aquellos que lo necesitan y están dispuestos a recibir, que tenemos un Dios de Amor que nos acepta, que no busca cambiar nuestra orientación sexual pero sí quiere tocar y sanar nuestro corazón de todos los juicios y señalamientos que alguna vez recibimos.

En el tema del sexo y cómo vivirlo sin represiones ¿cuál es el discurso o mensajes que proponen a los jóvenes que llegan a la congregación?
Que cuando llegas a la intimidad con una persona (relación sexual), compartes más que lo físico con él o ella. Una relación sexual te une a la persona también a nivel alma, algo de lo que no puede protegerte un condón. Si te estás uniendo en una relación sexual con tu pareja, pienso que es algo hermoso y que Dios bendecirá el amor y compromiso entre ustedes.  El problema es cuando caemos en la promiscuidad y nos unimos con uno y con otr0. Es entonces cuando el alma sufre daño y lo vemos manifestado en problemas con nuestras emociones, inseguridades, una sensación de vacío que buscamos llenar a veces con más sexo y terminamos por caer en un círculo vicioso. Dios bendice a las parejas comprometidas uno con el otro, y con Dios; pero Dios no bendice la promiscuidad. Esto aplica para heterosexuales y para los LGBTI.

¿Cuáles o cuál ha sido el reto más grande y la experiencia más enriquecedora o trascendental que has vivido como un cristiano abiertamente gay?
No sé decirte uno en especial. Desde que Dios llegó a mi vida he visto Su mano poderosa obrando en toda área. Él promete llevarnos de victoria en victoria, y lo he visto cumplirse en toda área de mi vida. Como te comentaba, cuando me acepté como gay frente a mi familia, la situación con ellos fue muy complicada. Cuando Dios llegó a mi vida, Él se encargó de restaurar mi relación con mi familia. Cuando salí del clóset, mis papás me dijeron que jamás me aceptarían y que jamás llevara a ninguna de mis parejas a casa. Hoy en día mi familia me ama y me acepta, y también así a Ariel, mi pareja.

¿Cuáles son tus reglas o la guía de valores o la ruta que en lo espiritual o humano rige tu vida?
Trato de ser íntegro en todo lo que hago y en mis relaciones. Busco que cualquier cosa que haga o diga, sea para darle la gloria a Dios.

¿Cómo debe un hombre gay empoderarse para enfrentar el reto de vivir dentro de una sociedad machista y conservadora de ser el caso?
Antes, dentro de mis inseguridades, buscaba empoderarme en mis propias fuerzas. Esto se volvía cansado y no siempre tenía éxito. Ahora es Dios quien me empodera, no lo hago más en mis fuerzas, simplemente descanso en Él, sabiendo que cuento con Su favor y respaldo. Antes me preocupaba de lo que decían y pensaban otros sobre mí; esta preocupación también produce un gran cansancio emocional. Cuando me descubro preocupándome del qué dirán, me recuerdo a mí mismo que es la opinión de Dios la que más importa, y que, si yo estoy en paz con Él, será Él quien se encargue de poner paz en mi vida. 

Me contabas que conociste a tu pareja dentro de la congregación cuando él llego por un tema de escribir una nota, ¿cómo va todo, han pensado en casarse dentro de la congregación y también civilmente?
Así es, Ariel llegó por casualidad a la congregación cuando se encontraba haciendo una investigación sobre la diversidad, por lo que me solicitó una entrevista y fue el comienzo de todo. Nuestra relación va muy bien gracias a Dios y sí hemos decidido casarnos próximamente.

Tú eres ingeniero informático ¿no? ¿Alguna vez has sentido discriminación en el trabajo? ¿Cómo has vivido el tema laboral?
Soy ingeniero de redes e instructor de tecnología. Como instructor no hablo sobre mi sexualidad con mis participantes, pero quienes me contratan lo saben bien y nunca he tenido problema con ello. Como ingeniero de redes, lo he hablado con los compañeros que se convierten en mis amigos, y de igual manera he recibido siempre su respeto. Es verdad que en el medio en que me desenvuelvo profesionalmente no faltan los chistes o bromas homofóbicas, pero cuando mis amigos saben sobre mi orientación sexual, se vuelven conscientes de sus comentarios. Pienso que incluso miran diferente a las personas LGBTI cuando me conocen. Doy gracias a Dios porque se que es Él quien hace todo esto posible, es Él quien me da el favor y aprecio de la gente.


¿Tienes algún personaje gay que te haya inspirado en tu vida?
No uno como tal, pero siempre me parece inspirador que una persona se atreva a alzar la voz por aquellxs que por una u otra circunstancia no han podido hacerlo. 

¿Cuáles son tus metas como hombre de fe que dirige la congregación?
Poder impactar positivamente a esta sociedad y dar a conocer el amor inclusivo de Dios a toda persona, principalmente a quienes como yo, son parte de la comunidad LGBTI.

¿Cuándo no estás trabajando o dedicando tu tiempo a la congregación cómo usas tus horas de ocio?
Con mi pareja, nos gusta ver series, películas, salir de paseo, etc.; y con mis amigos.

¿Cómo va el feedback en las redes sociales, las usas mucho?
Uso casi todas, aunque la que más uso es Facebook. He tenido que dejar de aceptar personas ya que he llegado al límite de amigos.

¿Qué conoces de el Perú?
Conozco un poco de su hermosa cultura, aunque nunca he estado ahí. Con cariño guardo una pequeña llama que nos regalaron unas queridas amigas, nos la trajeron a Ariel y a mí de un viaje que hicieron a Perú; le llamamos con cariño y humor “la llama del amor”.

A todos les preguntamos ¿quién es el hombre vivo más sexy de tu país y del mundo?
El hombre vivo más sexy del mundo es Ariel, mi pareja; y casualmente es de México, mi país.

Comentarios