POR AMOR AL ARTE DE NORA AGUILAR: “PERMÍTEME, VOY A PENSAR UN POQUITO EN MÍ”!


Por Nora Aguilar (Desde México)
norasanchez872@gmail.com


En la vida somos testigos de situaciones que nos pasan y que de cierta manera son inevitables para el ser humano, aclaro, no toda persona en su relación pasa lo mismo pero nunca nadie está exento de una relación poco enfermiza…

Hoy quiero hablarles de la dependencia emocional en una relación, ¿Lo han vivido?

Hoy por hoy, estamos inmersos en una sociedad que de cierto modo influye en todos los ámbitos de nuestra vida y retomando el tema anterior, intenta imponernos “reglas” o “ideas” que no están establecidas y caemos en cuenta que nadie puede manejar nuestra vida más que nosotros mismos, en el tema de la relación de pareja, ya sea una pareja heterosexual u homosexual, es muy común que caigamos en el rol de la costumbre, del “trátame mal pero no me dejes”... todas las parejas tenemos malas rachas y solemos - en algunas ocasiones- amar de manera intensa, pero… 

¿Hasta qué punto es normal amar? ¿Qué tan sano es el amor?

Preguntas que todos algún día nos hemos hecho y en lo personal “el amor no tiene límite”, “el amor es lo más lindo del mundo”.

Pero no voy a negar que muchos se “fanatizan” del amor, que muchos en realidad no quieren de verdad y se avientan a amar, únicamente porque se sienten solos, existe una frase que dice toda la verdad: “Enamórate cuando te sientas listo, no cuando te sientas solo” y es que si todos pensáramos igual nos evitaremos de tantas relaciones tóxicas y enfermizas.

Cuántos casos de relaciones que después de 7 u 8 años o incluso menos se vuelven monótonas  y caen en la costumbre pero siempre uno de los dos se aferra a que no es posible que algo de años, termine, siempre hay que tener en cuenta que “Hablando se arregla todo” y considero que en toda relación la comunicación es indispensable y si ya no da para más pues dejarlo ir…

Normalmente, cuando alguien se aferra a una relación, cuando uno depende de la otra persona para estar feliz pero la otra persona ya no lo es, empiezan los problemas. Por ahí he escuchado que las relaciones de pareja homosexual son muy “intensas”, muy posesivas, y la realidad es que todas las relaciones de pareja siempre aman de manera intensa.

Después de la costumbre y del “te quiero dejar pero temo a que hagas una locura” existen diversos errores que se cometen, cuando una persona ya no ama en su relación y no sabe como poner un alto, comienza a buscar la felicidad en otra persona, empieza a buscar lo que no encuentra en casa y es aquí donde entra el tercero en discordia “la infidelidad” y esta es la que termina de lastimar, la que termina con todo de una manera exasperante, pero incluso hay situaciones donde después de que ocurre esto de la infidelidad, uno se sigue resistiendo a dejarlo ir, es tanta la dependencia que puede soportar eso con tal de que la relación no quiebre y eso es aún más dañino porque… ¿Es dónde queda tu amor propio?  ¿En dónde queda tu dignidad como persona?

Si tan solo tuviéramos los pies en la tierra y fuéramos conscientes de que para amar a alguien primero debemos amarnos a nosotros mismos, nos ahorraríamos millones de decepciones, millones de traumas, millones de cosas que nos afectan el alma.

Ama, ríe y llora… ama intensamente pero con precaución, ama con los pies en la tierra y con seguridad, enamórate siempre sin temor, pero cuando sientas que ya no da para más déjalo ir y acuérdate que primero estás tú, después tú y al último tú y que no necesitas de alguien que te dañe para ser feliz, y que la felicidad no depende del estado de ánimo de la otra persona, tampoco se mendiga y no puedes obligar a la otra parte a quedarse, no te aferres; suelta… que al fin de cuentas todo ya sea bueno o malo, nos deja una enseñanza..

Comentarios