Mes del Orgullo 2018!!

Mes del Orgullo 2018!!
Pride Month!!!

Pali

Pali
Toda la sensualidad en tu cuerpo

Primera Butaca Por Alejandro Murillo: A Julianne Nicholson le deben un Oscar


La pasada entrega de los premios de la Academia de Hollywood pasaron a la historia como los menos vistos…de acuerdo con fuentes oficiales. La verdad es que no se conoce la cantidad de personas que sintonizaron utilizando otros medios.

De cualquier modo, los pocos verdaderos ganadores fueron Frances McDormand, gracias a su discurso, y Guillermo Del Toro, como representante de los migrantes que colaboran en fortalecer la llamada meca del cine. El otro gran ganador, fue Jordan Peele, consagrado como cineasta, pasando por encima de Martin McDonagh.

La actriz Allison Janney fue la encargada de dignificar a todo el equipo responsable de “I, Tonya”, obteniendo el Oscar de actriz secundaria, que muchos piensan pudo haber conseguido por su papel en Belleza Americana.

Existen quienes creen que “I, Tonya” es la mejor obra del pasado ciclo. En este espacio queremos realzar la presencia de otra gran actriz que no ha recibido el reconocimiento que se merece, y que por igual destaca entre un elenco francamente impecable.

Estamos hablando de Julianne Nicholson, hija del famoso Jack, y que ha conseguido destacar en papeles no estelares. En el relato de la controversial patinadora, Nicholson interpreta a su primera entrenadora. Nuevamente, con solvencia, como siempre, la actriz resulta convincente, al punto que los espectadores somos capaces de entender sus emociones, y percibirle como un personaje multidimensional.

En la primera temporada de la serie Masters of sex, esta misma actriz pudo interpretar a una doctora encargada de conducir un estudio de oncología ginecológica. Francamente opacada por los estudios del rogasmo y las conductas sexuales, su personaje iba de un episodio a otro intentando convencer al hospital entero de apoyarla con sus resultados.

Por poco y se roba los reflectores, gracias a esto.

Es probable que Julianne Nicholson siga apareciendo en papeles de relevancia, atrayendo notoriedad. Quien sabe y tal vez luego la academia decida reconocer su talento.

Comentarios