Mes del Orgullo 2018!!

Mes del Orgullo 2018!!
Pride Month!!!

Pali

Pali
Toda la sensualidad en tu cuerpo

POZITIVO VII: SER UN HOMBRE NUEVO


Despacho de la oficina de Gonzalo. Hora: 12: OO PM – PRESENTE 

¿Qué se puede hacer un sábado por la mañana en Lima? Sin lugar a dudas más que las que se puedan contar con los dedos de la mano juntos. Lima no será París, Nueva York o Roma, pero aún así posee miles de secretos encantos y el sexo es uno de ello; aunque Gonzalo no esté pensando en ello tan ocupado como está por el trabajo ya casi terminado frente a su laptop. Cuando revisa su reloj se da cuenta que ha tenido suficiente chamba por ese día, pese a que sea un adicto al trabajo. Se reclina en su cómoda silla, estira los brazos y piernas. A sus casi treinta años quiere ser el mejor abogado penalista del país y poco le falta para lograrlo. Esa mañana, sin embargo, siente que ya he tenido suficiente con la investigación del caso que lo tiene muy ocupado desde hace un par de semanas, un caso nuevo y apasionante con el que se ha involucrado totalmente. Observa el calendario sobre su escritorio: seis meses más y podrá gozar de unas merecidas vacaciones en la Riviera Maya. Luego de cerrar el archivo con los papeles y meterlos de nuevo en la gaveta se levante de la silla giratoria y revisa su celular. Toma su saco del perchero, camina hacia la puerta y cierra su despacho. Sus padres estaban orgullosos de él y deseaban que fuera a seguir sus estudios al extranjero, pero Gonzalo prefería quedarse para hacer su carrera profesional en Lima. No estaba arrepentido de la decisión tomada y se concentró en su carrera para destacar siendo el primero de su promoción. Se miró en el espejo del ascensor, era guapo y muy atractivo. A cuántas mujeres les gustaría estar con él, se lo habían dicho muchas veces pero él tenía que inventar miles de excusas para seguir camuflado en su coartada heterosexual. "En Cancún me relajaré. Todavía no puedo salir del closet, no sería estratégico ahora. Es una mierda. ¿Cómo se puede vivir dos vidas? ¿Acaso tendré que casarme? Y luego ¿qué? Dos cuadras más y estaré en el departamento. ¿No será mejor que me vaya afuera y me quede a vivir un tiempo por allá? Al menos no tengo nada que me ate aquí. Todo no ha sido más que sexo, nada de amor..."

La gente, las calles, los edificios, el cielo pálido, el ruido, los autos, las señales de tránsito, los árboles, la ciudad que nunca se detiene, el celular timbra.

"Es una llamada del trabajo que no contestaré. Lo apago porque no quiero saber nada de nada hasta el lunes. Vuelvo a mirar al frente: luz roja. Stop. Luz verde: pase. Luz ámbar. ¿A quién le importa la luz ámbar en este país? Solo a los que hacen lo correcto o tal vez a los que no andan demasiados apurados como yo que no somos muchos porque este país es de locos. De nuevo la gente que pasa y busco mis anteojos en la guantera junto a las llaves y no están. Hace calor y me sofoco. Necesito una bebida fría, un helado también. Doblo a la derecha rumbo a Pardo. Fue solo un para de segundos que no miré y él que se atraviesa. No Dios, lo he atropellado. Reacciono velozmente. Paro en seco, todo es como en cámara lenta. Salgo del auto, me acerco a ver, es un hombre, pienso que está bien, no hay sangre ni rastros de lesión por ningún lado. Lo sé porque me arrodillado a su lado, he gritado a los curiosos que hagan espacio, he tocado a ese chico de ropas blancas como las de un doctor. Sí, un médico. Ahora los ojos de la gente que empujé no lo miran a él sino a mi. Entonces él me sujeta la mano y abre los ojos. Respira tranquilo, yo trago saliva y lo miro fijamente. Me sonríe. Está vivo, sano. Vivo."

-Creo que he vuelto a nacer, ¿no? - afirma levantándose y extendiendo su mano.
-Y yo contigo – le respondo asombrado todavía
-Yo no quise, estaba distraído, pero iba muy despacio. No bebo, no fumo..
-Ya, tranquilo. Yo tenía la mente en otro lado. Estoy en una pieza, solo me resbalé, mira ahí está la culpable, esa cáscara en el suelo.
-Verdad - me doy cuenta que era cierto -. Pero me dejas invitarte algo, al menos para que te refresques y te pase el susto o nos pase el susto...

"Leo su fotocheck: Vicente Alonso García Sayán. Médico residente de la Cayetano Heredia. Nos presentamos. Miro a sus ojos, no hace falta decir nada más. ¿Acaso nunca lo han sentido? Love at first sight le llaman. Ahora veo el cielo e imagino adonde me llevará el nuevo camino, uno donde no sea tan necio ni obstinado, donde ande con valentía sin miedo de mí mismo. Ese camino que debo hacer mío paso a paso en el que seré un hombre nuevo"

Comentarios