Ponte en #actitudpali

Ponte en #actitudpali
Vive toda la sensualidad en tu cuerpo

EMMA OZORES en primera persona: "El carácter es fundamental en la vida".


"EL CARÁCTER ES FUNDAMENTAL EN LA VIDA"

Por Juan Carlos Herranz




Emma Ozores sabe que no es la recompensa lo que eleva el alma, sino la labor personal y profesional que ha valido esa recompensa. Y es que todo derecho que no lleva consigo un deber moral y generoso con las personas que nos rodean, no merece ni que se luche para defenderlo. Sabiduría y cordialidad son hermanas de sangre de una de nuestras mejores artistas contemporáneas. Con la grandeza de su personalidad y su estupenda trayectoria artística, Emma Ozores ha dado sentido a las sabias palabras de Víctor Hugo: el agua que no corre hace un pantano; la mente que no trabaja hace un tonto. Esta madrileña quien se describe tímida por naturaleza pertenece a la estirpe más reconocida de actores, cómicos y músicos que ha existido en España hasta nuestros días. Hija del inolvidable actor Antonio Ozores y de la elegante actriz Elisa Montés; el árbol genealógico de esta gran figura de las tablas, sorprende por el peso que tiene la saga de creativos en el panorama cultural hispano, a la que representa: por parte de padre es bisnieta de don Antonio Puchol y Claudia Butier célebre director musical de zarzuelas y reconocida actriz. Emma Ozores es nieta de los actores Mariano Ozores Francés y Luisa Puchol Butier; sobrina del actor José Luis Ozores; del director y guionista Mariano Ozores, y flamante prima de la también aplaudida intérprete Adriana Ozores; sin olvidar que, por parte materna, sus rememoradas tías, Emma Penella y Terele Pávez, cierran y dan sentido común a este linaje preciado, memorable, admirado, respetado y querido en todos los rincones del planeta.
Emma Ozores deja a un lado la abundancia de palabras inútiles en beneficio de una interpretación de la vida misma que es capaz como sólo las grandes personas pueden hacerlo posible, de equilibrar el bien y el mal desde cualquier escenario con telones bien abiertos, y siempre dispuesta a conseguir que el público, además de aplaudir y sonreír a la vida, mantenga la esperanza frente a las vicisitudes de la vida. A temprana edad descubrió que todo idioma es un templo. Ya desde niña tenía claro que deseaba ser actriz y encarnar mil y un personajes. A cada cual más divertido, más intenso, más galardonado. Quizá no sospechase muy a pesar de esa timidez mencionada en líneas anteriores, que llegaría a tocar el cielo con su propio esfuerzo y convertida en toda una polifacética experta que se ha atrevido con todo a lo largo de su dilatada trayectoria: revistas, musicales, piezas de teatro clásico, series de televisión, largometrajes, videoclips, realities televisivos… Emma Ozores sabe batir sus propias metas arrasando más allá de lo que, en su humilde comienzo como personaje cómico, se hubiera imaginado. El placer de ser feliz es el legado más bonito que la artista regala a sus miles de seguidores en Latinoamérica y España. 2017 le otorgó el acreditado Premio Sancho Panza de manos de la Asociación del Humorismo Español. Ávida de nuevas vivencias, se proclamó finalista del programa televisivo de máxima audiencia GH Vip. A partir de entonces, tras deslumbrar con plausibles papeles como el que interpretó en Desnudos en Central Park debutó junto a Manuel Galiana en las mejores salas nacionales, se halla inmersa en la impresionante obra teatral El último que apague la luz dirigida por su propio padre. El éxito de este nuevo proyecto estaba asegurado porque, qué duda cabe, ella es el éxito personificado: como una estrella, como una dama, como una persona buena, como toda una señora…

-         Las más hermosas flores se asemejan a l@s grandes artistas. ¿Te ha resultado difícil crecer a pesar del estiércol que suelen echar las personas envidiosas sobre sus semejantes?

A ver he crecido rodeada de gente sabia, de buena gente que me ha dado las herramientas necesarias para no mirar mucho a los envidiosos y centrarme en respetar, evolucionar, ser humilde y aprender a admirar que es más bonito que anhelar la vida del prójimo responde con ternura y mucha simpatía.

-         ¿Crees que es posible elevarse en este mundo, por méritos propios, sin poseer dignidad de carácter?

El carácter es fundamental en la vida, y gracias a él he salido adelante en muchos momentos ya dicen que la vida es de fuertes, no hay otra. Ojalá pudiéramos elevarnos por méritos propios sin necesidad de tener carácter pero lo encuentro algo fundamental, creo que es lo que te hace avanzar y conseguir metas.

-         ¿Quiénes han sido los mejores benefactores de tu impecable carrera profesional: el público o tú misma con tu sacrificio y dedicación?

Para mí el público afirma tajante y mostrando una amplia y hermosa sonrisa en el rostro. Mi público es lo mejor que tengo. Ell@s son personas que quieren a mi familia, a mi padre y en consecuencia a mí, su hija. El cariño que profesan a él hace referencia al gran y querido maestro Antonio Ozores nos une con una complicidad maravillosa. Quiero mucho a la gente, pero de verdad y desde el corazón matiza con nobleza. España y Latinoamérica están siempre presentes en mi alma. Ahora que me encuentro inmersa en una gira con El último que apague la luz, obra escrita y dirigida por mi padre, que ha sido Premio Nacional en España y galardonada en multitud de  países hace diez años que inició este impresionante tour mundial y, cuando veo que su público asiste a los teatros y los llenan hasta a bandera para aplaudir mi representación se emociona al pronunciar estas palabras, siento ese cariño y es algo que, seguro que ell@s también lo sienten, comparto desde el escenario de manera recíproca. Disfruto mucho conversando con mi público después de que la obra ha finalizado. La gente me espera para hablar conmigo y a mí me encanta intercambiar impresiones y buenos momentos en la mejor compañía. Soy muy feliz gracias a este precioso legado que he heredado de mis queridos padres.

-         Ramón J. Sender afirma que si el cántaro da en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal asunto para la vasija ¿Alguna vez has sentido la necesidad de abandonar las tablas y dedicarte a sembrar o cosechar en tu vida personal tras una difícil etapa?

Sí, por supuesto; sobre todo al comienzo de mi carrera profesional en el que todo transcurría cuesta arriba y con infinidad de trabas. Recuerdo que al dejar mi currículum vitae en una productora me saludaron, miraron mi fotografía, me dijeron lo maravilloso que era mi padre y yo regresé a casa tan contenta, pensando en lo agradable que me habían tratado toma aire con cierta resignación... el caso es que no me llamó ni el conserje de la puerta, porque claro, al no tener experiencia, muy cariñosos y todo lo que quieras pero yo, mal que me pesase, me quedaba como había entrado: sin contrato ni papel. Salía contenta y radiante sin comprender la dificultad de los primeros pasos en cualquier profesión. Eso sí, yo me sentía feliz cuando acudía a mis primeros castings porque, aunque no me hicieron ni puñetero caso, me enseñaron a que hoy en día no me tenga que replantear nada. Tengo tanta seguridad en mí misma que hasta me encantaría interpretar a una aldeana que llega a la ciudad y triunfa, tras infinidad de aciertos y desaciertos, por méritos propios. Soy cántaro de agua pero duro como el diamante se ríe mientras recoge su preciosa cabellera con ambas manos–. Incluso en bruto.


-         Las personas fuertes labran su destino y se dice, que la gente débil sufre el que le impone la suerte ¿Dónde se sitúa Emma Ozores en la vida?

-         ¡Ay! exclama mientras une sus palmas ¡Qué bonita pregunta me haces, Juan Carlos! Yo me sitúo donde la gente normal. Me considero muy sencilla, de verdad, no me gusta llamar la atención ante nadie y me hacen muy feliz las pequeñas cosas que te brinda la vida: una flor, un paseo junto al mar, la buena compañía de mis seres queridos, de mis amig@s, un café, una charla distendida… Y si  afirma rotunda sin perder su bonita sonrisa, cada persona se labra el destino y recoge los frutos que ha sembrado.

-         Sólo hay una manera de ser maestra: tener fe en una misma y ser tu propia discípula ¿Por qué te quiere y admira tanto la gente?

¡Gracias por tus palabras! se sorprende a pesar de que la pregunta tiene absoluto sentido. Yo creo que si me quieren es porque se ha encargado mi familia, con su trabajo y actitudes, de conseguirlo y a mí me viene por herencia, cosa de la cual me siento muy orgullosa. Y ya sabes, que la gente es listísima y sabe perfectamente quienes somos de verdad. Por lo que sea, traspasa la pantalla y, si caes bien suele ser porque eres buena gente y conectas con los demás. En el escenario no es suficiente ser hija de Antonio Ozores o Elisa Montes. O te lo curras y tienes madera de artista, de creativa, o regresas a tu casa por dónde has llegado. El público siempre tiene la última palabra y yo estoy muy agradecida por tal afirmación… ¡y mira que me llevé mis berrinches en mi juventud, cuando no encontraba papeles por la dichosa inexperiencia!

-         Existen campos de cultivos que, a pesar de su fertilidad, no dan frutos ni siendo bien cuidados por millones de manos ajenas ¿Tan amargas pueden ser las raíces del ser humano?

-         ¡Oh, qué profundidad hijo! me muestra un estado de estupefacción complaciente y tierno debido a su gran inteligencia y cordialidad. Bueno hay de todo en la viña del Señor. Sueles recoger lo que siembras, y a veces no lo recoges de quién lo esperas, sino de personas con quien no has cruzado ni una palabra. La vida te sorprende en muchas ocasiones. Ni amargas ni dulces sino todo lo contrario: según te lo quieras tomar. Experiencia es el nombre de nuestros errores, aciertos… de nuestro aprendizaje como ser humano primero; como profesional, en segundo lugar.

-         La inmensidad de un pueblo se mide por la fuerza de su cultura ¿Cómo valoras la Marca España de nuestro cine, teatro o cualquier otro campo creativo?

La Marca España me encanta. Este país tan maravilloso es mi hogar; mi gente, mi ciudad.... Quizá no sabemos, ni tan siquiera lo necesitemos, vendernos como los americanos, pero en cambio tenemos un espíritu de lucha, una nobleza  y una generosidad que hace de nuestro país uno de los rincones preferidos de millones de turistas de todo el mundo irradia felicidad cuando hace mención a España. ¡Me encanta representar mis obras fuera de nuestras fronteras y comprobar, en primera persona, la gran estima que sienten por nuestra hermosa tierra! En referencia al apoyo institucional a la Marca España, considero que es escaso por lo que tenemos que seguir luchando para que nuestra cultura no desaparezca o quede anclada, por ejemplo, en joyas del siglo XVII hace alusión a Cervantes. Todas las naciones se muestran muy cuidadosas al mantener viva su huella en el universo. España no puede quedarse atrás. La cultura hispana ni se compra ni se vende porque es un bien y un derecho común a tod@s. Tenemos que protegerla y mantenerla para disfrute de generaciones venideras.

-         ¿Consideras España como un país de hombres y mujeres cult@s o de gente de medias verdades humanas, sociales y políticas que no sirven para hacer cultura ni tener dignidad?

-         Considero a España como un lugar de gente muy buena, muy creativa y muy trabajadora evita prolongar la contestación dando por obvias sus anteriores palabras.


          Llegará el momento en que la vida te obligue a despedirte de los escenarios ¿lo tomarás como el fracaso, la victoria final o el broche más hermoso para tu legado profesional y/o personal?

-         Tomaré mi destino tan a gusto en ningún momento de la entrevista deja de sonreír. No soy de esas personas que necesita salir a escena para que su vida tenga más fuerza o ni para sentirse realizado como ser humano. Hace mucho tiempo que se me terminó la afición a la obsesión laboral. Lo que de verdad echaré de menos, cuando me toque retirarme de los escenarios, es a la gente que me acompaña en este precioso viaje que es el verbo vivir. Echaré de menos sus caras sonriendo y disfrutando lejos de los problemas. Viviré de los buenos recuerdos, como se suele decir. Hoy en día que vamos corriendo a todos los sitios y disfrutamos de poco tiempo para sentirnos bien con nosotr@s mism@s, lo único que deseo es seguir teniendo una vida tranquila. ¿Qué broche más preciado que valorar desde ya, esos paseos junto al mar o la montaña o la ciudad, esa alegría o ese tiempo perdido admirando una bonita flor? La paz espiritual aventaja de manera eterna a las batallas ganadas en la vida. Ese es el verdadero significado del triunfo y así me lo enseñaron mis padres.




www.instagram.com/emmaozores_clubdefans 

Comentarios

Entradas populares