Ponte en #actitudpali

Ponte en #actitudpali
Vive toda la sensualidad en tu cuerpo

EL CLOSET ABIERTO CON FABRICIO PAJARES: "Quiero ser libre y feliz"

Por Eyvind Cruz Cortes y Antonio Capurro
ldg_eyvind@hotmail.com

Entramos al closet con Fabricio Pajares Moret, un chico limeño especialista en Marketing y modelo por afición, para acompañarlo en esta odisea que comenzó desde niño, siempre estando firme en su frase #QuieroSerFelizYLibre.

¿Por qué decides compartirnos tu experiencia?

Acepté esta entrevista porque sé que cualquier aporte que se haga a la comunidad siempre es bienvenido, no sabemos si mi relato ayude a otra persona a visibilizarse ya que no creo que “salir del closet” sean las palabras correctas.

Estudié en una escuela de curas, sufrí mucho bullying, no por ser gay, era más por no ser tan “rudo” como los demás y por un tema familiar ya que mis padres se separaron cuando era un niño y mis abuelos paternos se hicieron cargo de mí, los mismos profesores me decían cosas como “no tienes mamá”, aunque para mí mi mamá era mi abuela porque fue quien me crío, claro que amo a mi madre biológica, incluso doy gracias de que mis padres se hayan separado ya que crecí en un ambiente de respeto, aceptación y de mucho amor. Aún no creo cómo en este colegio de curas podía haber tanto bullying incluido de los superiores. Una de las mejores decisiones que tomé fue salirme de esa escuela cuando entré a la secundaria, entré a un colegio diferente comenzando porque ya era uno mixto, hice muchos amigos, claro había personas que no me caían bien, pero era como parte de todo, el bullying no era un tema por el ser gay, ya que me tuve que avivar para saber que yo era diferente a los demás y que debía defenderme si ellos me molestaban con ese tema. Aprendí a dejar de ser la persona “buleada”, termine siendo una persona que sabía quién era y que podía responder cualquier agresión sin salirse del lado cómico sin dejarme de nadie.

¿Desde cuándo te das cuenta sobre tus preferencias?

Cuando era muy niño me di cuenta sobre mi preferencia, creía que era algo malo hasta que conocí a un amigo en quién podía confiar ya que teníamos gustos similares como musicales, de TV, etc. y eso ayudó a que llegara a la secundaria y tuviera claro que me gustaban los hombres, supe que no era algo malo. A pesar de todo esto decidí que no lo diría por la falta de confianza a los demás, decidí sufrir en silencio porque me gustaba un chico y sabía que esto no podía ser porque él era heterosexual, era una ilusión de niño.

¿Cómo fue tu adolescencia con el tema de ser gay?

Mis abuelos no lo sabían de mi boca, pero tampoco me obligaban a tener una vida heterosexual, para ellos era muy natural. En cambio había familiares que si preguntaban que ¿dónde estaba la novia? O ¿cuántas novias tenía? Y eso, más que temas heterosexuales, se me hacían temas machistas y discriminatorios. En quinto me presentaron un chico del que me enamoré e ilusioné, éramos de la misma edad, nos veíamos los viernes en un teléfono que está en Miraflores, justo frente donde trabajo ahora, hablábamos por Messenger todos los días, pero para ese entonces yo ya tenía amigos gays que conocí por ese amigo que me lo presentó. Iba a lugares de ambiente gay para jóvenes, recuerdo que la primer ocasión que fui no sabía cómo reaccionar fue un viernes de allí comencé a salir más y comprender mejor la vida gay y quitarme tabúes. Me enamoré de este chico que era muy cerrado, no quería que nadie lo viera en la calle conmigo o que lo tocara. A lo único que llegamos fue a un beso de “piquito”, así que decidimos terminar y lo que más me dolió fue que a la semana comenzó una relación con una mujer por guardar apariencias. Debido a esto me sumergí en la depresión del primer amor, tanto que lo borré de todas mis redes sociales.

Él fue tu amor juvenil, ¿cómo continuó la historia?

Tiempo después él me contactó y hablando decidimos regresar, pero en una ocasión que me escapé al antro con mis amigos un chico de la nada me buscó y me llamó por mi nombre, me preguntó si tal persona era mi novio, le respondí que sí y le pregunté que cómo sabía, me dijo que porque habían salido juntos una semana atrás al parque donde siempre salíamos mi chico y yo y que no sólo habían estado ellos dos sino había llegado un tercero que supuestamente era mi amigo, este chico me dijo que cuando el tercero llegó a él lo botaron y que cuando se iba vio que ellos se besaban. Eso fue una puñalada al corazón, así que dentro de mi locura llamé a este chico que se decía mi amigo como para darle un beso y le he dado una mordida que casi le arranco el labio, cuando llegué a casa abrí Messenger y había un mensaje de mi “novio” que decía “ya sé dónde has estado”, con esto confirmé que lo que me contó ese extraño era verdad. Lo terminé, dejé de conversar con gente, era un niño de casi 17 años, estaba enamoradísimo, me prometí no estar con nadie jamás (cosa que no cumplí). Mi segunda pareja la conocí por Twitter cuando iba a la universidad, era algo asombroso porque cuando nos conocimos en persona descubrimos que éramos casi idénticos físicamente, podíamos pasar como hermanos. Terminamos debido a que él me engañó por redes sociales con otros chicos, después de él me volví más abierto, podía salir con mis amigos gays, ya no me retraía con la gente. Actualmente me considero una persona no afeminada, he recibido comentarios de amigos heterosexuales que creen que el hecho de ser gay es ser afeminado por un estereotipo que ellos tienen, yo no soy así porque no me nace serlo, todos debemos ser quien nosotros queramos, respeto todos los tipos de personalidad, no hay algo que repudie de esto, tengo amigos de todo tipo. Al ser más abierto, no quiere decir que al presentarme tenga que decir “Hola soy Fabricio y soy gay”. He salido con más gente que he conocido por las Apps, aunque al final estas me terminan aburriendo ya que no hay una conversación, para quien sólo busca sexo pues es funcional, pero en mi caso busco algo más.

¿Por qué razón crees que tu familia cercana no te obligaba a mantener una vida “heterosexual”?

En la secundaria viajé con un tío paterno a Nueva York y me presentó a su pareja porque era gay, allí fue donde comprendí por qué mi familia no me obligaba a tener novia. Al ver la relación de mi tío con mi familia es cuando caigo en cuenta de lo accesible y abierta que son, en ese punto decido contarle a mi abuela. Comencé a vivir sólo, me dieron la confianza de abrirme más con ellos, eso ayudó a que me terminara de liberar. Han conocido a mis dos últimas parejas y han sido muy respetuosos y cariñosos con ellos, sé que cuando llegue la persona indicada será un tema fácil. Esto sólo lo sabe mi familia más cercana, tampoco es algo que publique en Facebook para que todos se enteren de mi vida privada, es algo mío y yo decido con quién compartirlo.

¿Qué opinas sobre el tema de diversidad en tu país? 

El tema de igualdad de derechos en Perú tengo pros y contras, sin duda quiero los mismo derechos que todos, sin embargo el que quieran que haya leyes que limiten la igualdad de derechos no me cuadra, entiendo el punto de vista de las personas heterosexuales cerradas, siento que no es culpa de ellos, sino que es cultural, ellos han crecido con el tema de que ser gay está mal y es lo peor. Nosotros como comunidad debemos de respetar como pretendemos que nos respeten. Los congresistas sobre este tema tratan de lanzar propuestas que funcionen para todos, pero aún nos falta mucho, deben entender que hay que educar a todos los que están cerrados, el tema religioso no debe ser excusa para quitarnos derechos. Todos somos personas que sentimos y que buscamos igualdad de derechos. 


¿Crees que a la comunidad LGBT le falta ser mejor en algún tema?

Me gustaría que la comunidad LGBT fuéramos más inteligente, centrados y maduros, porque ahora somos personas que si aprobaran el matrimonio igualitario correríamos a casarnos aun llevando poco tiempo con nuestras parejas, porque somos intensos. Dentro de la comunidad existen prejuicios de promiscuidad y personas que son muy afeminadas, debemos trabajar en ello. Perú somos una paloma atada, el congreso no nos permite abrir nuestras alas.

¿Cómo te ves en el futuro de manera personal y profesional?

Quisiera tener una familia, esposo e hijos, de manera personal tener una empresa propia, me encantaría ser gerente de MKT de alguna gran empresa, #QuieroSerFelizYLibre, aclaro que nunca he sufrido discriminación laboral por ser gay. Le doy mucho valor a mi familia y mi persona, tanto que desde los 17 años me hago exámenes periódicos para prevenir cualquier tipo de enfermedad aunque sea muy cuidadoso, también lo hago por temor a encontrarme con algo, ese temor lo deberíamos tener todos, tanto heterosexuales como gays porque es cuestión de prevención. Cuando no trabajo estoy con mi familia, fines de semana por las noches salgo con mis amigos para divertirnos, veo series, etc.

¿Tienes alguna persona que a quién admires o creas que te ha dejado algo en tu vida?

Tengo una persona que me inspira hasta el día de hoy, es Christina Aguilera, es una persona muy talentosa que apoya a la comunidad LGBT en su totalidad, ella me ayudó al salir al cien, porque veía lo atrevida que era, con todo  y buenos y mal comentarios, ella seguía adelante. “Beautiful” es una canción habla de la aceptación propia, aceptarte tal cual eres y “Figther” es una canción con mucho empoderamiento por mencionar algunas. Muchas de sus canciones son como distintas etapas de mi vida. Lleva en todas sus letras un poder de autoestima 
increíble.

Comentarios

Entradas populares