Ponte en #actitudpali

Ponte en #actitudpali
Vive toda la sensualidad en tu cuerpo

El RINCÓN DE DANN POR DANIEL RUIZ: VERANO DIVERSO

Por Daniel Ruiz Valderrama (Desde España)
drvarquitectos@gmail.com 

¿Qué es el cambio? Sí lográsemos responder esta pregunta con certeza podríamos entender y valorar cada segundo que vivimos en este mundo, no tendríamos obstáculos y nuestra vida tendría suficiente fluidez como para hacer realidad todos nuestros sueños. El cambio es algo que no podemos evitar y que va de la mano del paso del tiempo, por lo cual es importante entender como concepto qué es el tiempo. Para la Real Academia de la Lengua Española, la RAE, el tiempo es una “Magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro. Su unidad en el sistema Internacional es el segundo”. Sí entendemos estos dos conceptos entonces entendemos que todos los seres humanos somos exactamente iguales y nos enfrentamos al mismo dilema todos los días, lo único que nos diferencia a los unos de los otros es la capacidad que tiene cada uno para afrontar el cambio. 

Si te quedas sentado en una silla sin moverte igual el cambio te afectaría, envejecerías, te daría hambre y adelgazarías, es imposible detener el cambio y es imposible que los buenos momentos duren para siempre, así como es imposible que los malos momentos nunca terminen. Si te pones a pensar, las personas de mi generación son las que más cambios han visto y seguramente seremos testigos de mucho más en la humanidad.

Cuando yo era niño, aun no existían los teléfonos móviles, ni el internet en casa y mucho menos el internet en la palma de tu mano, las miradas aun se mantenían en alto mientras caminabas y la mejor manera para comunicarnos seguían siendo las palabras y el contacto físico. 


Seguramente en unos 10 o 20 años esta generación será testigo también de lo nuevo, lo impensable y de la humanización de la tecnología; así como las personas que han triunfado hasta el día de hoy, en un futuro, las personas exitosas serán solo aquellas que segundo a segundo se fueron adaptando, fueron reconociendo los patrones y ¿por qué no? fueron las personas que aportaron y encabezaron el cambio. 


Tu capacidad de adaptación ante las situaciones definirá qué tan lejos llegarás en la vida, muchas veces nos aferramos a personas, a cosas materiales, a lugares o etapas y se nos hace impensable vivir sin eso que añoras tanto, pero concentras tanta energía y tiempo en no querer cambiar que tu futuro se empezará a ver afectado ya que tu presente no quiere dejar de vivir en tu pasado. El pasado siempre debe ser un lugar de referencia y no de residencia. Es necesario re-inventarse día a día fortaleciendo tu personalidad, aclarando tus dudas y definiendo tu esencia teniendo como premisa que no soy la misma persona que era ayer y seguramente no seré la misma persona de mañana. 

En este momento en mi vida siento el cambio más que nunca. Se me han despejado miles de dudas con respecto a quien era y a quien soy ahora, ya no tengo presente en mi cabeza el status quo, ni los estereotipos con los que crecí y mucho menos la presión de ser lo que las personas que me rodean esperan que yo sea. Considerando que aun soy una persona joven, debo reconocer que la mayor parte de mi vida estuve viviendo y siguiendo los caminos de otras personas, familiares, seres queridos y referentes laborales; apenas hace 4 años decidí tomarme el tiempo para conocerme, hacer las paces con migo mismo y volverme amigo de esa voz interior que siempre te susurra en la toma de decisiones. Este proceso ha tenido como consecuencia el alejarme de personas que amo con todo mi corazón y que jamas dejaré de hacerlo, como puede ser mi familia, mi ex novio y algunas amistades. He entendido que el querer o amar a alguien y el estar cerca de esa persona son cosas totalmente distintas y no van de la mano, he preferido tomar las distancias necesarias sin cambiar mis sentimientos hacia esas personas, a veces es necesario tomar caminos distintos para poder evolucionar, crecer y madurar. La vida es muy corta y quiero pasar el menor tiempo posible en discusiones o en situaciones de dolor o nostalgia.

Por otro lado, cada situación que vivimos es nuestra, sea buena o mala, me corresponde aceptarla y quererla con todo mi ser por que me está pasando a mi, a nadie más. Sean logros, relaciones, enfermedades, ganancias o perdidas, son mías y la unión de todas estas han creado la persona que soy hoy en día. Lo más bonito de ser humano es que somos capaces de equivocarnos y sentir todo lo bueno y lo malo que nos traen las decisiones que hemos tomado. En este mundo todos hemos pasado por situaciones difíciles, todos hemos llorado y hemos reído, lo que nos hace buenas personas no es el no equivocarnos sino la forma en que afrontamos nuestros errores. 

Nuestro paso por este mundo esta compuesto de varias etapas, muy distintas las unas de las otras pero que es necesario vivir para lograr nuestra realización como individuos. Nuestra niñez, nuestra adolescencia, los años de formación laboral sea por estudios o por experiencia, el salir de fiesta con tus amigos hasta el cansancio, la crisis de los 30 en donde solidificar tu estabilidad económica y personal es la prioridad; luego puede que lleguen momentos de conformar una familia de uno de los miles de tipos de familia que existen hoy en día o seguir tu vocación personal de forma individual donde sea que eso te lleve. De lo único que estoy seguro es que cada una de esas etapas tiene un comienzo y un final y solo está en nosotros el saber reconocer cuando ha llegado ese momento, para así poder cerrar un capitulo y darle la bienvenida a una nueva etapa de tu vida, en donde la vivirás plenamente con todo el conocimiento adquirido en las etapas anteriores.

La vida y las personas van cambiando y por momentos mucho mas rápido que tu mente, es ahí donde entra tu capacidad de adaptación, si el cambio viene de fuentes externas como tu familia, tus amistades o tu trabajo debes evaluar si tu puedes hacer algo para mejorar, para ayudar o para acompañar ese cambio y si no es así, debes tener la fuerza y la capacidad para alejarte y seguir tu camino, valorando siempre de forma positiva todo lo que eso que dejas atrás te ha enseñado. Lo único constante en esta vida es el cambio y hay que afrontarlo siempre con una sonrisa sincera, puesto que la sonrisa es el idioma internacional de los inteligentes. 

Comentarios

Entradas populares